Sa­ni­dad apues­ta so­lo por un fár­ma­co fren­te al ta­ba­quis­mo

Va­rias so­cie­da­des mé­di­cas cues­tio­nan que el mi­nis­te­rio ex­clu­ya los otros dos tra­ta­mien­tos efi­ca­ces pa­ra de­jar de fu­mar

El País (País Vasco) - - SOCIEDAD - PA­BLO LIN­DE,

Tres tra­ta­mien­tos han de­mos­tra­do cien­tí­fi­ca­men­te que pue­den ayu­dar a de­jar de fu­mar. Com­bi­na­dos con se­gui­mien­to pro­fe­sio­nal, ade­más, multiplica­n las po­si­bi­li­da­des de éxi­to has­ta por cua­tro. Los tres se usan en las con­sul­tas de me­di­ci­na pri­ma­ria y en las es­pe­cia­li­za­das de des­in­to­xi­ca­ción ta­bá­qui­ca. La elec­ción de uno u otro de­pen­de, ex­pli­can los ex­per­tos, de las ca­rac­te­rís­ti­cas del pa­cien­te: años que lle­ve fu­man­do, can­ti­dad de ci­ga­rros al día… Pe­ro el Mi­nis­te­rio de Sa­ni­dad ha anun­cia­do es­ta se­ma­na que fi­nan­cia­rá so­lo uno de ellos a par­tir de enero de 2020: la va­re­ni­cli­na, que tie­ne pa­ten­te de Pfi­zer y en Es­pa­ña se co­mer­cia­li­za úni­ca­men­te ba­jo la mar­ca Cham­pix.

Aun­que mu­chos de los es­pe­cia­lis­tas y so­cie­da­des mé­di­cas (co­mo la de neu­mo­lo­gía) que tra­tan es­ta adic­ción han aplau­di­do la me­di­da, otros se pre­gun­tan por qué so­lo se fi­nan­cia un fár­ma­co. Otras vo­ces, in­clu­so, cues­tio­nan que sea per­ti­nen­te sub­ven­cio­nar el tra­ta­mien­to con­tra el ta­ba­co, cuan­do real­men­te no sue­le su­po­ner un es­fuer­zo eco­nó­mi­co adi­cio­nal pa­ra el pa­cien­te, que gas­ta en él me­nos di­ne­ro del que gas­ta­ba en las ca­je­ti­llas.

“La va­re­ni­ci­cli­na es el primero que se va a in­cluir en la pres­ta­ción far­ma­céu­ti­ca del Ser­vi­cio Na­cio­nal de Sa­lud, si el la­bo­ra­to­rio no pre­sen­ta ale­ga­cio­nes al acuer­do adop­ta­do en la Co­mi­sión In­ter­mi­nis­te­rial. Y ha si­do el primero por­que la ex­pe­rien­cia en Na­va­rra de­mues­tra que tie­ne más uti­li­za­ción. Pe­ro tam­bién es­tán en es­tu­dio otros me­di­ca­men­tos o tra­ta­mien­tos”, ex­pli­ca una por­ta­voz del Mi­nis­te­rio de Sa­ni­dad.

Na­va­rra fue la pri­me­ra co­mu­ni­dad au­tó­no­ma que fi­nan­ció es­tas te­ra­pias. Co­men­zó en di­ciem­bre de 2017, pe­ro no se li­mi­tó a sub­ven­cio­nar un fár­ma­co, sino que lo hi­zo con las tres al­ter­na­ti­vas: la va­re­ni­cli­na, la te­ra­pia sus­ti­tu­ti­va de ni­co­ti­na y el bu­pro­pión, cu­ya mar­ca co­mer­cial más co­no­ci­da es Zyn­ta­bac (de Gla­xoS­mit­hK­li­ne), pe­ro que es­tá li­bre de pa­ten­te y es ven­di­do tam­bién co­mo ge­né­ri­co.

Ma­rian Nuin, di­rec­to­ra del Ins­ti­tu­to de Sa­lud Pú­bli­ca y La­bo­ral de Na­va­rra, ca­li­fi­ca la ini­cia­ti­va de “éxi­to”. Tras el pri­mer año hi­cie­ron una eva­lua­ción y el 35% de los pa­cien­tes que se so­me­tie­ron a te­ra­pia acom­pa­ña­da de se­gui­mien­to se­guía sin fu­mar. Los dos fár­ma­cos pre­sen­ta­ron un ín­di­ce si­mi­lar de éxi­to (al­go su­pe­rior al 37%), mien­tras que el de la ni­co­ti­na ba­jó al 23%. Las ta­sas de éxi­to cre­cen cuan­ta más edu­ca­ción en torno al ta­ba­co se su­mi­nis­tra a los fu­ma­do­res, has­ta su­pe­rar el 40%. “Fi­nan­cia­mos los tres por­que ca­da uno tie­ne unas ca­rac­te­rís­ti­cas, unas in­di­ca­cio­nes y unas con­tra­in­di­ca­cio­nes; se­gún la per­so­na, le pue­de ir me­jor uno u otro”, ex­pli­ca Nuin.

