Cis­car, pro­ce­sa­da por frau­de en la com­pra de obras en el IVAM

El País (País Vasco) - - CULTURA - La ex­di­rec­to­ra pa­gó 3,4 mi­llo­nes por pie­zas no ori­gi­na­les de Rue­da, se­gún la juez I. ZA­FRA/ F. BONO,

La juez del ca­so IVAM pro­ce­só ayer a Con­sue­lo Cis­car, di­rec­to­ra del mu­seo va­len­ciano en­tre 2004 y 2014, por de­frau­dar pre­sun­ta­men­te con la com­pra de 58 obras de Gerardo Rue­da (Ma­drid, 1926-1996) a pre­cio de ori­gi­na­les a sa­bien­das de que se tra­ta­ban de “sim­ples re­pro­duc­cio­nes” fa­bri­ca­das tras la muer­te del es­cul­tor.

La ma­gis­tra­da del Juz­ga­do de Ins­truc­ción nú­me­ro 21 de Va­len­cia atri­bu­ye a Cis­car los de­li­tos de mal­ver­sa­ción de cau­da­les pú­bli­cos, pre­va­ri­ca­ción y fal­se­dad en do­cu­men­to ofi­cial, y ta­sa el frau­de en 3,4 mi­llo­nes de eu­ros. Tam­bién pro­ce­sa al ex­di­rec­ti­vo Juan Car­los Lle­dó y a Jo­sé Luis Rue­da, hi­jo adop­ti­vo del ar­tis­ta, que fun­dó en 1966 el Mu­seo de Arte Abs­trac­to Es­pa­ñol de Cuen­ca jun­to a Fer­nan­do Zó­bel y Gus­ta­vo Tor­ner.

A lo lar­go de 109 pá­gi­nas, la ma­gis­tra­da de­ta­lla có­mo Cis­car y Jo­sé Luis Rue­da se con­cer­ta­ron su­pues­ta­men­te pa­ra de­frau­dar al IVAM a tra­vés de dos con­tra­tos que abar­ca­ban com­pras, do­na­cio­nes y fun­di­cio­nes de es­cul­tu­ras, ade­más del acuer­do pa­ra ex­po­ner­las. Am­bos las pre­sen­ta­ron co­mo obras ori­gi­na­les del ar­tis­ta. Pe­ro, en to­do ca­so, se­ña­la la juez, po­dían en­ca­jar en con­cep­tos co­mo los de “prue­ba de au­tor, co­pia, re­pro­duc­ción, edi­ción de se­rie li­mi­ta­da o rea­li­za­ción post mor­tem”, con­tra­vi­nien­do con ello “lo pac­ta­do y es­ti­pu­la­do” en los con­tra­tos.

Dos son los ex­pe­dien­tes de ad­qui­si­ción ba­jo sos­pe­cha. El primero, fe­cha­do en 2004, se ini­ció con una car­ta en­via­da por la Fun­da­ción Rue­da a Con­sue­lo Cis­car en la que se ofre­cía al IVAM la obra El gran re­lie­ve, que ha­bía si­do ex­pues­ta en el mis­mo mu­seo en ma­yo de 1996, por 360.000 eu­ros, co­mo con­di­ción pre­via pa­ra la do­na­ción de otras 13 crea­cio­nes del ar­tis­ta.

To­das ellas, se­gún la instructor­a, no ha­bían si­do rea­li­za­das en vi­da por el es­cul­tor, sino re­pro­du­ci­das tras su muer­te en la fun­di­ción Eduar­do Capa. El se­gun­do ex­pe­dien­te, de 2006, com­pren­de la com­pra de otras sie­te obras de Rue­da por 2,6 mi­llo­nes. El con­tra­to en el que se for­ma­li­zó esa ope­ra­ción in­cluía la do­na­ción de 77 pie­zas más y obli­ga­ba al IVAM a asu­mir el gas­to de fun­dir 44 de ellas.

En el su­ma­rio, sub­ra­ya la juez, fi­gu­ran co­rreos elec­tró­ni­cos e in­for­mes de em­plea­dos del IVAM que per­mi­ten con­cluir que Cis­car y su di­rec­tor eco­nó­mi­co sa­bían que los pre­cios que es­ta­ban pa­gan­do por las obras, que en al­gu­nos ca­sos te­nían poco que ver con el mo­de­lo crea­do en vi­da por Rue­da —por­que, por ejem­plo, con­ver­tían en gigantes pe­que­ños di­se­ños del es­cul­tor— eran “des­me­su­ra­dos”. Cis­car ma­ni­fes­tó ayer a EL PAÍS su sor­pre­sa por no ha­ber re­ci­bi­do la re­so­lu­ción: “Co­mo no la ten­go no pue­do va­lo­rar­la. Lo que pue­do de­cir es que la ins­truc­ción es­tá pla­ga­da de irre­gu­la­ri­da­des y es­toy con­ven­ci­da de que en el jui­cio se de­mos­tra­rá mi inocen­cia y la de los de­más”.

Apro­ba­das por el con­se­jo

La de­fen­sa in­ci­de en que las com­pras fue­ron apro­ba­das por el con­se­jo rec­tor del mu­seo, en el que es­ta­ban in­te­gra­dos re­pre­sen­tan­tes de la Ge­ne­ra­li­tat va­len­cia­na y ex­per­tos en arte. A es­te úl­ti­mo gru­po per­te­ne­cía el ex­di­rec­tor del IVAM y del Rei­na So­fía, To­más Llo­rens. Ayer de­cli­nó ha­cer de­cla­ra­cio­nes al tra­tar­se de una re­so­lu­ción ju­di­cial cu­yo con­te­ni­do di­jo des­co­no­cer.

La ma­gis­tra­da ins­tru­ye en pa­ra­le­lo otra pie­za en la que Cis­car es­tá acu­sa­da de be­ne­fi­ciar a su hi­jo, el ar­tis­ta Rafael Blas­co Cis­car, Ra­bla­ci, con fon­dos del mu­seo. Cis­car es­tá ca­sa­da con Rafael Blas­co, ex­con­se­je­ro del Go­bierno va­len­ciano del PP, con­de­na­do a pri­sión por mal­ver­sar fon­dos de la coope­ra­ción.

La com­pra de obras de Rue­da ya fue ob­je­to de po­lé­mi­ca cuan­do el heredero in­ten­tó en 2008 ven­der 200 pie­zas del ma­dri­le­ño y otras de su co­lec­ción a la Fun­da­ción Ca­ja Ma­drid pa­ra crear un mu­seo. Pe­día 54 mi­llo­nes. El en­ton­ces di­rec­tor de la fun­da­ción, Rafael Spot­torno, las ta­só en tres mi­llo­nes y re­cha­zó la propuesta, que con­ta­ba con el res­pal­do del ex­pre­si­den­te del Go­bierno Jo­sé Ma­ría Az­nar, gran ad­mi­ra­dor de Rue­da, co­mo re­co­no­ció a los me­dios en 2008 en la inau­gu­ra­ción de una ex­po­si­ción en Ita­lia.

/ M. TO­RRES

Con­sue­lo Cis­car, en 2014.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.