Puig­de­mont im­po­ne al PDeCAT sus lis­tas pa­ra las ge­ne­ra­les

El País (País Vasco) - - ESPAÑA - C. S. B.,

El PDeCAT ha da­do luz ver­de a que los lí­de­res del pro­cés en pri­sión pre­ven­ti­va en­ca­be­cen las lis­tas de Junts per Ca­ta­lun­ya pa­ra las pró­xi­mas elec­cio­nes ge­ne­ra­les. En un con­sell na­cio­nal ex­tra­or­di­na­rio, la for­ma­ción apro­bó la con­fi­gu­ra­ción de las can­di­da­tu­ras que, en la práctica, de­ci­dió uni­la­te­ral­men­te el en­torno más pró­xi­mo del ex­pre­si­dent Car­les Puig­de­mont, hui­do de la jus­ti­cia es­pa­ño­la en Bél­gi­ca.

Así, el ex­pre­si­den­te de la ANC Jor­di Sàn­chez re­pe­ti­rá co­mo ca­be­za por Bar­ce­lo­na. Los ex­con­se­je­ros Jor­di Turull, Joa­quim Forn (que no ha­bía si­do can­di­da­to en las pa­sa­das ge­ne­ra­les) y Jo­sep Rull li­de­ra­rán las can­di­da­tu­ras de Llei­da, Gi­ro­na y Ta­rra­go­na, res­pec­ti­va­men­te. La nú­me­ro dos por Bar­ce­lo­na se­rá Lau­ra Bo­rràs. Tam­bién fi­gu­ran el abo­ga­do de Puig­de­mont, Jau­me Alon­so-Cue­vi­llas, que es­ta vez es­tá en la lis­ta por Bar­ce­lo­na pa­ra el Con­gre­so, y el ami­go per­so­nal del ex­pre­si­dent, Jo­sep Ma­ria Ma­ta­ma­la, que es de nue­vo el ca­be­za de lis­ta pa­ra el Se­na­do por la de­mar­ca­ción de Gi­ro­na.

Apar­car la fu­sión

Se re­pi­te así la tó­ni­ca de las úl­ti­mas ci­tas elec­to­ra­les, en las que los neo­con­ver­gen­tes ter­mi­nan sub­yu­ga­dos a los de­seos del en­torno de Puig­de­mont. La mar­ca Junts per Ca­ta­lun­ya, in­ven­ta­da por el ex­pre­si­den­te, es pro­pie­dad del par­ti­do he­re­de­ro de Con­ver­gèn­cia. La re­la­ción es com­pli­ca­da y des­de el PDeCAT no en­cuen­tran có­mo mar­car per­fil pro­pio, más ale­ja­do del con­flic­to di­rec­to con­tra el Es­ta­do. El atrac­ti­vo elec­to­ral de Puig­de­mont si­gue fun­cio­nan­do y los ne­con­ver­gen­tes no lo­gran con­tra­rres­tar­lo.

El pre­si­den­te del PDeCAT, Da­vid Bon­vehí, pu­so el acen­to en que sa­lían “fuer­tes, uni­dos y con to­das las ga­nas” a los co­mi­cios. Con to­do, tam­bién lan­zó un avi­so y ase­gu­ró en su in­ter­ven­ción que el par­ti­do de­ja­rá “apar­ca­do” el de­ba­te so­bre su fu­tu­ro y re­la­ción con los es­pa­cios de Junts per Ca­ta­lun­ya y La Cri­da Na­cio­nal per la Re­pú­bli­ca, el par­ti­do pro­mo­vi­do por Puig­de­mont.

La par­ti­ci­pa­ción de los pre­sos ha­bía si­do pues­ta en du­da por la pro­pia Bo­rràs, que des­pués rec­ti­fi­có. Si son con­de­na­dos, se­rán in­ha­bi­li­ta­dos y la lis­ta ten­drá que co­rrer, con lo cual su can­di­da­tu­ra se­ría me­ra­men­te sim­bó­li­ca. Den­tro de al­gu­nos sec­to­res del PDeCAT, por ejem­plo, sen­tó mal el fi­cha­je de Ro­ger Es­pa­ñol, que per­dió un ojo el 1-O, pa­ra li­de­rar la lis­ta al Se­na­do por Bar­ce­lo­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.