Ita­lia, el pró­xi­mo asal­to

El País (País Vasco) - - NEGOCIOS EMPRESAS Y SECTORES - CRE­CI­MIEN­TO

Ja­vier Bo­tín guar­da aún un as ba­jo la man­ga. Su fir­ma de in­ver­sión si­gue sien­do pro­pie­ta­ria y ges­tio­nan­do Vi­tal­dent Ita­lia, que cuen­ta con 80 clí­ni­cas pro­pias. Fuen­tes cer­ca­nas a JB Ca­pi­tal ex­pli­can que el plan es au­men­tar en 15 o 20 clí­ni­cas al año, aun­que en el fu­tu­ro creen que la di­vi­sión ita­lia­na de Vi­tal­dent pue­de aca­bar tam­bién en ma­nos de Ad­vent In­ter­na­tio­nal, que, de mo­men­to, pre­fie­re cen­trar su ex­pan­sión en Es­pa­ña con la ta­rea de nue­vas aper­tu­ras y ad­qui­si­cio­nes de otras ca­de­nas. El mer­ca­do ita­liano ofre­ce gran­des po­si­bi­li­da­des de cre­ci­mien­to pa­ra es­te ti­po de ac­ti­vi­dad ya que so­lo el 8% del ne­go­cio de la sa­lud bu­co­den­tal es­tá en ma­nos de ca­de­nas de clí­ni­cas fren­te al 20% en Es­pa­ña. Eso sí, ex­pli­can des­de JB Ca­pi­tal, en Ita­lia exis­ten más tra­bas bu­ro­crá­ti­cas pa­ra la aper­tu­ra de clí­ni­cas. Pe­se a ello, el ob­je­ti­vo se en­cuen­tra en al­can­zar un to­tal de 125 clí­ni­cas pro­pias en los pró­xi­mos tres años. un pro­ce­so de me­jo­ra con­ti­nua. Con la ca­pa­ci­dad de in­ver­sión de Ad­vent In­ter­na­tio­nal, nues­tro li­de­raz­go ac­tual y los pro­ce­sos de in­no­va­ción que te­ne­mos, es­ta­mos pre­pa­ra­dos pa­ra se­guir en ca­be­za del sec­tor”.

Los vien­tos co­rren a fa­vor en cuan­to a los ti­pos de in­te­rés, ya que en­tre el 65% y el 70% de los tra­ta­mien­tos se fi­nan­cian y es­ta es una de las cla­ves del éxi­to de las ca­de­nas. Ló­gi­ca­men­te los ti­pos ba­jos aba­ra­tan los tra­ta­mien­tos. Pe­ro hay más. Cuan­do el pro­té­si­co den­tal Er­nes­to Col­man lle­gó a Es­pa­ña con po­co más de 180.000 pe­se­tas ba­jo el bra­zo, la vi­si­ta al den­tis­ta era prác­ti­ca­men­te co­sa de ur­gen­cia pa­ra gran par­te de la po­bla­ción. Só­lo se iba por una in­ci­den­cia im­por­tan­te, no pa­ra me­jo­rar la es­té­ti­ca o la hi­gie­ne.

La de­ci­sión de ba­jar las clí­ni­cas den­ta­les des­de los pi­sos a los lo­ca­les co­mer­cia­les y el uso de una pu­bli­ci­dad agre­si­va pa­ra cap­tar clien­tes re­vo­lu­cio­nó el sec­tor. Aun­que el ver­da­de­ro des­pe­gue vino de la mano de la fi­nan­cia­ción. En el mo­de­lo an­te­rior ha­bía que pa­gar a to­ca­te­ja al den­tis­ta y su­po­nía un des­em­bol­so im­por­tan­te que de­ja­ba a las cla­ses me­dias y me­dias-ba­jas fue­ra de la sa­lud oral. Aho­ra no son tan de­ci­si­vos los ti­pos de in­te­rés co­mo la fa­ci­li­dad en los pa­gos. Es­tas fir­mas tra­ba­jan con gran­des ban­cos y em­pre­sas de ser­vi­cios de in­ver­sión que per­mi­ten ofre­cer cuo­tas men­sua­les ba­jas que son ac­ce­si­bles a prác­ti­ca­men­te to­da la po­bla­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.