Há­bi­tos cul­tu­ra­les

El País (País Vasco) - - OPINIÓN -

Los há­bi­tos de con­su­mo de pro­duc­tos cul­tu­ra­les han cam­bia­do. Du­ran­te años, Es­pa­ña ha fi­gu­ra­do en la lis­ta ne­gra de la pi­ra­te­ría por vul­ne­rar los de­re­chos de pro­pie­dad in­te­lec­tual, pe­ro es­ta es una si­tua­ción que es­tá re­ver­tien­do. Una ma­cro­en­cues­ta rea­li­za­da por el Mi­nis­te­rio de Cul­tu­ra po­ne de re­lie­ve que las des­car­gas gra­tui­tas a tra­vés de In­ter­net (en gran me­di­da, ile­ga­les) han ex­pe­ri­men­ta­do en los úl­ti­mos años un no­ta­ble des­cen­so. El in­cre­men­to de la ofer­ta de con­te­ni­dos, una exi­to­sa per­se­cu­ción de las pá­gi­nas web frau­du­len­tas y una ma­yor sen­si­bi­li­dad de los usua­rios pa­ra pa­gar por pro­duc­tos on­li­ne han con­tri­bui­do a re­du­cir una la­cra per­ni­cio­sa pa­ra la per­vi­ven­cia de la in­dus­tria cul­tu­ral.

Con ma­yor o me­nor in­ten­si­dad, el im­pac­to de la pi­ra­te­ría se ha per­ci­bi­do en to­dos los sec­to­res, des­de el ci­ne has­ta los vi­deo­jue­gos, pa­san­do por los li­bros, las se­ries o la mú­si­ca. En lí­neas ge­ne­ra­les, el ac­ce­so a con­te­ni­dos ilí­ci­tos se ha fre­na­do y las des­car­gas le­ga­les son ca­da vez más sig­ni­fi­ca­ti­vas, una ten­den­cia que po­drá re­per­cu­tir en ma­yo­res in­ver­sio­nes pa­ra las crea­cio­nes cul­tu­ra­les. Si se to­man co­mo re­fe­ren­cia las des­car­gas gra­tui­tas tan­to en ví­deo co­mo en mú­si­ca, se ob­ser­va un des­cen­so elo­cuen­te. Se­gún los da­tos mi­nis­te­ria­les, ha­ce cua­tro años su­po­nían el 18,3% en ví­deo y el 16,1% en mú­si­ca, mien­tras que la en­cues­ta he­cha pú­bli­ca es­ta se­ma­na si­túa los por­cen­ta­jes en el 5,1% y el 3,7%, res­pec­ti­va­men­te.

En es­te gi­ro han con­flui­do va­rios fac­to­res: el aba­ra­ta­mien­to de las pla­ta­for­mas que al­ber­gan los con­te­ni­dos, lo que per­mi­te al pú­bli­co jo­ven —el más con­su­mi­dor de pro­duc­tos cul­tu­ra­les— sus­cri­bir­se a unos pre­cios ra­zo­na­bles; y una ma­yor pre­sión ju­di­cial y ad­mi­nis­tra­ti­va so­bre la pi­ra­te­ría, que ha con­ta­do con la co­la­bo­ra­ción ac­ti­va de las em­pre­sas de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes. Es­tos ele­men­tos han con­tri­bui­do a que más de la mi­tad de los es­pa­ño­les es­tén sus­cri­tos a pla­ta­for­mas, lo que evi­den­cia un vuel­co en esa vieja idea de que to­do lo que cir­cu­la por In­ter­net es gra­tis.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.