Un me­dio pa­ra mos­trar el po­der y la ri­que­za

El País (País Vasco) - - DEPORTES -

Los me­dios de co­mu­ni­ca­ción, cu­ya mi­sión no es pro­mo­cio­nar el Mun­dial, sino con­tar lo que pa­sa, y no so­lo las ca­rre­ras, han re­la­ta­do la au­sen­cia de es­pec­ta­do­res en el es­ta­dio, co­mo tam­bién la re­fle­ja­ron en to­dos los Mun­dia­les an­te­rio­res ce­le­bra­dos en un país po­lí­ti­ca­men­te ais­la­do en su en­torno por su postura an­te Irán, que usa la or­ga­ni­za­ción de even­tos co­mo me­dio de mos­trar el po­der que le otor­ga su ri­que­za inago­ta­ble. Le di­cen la diplomacia del de­por­te, el soft po­wer. Or­ga­ni­za com­pe­ti­cio­nes an­te el vacío del de­sier­to y la in­di­fe­ren­cia de los na­ti­vos en las gra­das an­te de­por­tes que no en­tien­den ni quie­ren en­ten­der. Ocu­rrió en el Mun­dial de gim­na­sia (2018), en el de ci­clis­mo (2016) o en el de ba­lon­mano (2015), en el que has­ta con­tra­ta­ron cla­ques de afi­cio­na­dos pro­fe­sio­na­les del ex­tran­je­ro que cam­bia­ban ca­da día de ban­de­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.