Es­to es lo que re­cla­ma la So­cie­dad Es­pa­ño­la de Es­pe­cia­lis­tas en Ta­ba­quis­mo. “Si bien es cier­to que la va­re­ni­cli­na es al­go más efec­ti­va que las otras dos a ni­vel ge­ne­ral, no es así en to­dos los pa­cien­tes, de­bi­do en par­te a in­ter­ac­cio­nes con otros fár­ma­cos, con­tra­in­di­ca­cio­nes o efec­tos se­cun­da­rios”, ar­gu­men­ta en un co­mu­ni­ca­do. Se­gún su po­si­ción, pa­ra un co­rrec­to tra­ta­mien­to del pro­ble­ma del ta­ba­quis­mo, los te­ra­peu­tas res­pon­sa­bles del pro­ce­so de des­ha­bi­tua­ción

de­ben te­ner ca­pa­ci­dad de ele­gir el tra­ta­mien­to más con­ve­nien­te en ca­da pa­cien­te, de for­ma in­di­vi­dua­li­za­da. “Es­to so­lo pue­de dar­se en con­di­cio­nes de igual­dad en cuan­to a su fi­nan­cia­ción”, sen­ten­cian.

En el mis­mo sen­ti­do se ma­ni­fies­ta Mó­ni­ca Pé­rez Ríos, coor­di­na­do­ra del gru­po de ta­ba­co de la So­cie­dad Es­pa­ño­la de Epi­de­mio­lo­gía: “La fi­nan­cia­ción pú­bli­ca me pa­re­ce una bue­na me­di­da, pe­ro ¿por qué so­lo uno? ¿por qué se de­jan fue­ra el bu­pro­pión o los par­ches de ni­co­ti­na, que son el tra­ta­mien­to de pri­me­ra elec­ción pa­ra mu­chos pa­cien­tes?”

Vi­cen­te Baos, mé­di­co de fa­mi­lia y miem­bro de la Red de Ex­per­tos de la Agencia Es­pa­ño­la del Me­di­ca­men­to es uno de los que cues­tio­na in­clu­so la sub­ven­ción del Cham­pix: “Ve­mos en con­sul­ta que el di­ne­ro no es el mo­ti­vo por el que la gen­te no de­ja de fu­mar; es más ca­ra una ca­je­ti­lla dia­ria que el tra­ta­mien­to”. Baos cree que la fi­nan­cia­ción del fár­ma­co pue­de in­clu­so ba­na­li­zar el he­cho de de­jar de fu­mar, que es un pro­ce­so que re­quie­re un “gran es­fuer­zo”. Te­me que al­gu­nos fu­ma­do­res va­yan a la con­sul­ta re­cla­man­do el me­di­ca­men­to sin una ver­da­de­ra mo­ti­va­ción pa­ra des­in­to­xi­car­se, con el cos­te que es­to su­pon­drá pa­ra las ar­cas del Es­ta­do. Con­tra­po­ne que, mien­tras, exis­ten la­xan­tes de uso fre­cuen­te en per­so­nas ma­yo­res que no son fi­nan­cia­dos.

Aun­que otros co­le­gas coin­ci­den con Baos, la So­cie­dad Es­pa­ño­la de Mé­di­cos de Aten­ción Pri­ma­ria (Se­mer­gen) se en­cuen­tra en­tre las que ca­li­fi­can de “muy bue­na no­ti­cia” la fi­nan­cia­ción del fár­ma­co, al­go que lle­va­ban re­cla­man­do des­de ha­ce tiem­po. “Lo ló­gi­co es que se fi­nan­cia­ran los tres gru­pos de tra­ta­mien­to, pe­ro es ver­dad que en igual­dad de con­di­cio­nes el más efec­ti­vo es la va­re­ni­ci­cli­na”, ra­zo­na Jo­sé Luis Díaz-Ma­ro­to, coor­di­na­dor del gru­po de Ta­ba­quis­mo de la Se­mer­gen, que la se­ma­na que vie­ne ce­le­bra su con­gre­so anual y tra­ta­rá el te­ma. De­fien­de la fi­nan­cia­ción del tra­ta­mien­to pa­ra el ta­ba­quis­mo por­que “es una en­fer­me­dad y de­be ser tra­ta­da co­mo tal”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.