La eco­no­mía lle­ga a la cam­pa­ña

El Go­bierno y el PP se ofre­cen co­mo ga­ran­tía de “cer­ti­dum­bre fren­te a las ame­na­zas” que re­ba­jan las pre­vi­sio­nes

El País (País Vasco) - - ESPAÑA - C. E. CUÉ / N. JUNQUERA,

La eco­no­mía en­tra con fuer­za en la cam­pa­ña. Pe­ro no de la for­ma usual. Lo ha­bi­tual es que sea la opo­si­ción quien ata­que al Go­bierno cen­tran­do el debate en los datos ne­ga­ti­vos. Tam­bién es­tá su­ce­dien­do eso, con el PP re­for­zan­do su men­sa­je eco­nó­mi­co en las úl­ti­mas se­ma­nas. Pe­ro la no­ve­dad es que es el pro­pio Eje­cu­ti­vo el que tras­la­da que las cosas se pue­den po­ner peor pa­ra ofre­cer­se co­mo ga­ran­tía de “cer­ti­dum­bre fren­te a las ame­na­zas”, las pa­la­bras con las que arran­có, de for­ma na­da casual, la rue­da de pren­sa del Con­se­jo de Mi­nis­tros.

El Go­bierno apun­tó ayer, a tra­vés de la mi­nis­tra de Eco­no­mía, Nadia Cal­vi­ño, a la po­si­bi­li­dad de una re­ba­ja de las pre­vi­sio­nes eco­nó­mi­cas den­tro de dos se­ma­nas, cuan­do en­víe el do­cu­men­to con el cua­dro ma­cro­eco­nó­mi­co que Bru­se­las es­tá es­pe­ran­do an­tes del 15 de oc­tu­bre. Cal­vi­ño no lle­gó a de­cir­lo abier­ta­men­te, pe­ro de sus pa­la­bras se de­du­cía que eso es lo más pro­ba­ble, aun­que ella in­sis­tió en que el Go­bierno ya ha­bía si­do con­ser­va­dor pre­vien­do un oto­ño com­pli­ca­do y por eso no subió las pre­vi­sio­nes an­tes del ve­rano, cuan­do otros lo hi­cie­ron.

“Si hay que ha­cer­lo [re­ba­jar las pre­vi­sio­nes] se ha­rá, pe­ro siempre ba­jo un cri­te­rio de pru­den­cia”, in­sis­tió la mi­nis­tra de Eco­no­mía.

La com­pa­re­cen­cia de Cal­vi­ño era en sí mis­ma un men­sa­je po­lí­ti­co. El Eje­cu­ti­vo, que ya prác­ti­ca­men­te es­tá vol­ca­do en la cam­pa­ña —el pre­si­den­te se juega mu­cho y to­dos los mi­nis­tros me­nos la pro­pia Cal­vi­ño son can­di­da­tos— es­tá con­cen­tra­do en el vo­to de cen­tro, el que bus­ca es­ta­bi­li­dad en el Go­bierno.

La mi­nis­tra por­ta­voz, Isa­bel Ce­láa, lo de­jó cla­ro in­clu­so an­tes de la ron­da de pre­gun­tas. “El Go­bierno tie­ne que ha­cer fren­te a im­por­tan­tes desafíos: el Bre­xit, la sen­ten­cia del pro­cés y la desacelera­ción eco­nó­mi­ca. Por eso ne­ce­si­ta­mos un Go­bierno es­ta­ble y sa­lir del blo­queo cuan­to an­tes. So­mos un Go­bierno en fun­cio­nes, pe­ro no dis­fun­cio­nal”, sen­ten­ció.

Cal­vi­ño in­sis­tió en que no hay que crear “alar­mis­mo” pe­ro ad­mi­tió que la eco­no­mía es­pa­ño­la es abier­ta y pue­de ver­se afec­ta­da por las tur­bu­len­cias de la gue­rra co­mer­cial y los ma­los datos de otros paí­ses cla­ve, en es­pe­cial Ale­ma­nia.

En es­te con­tex­to lle­ga­rá el vo­to del 10 de no­viem­bre. Y la in­fluen­cia de los datos eco­nó­mi­cos pue­de ser de­ci­si­va. Tan­to que el PP, por ejem­plo, ha pe­di­do que se cam­bie el día del debate, que el PSOE pro­po­ne ha­cer el lu­nes 4, al mar­tes 5, por­que ese día se co­no­ce­rá el dato men­sual de pa­ro y se es­pe­ra que pue­da ser ne­ga­ti­vo. El em­pleo cre­ce al me­nor rit­mo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.