Ju­lia de Cas­tro “No hay me­lo­día que su­pere a ‘La vio­le­te­ra”

El País (País Vasco) - - BABELIA OPINIÓN -

Ju­lia de Cas­tro (Ávi­la, 1984) es can­tan­te, ac­triz e his­to­ria­do­ra del arte. To­do es­to ha­ce de ella una ar­tis­ta sin­gu­lar. Con su gru­po De La Pu­rís­si­ma ha crea­do una par­ti­cu­lar ma­ne­ra de mez­clar cu­plé y jazz. Y aca­ba de pu­bli­car un li­bro, La re­to­ri­ca de­lle put­ta­ne (La Fá­bri­ca), so­bre la pros­ti­tu­ción.

¿Qué li­bro tie­ne en su me­si­lla de no­che?

Los in­grá­vi­dos, de Va­le­ria Lui­se­lli, e Ir­se, de Es­me­ral­da Ber­bel.

¿Al­guno que no pu­die­ra ter­mi­nar?

Mu­chos. Los de­tec­ti­ves sal­va­jes lo de­jé por im­po­si­ble. La pri­me­ra par­te la ter­mi­né en dos tar­des, la se­gun­da me pa­re­ció real­men­te abu­rri­da.

¿Qué es lo que más le ha sor­pren­di­do de su in­ves­ti­ga­ción so­bre la pros­ti­tu­ción?

En­ten­der que te­nía una idea in­te­lec­tua­li­za­da del con­cep­to. Cuan­do te en­cuen­tras con una mu­jer li­bre que ejer­ce in­ten­tas jus­ti­fi­car­la o idea­li­zar­la.

Afir­ma en su li­bro que la úni­ca pros­ti­tu­ción po­si­ble es la vo­lun­ta­ria. ¿Ha en­con­tra­do mu­chas que lo hi­cie­ran por gus­to?

To­das a las que he en­tre­vis­ta­do. La his­to­ria es­tá es­cri­ta por hom­bres, así que no po­dría con­tras­tar su ve­ra­ci­dad. El pro­pio Fe­rran­te Pa­lla­vi­cino, cu­ya Re­to­ri­ca de­lle put­ta­ne se in­clu­ye en mi li­bro, afir­ma que las pros­ti­tu­tas que des­cri­be ejer­cen fe­li­ces úni­ca­men­te por el di­ne­ro. Es un li­bro mi­só­gino don­de el au­tor se re­sar­ce de su de­bi­li­dad por las tra­ba­ja­do­ras se­xua­les, a las que, a su pe­sar, vi­si­ta­ba muy a me­nu­do.

Es us­ted can­tan­te, ac­triz, ca­ba­re­te­ra, cu­ple­tis­ta, his­to­ria­do­ra del arte. ¿Qué tie­ne en co­mún to­do es­to?

Un gé­ne­ro es­cé­ni­co-mu­si­cal cu­yas re­pre­sen­tan­tes li­de­ra­ban las es­ce­nas de prin­ci­pios del XX. Na­da de ca­ba­re­te­ras, cu­ple­tis­tas. Des­cu­brí que el cu­plé abar­ca­ba mu­chas dis­ci­pli­nas cuan­do lo in­ves­ti­gué en pro­fun­di­dad. Mu­je­res cul­tas y sen­sua­les, co­mo La Go­ya, que su­pie­ron desa­rro­llar un dis­cur­so pro­pio.

¿Su cu­plé fa­vo­ri­to?

La vio­le­te­ra, no hay me­lo­día que su­pere a la de Pa­di­lla. Se me eri­za la piel ca­da vez que sue­na o la can­to.

¿Qué en­car­go no acep­ta­ría ja­más?

To­car en un cum­plea­ños, o pa­ra ame­ni­zar cual­quier reunión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.