En ma­nos de las má­qui­nas

La apli­ca­ción de la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial pa­ra el desa­rro­llo de mo­de­los de ne­go­cio en las es­pa­ño­las mar­ca la sex­ta edi­ción del fo­ro South Sum­mit

El País (País Vasco) - - NEGOCIOS EMPRENDEDO­RES -

ex­pli­ca­ba mi­nu­tos an­tes de par­ti­ci­par co­mo po­nen­te en una de las con­fe­ren­cias del fo­ro.

A pe­sar de es­tas me­jo­ras, el ca­mino pa­ra que los jó­ve­nes pro­yec­tos em­pre­sa­ria­les se desa­rro­llen en Es­pa­ña no es­tá exen­to de obs­tácu­los. Un año des­pués de que la an­te­rior al­cal­de­sa de Ma­drid, Manuela Car­me­na, pi­die­ra po­ten­ciar la pre­sen­cia de la mu­jer en el cam­po del em­pren­di­mien­to, y de que el pre­si­den­te del Go­bierno, Pe­dro Sánchez, pro­me­tie­ra una ley pa­ra im­pul­sar las start-ups es­pa­ño­las, el South Sum­mit ha re­gre­sa­do sin pro­gre­sos en nin­guno de los dos fren­tes. El por­cen­ta­je de mu­je­res em­pren­de­do­ras cae al 19%, tres pun­tos me­nos que en 2018 se­gún un es­tu­dio del pro­pio fo­ro, mien­tras que la ley que iba a ga­ran­ti­zar in­cen­ti­vos fis­ca­les pa­ra las start-ups ha que­da­do re­le­ga­da por el es­tan­ca­mien­to po­lí­ti­co que man­tie­ne al Go­bierno en fun­cio­nes.

Me­nos mu­je­res

Ben­ju­mea la­men­ta el re­tro­ce­so en el em­pren­di­mien­to fe­me­nino. “Es una reali­dad que re­gis­tra­mos des­de el na­ci­mien­to del fo­ro. El pri­mer año re­cuer­do que man­dé re­vi­sar las es­ta­dís­ti­cas por­que no me las creía”. En su opi­nión, el pro­ble­ma va más allá de las di­fi­cul­ta­des de fi­nan­cia­ción que en­cuen­tran las mu­je­res: “Mu­chas ve­ces es una tra­ba psi­co­ló­gi­ca por­que no nos ve­mos ca­pa­ces de em­pren­der. Te­ne­mos que con­ven­cer­nos de que so­mos ca­pa­ces de ello”.

Otro de los re­tos a re­sol­ver, se­gún los ex­per­tos, pa­ra que el sec­tor em­pren­de­dor pue­da des­pe­gar por fin en Es­pa­ña es la tri­bu­ta­ción. “Aquí la fis­ca­li­dad es tre­men­da y eso nos po­ne en una si­tua­ción di­fí­cil”, ex­pli­ca Ule­cia.

Mat­hieu Le­feb­vre, con­se­je­ro de Wa­ga, la fir­ma de ener­gía re­no­va­ble fran­ce­sa que ga­nó la com­pe­ti­ción de Ener­gía y Sos­te­ni­bi­li­dad de es­te South Sum­mit, cree que los em­pren­de­do­res “no pue­den es­pe­rar a los po­lí­ti­cos”. El di­rec­ti­vo fran­cés, de 38 años, ci­ta co­mo ejem­plo a su em­pre­sa, que en cua­tro años ha ins­ta­la­do cin­co fac­to­rías que transforma­n el me­tano de los ver­te­de­ros en ener­gía eco­ló­gi­ca. “Lle­va­mos más de 10 años tra­ba­jan­do en es­te cam­po. Lo más im­por­tan­te es te­ner una so­lu­ción a un pro­ble­ma exis­ten­te, a una ne­ce­si­dad ur­gen­te. En nues­tro ca­so, el cam­bio cli­má­ti­co es una reali­dad con un cos­te muy ca­ro pa­ra to­da la so­cie­dad, y nues­tra ren­ta­bi­li­dad a lar­go pla­zo nos ha­ce atrac­ti­vos tan­to a fon­dos pri­va­dos co­mo pú­bli­cos”, con­clu­ye Le­feb­vre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.