Jon Rahm ha­ce su­yo el Open

El gol­fis­ta vas­co con­quis­ta con 22 ba­jo par el Abierto na­cio­nal por se­gun­do año se­gui­do, su no­veno tí­tu­lo pro­fe­sio­nal

El País (País Vasco) - - DEPORTES - JUAN MORENILLA, Cla­si­fi­ca­ción

La úni­ca pre­gun­ta que Jon Rahm ha­bía de­ja­do sin res­pon­der era cuán­to. Cuán­tos gol­pes iba a aca­pa­rar de ven­ta­ja pa­ra ga­nar por se­gun­do año con­se­cu­ti­vo el Open de Es­pa­ña. El quién, qué, cuán­do, dón­de y có­mo ya lo ha­bía de­ja­do es­cri­to el sá­ba­do con un -8 en el día pa­ra -17 en to­tal, ea­gle en el par cua­tro del ho­yo 16 in­clui­do, y to­dos los de­más en fi­la y a un mun­do de dis­tan­cia. La in­cóg­ni­ta se re­sol­vió con una tar­je­ta fi­nal del vas­co de -22 (ré­cord del tor­neo igua­lan­do el re­gis­tro de Ken­neth Fe­rrie en 2003), cin­co gol­pes de ren­ta so­bre Ra­fa Ca­bre­ra Be­llo y sie­te so­bre Sa­muel del Val. Pa­ra ellos ha­bía que­da­do la lu­cha por el se­gun­do pues­to.

Rahm abra­zó su no­veno tí­tu­lo co­mo pro­fe­sio­nal con 24 años y des­pués de tres y me­dio de ca­rre­ra en la éli­te, un ca­mino que ha re­co­rri­do a to­da pas­ti­lla. En ese cor­to pe­rio­do ha triun­fa­do en Estados Unidos, ha te­ni­do op­cio­nes de ser nú­me­ro uno del mun­do, ha pi­ca­do al­to en los gran­des, ha ga­na­do una Ry­der con Eu­ro­pa y se ha ins­ta­la­do en­tre los me­jo­res del planeta, hoy quin­to en el ran­king. Es­te curso ha aca­ba­do en­tre los 10 me­jo­res en más del 65% de los tor­neos que ha dispu­tado. Tam­bién ha lle­va­do al cam­po de golf a mi­les de es­pec­ta­do­res cuan­do ha com­pe­ti­do en Es­pa­ña. Ya lo hi­zo el curso pa­sa­do, cuan­do en Jon Rahm, 262 gol­pes, -22. Ra­fa Ca­bre­ra Be­llo, -17. Sa­muel del Val, -15.

Jeff Wint­her (Din), J. Han­sen (Din) y Adri Ar­naus, -13.

Ser­gio Gar­cía, M. Ka­wa­mu­ra (Jap), J. Har­ding (Sud), J. Scri­ve­ner (Aus) y Z. Lom­bard (Sud), -12.

Ale­jan­dro Ca­ñi­za­res, -9.

Mi­guel Án­gel Ji­mé­nez, Pa­blo La­rra­zá­bal, -6.

E. de la Ri­va, N. El­vi­ra, -5. A. Gar­cía Heredia, -2. Bor­ja Vir­to, -1. Adrian Otae­gui, par. el Cen­tro Na­cio­nal fue el gan­cho pa­ra atraer a más de 50.000 afi­cio­na­dos. Y es­ta cam­pa­ña, en el re­no­va­do Mu­tuac­ti­vos Open de Es­pa­ña que se ha ce­le­bra­do en el Club de Cam­po Vi­lla de Ma­drid —don­de ga­nó Se­ve en 1995 su úl­ti­mo tor­neo in­di­vi­dual—, más de lo mis­mo. Han si­do 31.219 es­pec­ta­do­res du­ran­te los cua­tro días de com­pe­ti­ción —es­te curso la en­tra­da era de pa­go, 10 y 20 eu­ros, no gra­tis co­mo ha­ce un año—.

“El ca­lor del pú­bli­co es­pa­ñol es só­lo com­pa­ra­ble a lo que sien­to en la Ry­der Cup”, di­jo Rahm tras su triun­fo. “Des­de el ho­yo 1 to­do ha si­do in­creí­ble. Al fi­nal he que­ri­do ser egoís­ta y dis­fru­tar yo de ellos en los cin­co úl­ti­mos ho­yo. ¿Có­mo no voy a ve­nir el año que vie­ne?”.

Rahm se co­ro­nó en­tre un gen­tío que, des­car­ta­da la emo­ción por co­no­cer al ga­na­dor, que­ría ver de cer­ca al gran do­mi­na­dor del Open. El de Ba­rri­ka en­ca­de­nó ron­das de 66, 67, 63 y 66 gol­pes, y por pri­me­ra vez en su ca­rre­ra de­fen­dió con éxi­to un tí­tu­lo a la tem­po­ra­da si­guien­te de con­quis­tar­lo. “El año pa­sa­do, en el Cen­tro Na­cio­nal, la cla­ve es­tu­vo en el dri­ve. Es­ta vez ha si­do el acier­to con los hie­rros lo que me ha he­cho ga­nar. Con las con­di­cio­nes de es­ta se­ma­na, con ju­gar so­lo una ron­da de prác­ti­cas, ha si­do cla­ve pa­ra es­tar cómodo. Tam­bién la pa­cien­cia al prin­ci­pio y la bue­na iner­cia en los se­gun­dos nue­ve ho­yos de vier­nes y sá­ba­do. Ca­da día ha te­ni­do sus pun­tos im­por­tan­tes”, ana­li­zó el cam­peón.

Co­mo Dus­tin John­son

Su no­ve­na vic­to­ria en tres años co­mo pro­fe­sio­nal es un re­gis­tro que en es­te pe­rio­do so­lo igua­la el es­ta­dou­ni­den­se Dus­tin John­son. “¡No lo sa­bía!”, di­jo Rahm al co­no­cer la es­ta­dís­ti­ca. “No sé qué de­cir. Más im­por­tan­te es el he­cho de re­va­li­dar el tí­tu­lo por pri­me­ra vez, y más ha­cer­lo en mi país y an­te mi pú­bli­co. Am­bos da­tos su­po­nen pa­ra mí un ho­nor, un pre­mio al sa­cri­fi­cio de es­tos años por ser con­sis­ten­te y me­jor gol­fis­ta ca­da día. Son da­tos que va­lo­ra­ré más en un par de días”, afir­mó.

La ti­ra­nía de Rahm apa­gó cual­quier in­ten­to de in­su­rrec­ción. El ful­gor de la es­tre­lla en­som­bre­ció to­do lo de­más. Ca­bre­ra Be­llo fue el pri­me­ro de los mor­ta­les y otro jor­na­le­ro se ga­nó el de­re­cho a bri­llar con luz pro­pia. En­tre gol­fis­tas que com­pi­ten en Estados Unidos, jó­ve­nes pe­ga­do­res e ilus­tres ve­te­ra­nos sa­có la ca­be­za Sa­muel del Val, un ma­ra­to­niano acos­tum­bra­do a tran­si­tar por ca­rre­te­ras se­cun­da­rias. Del Val, bil­baíno de 32 años, ha pa­sa­do por el PGA de La­ti­noa­mé­ri­ca, el Web.com Tour, el Cha­llen­ge Tour, el cir­cui­to asiá­ti­co y el eu­ro­peo en bus­ca de for­tu­na. Y con el de­pó­si­to muy justo de fuer­zas (ha ju­ga­do 20 de las úl­ti­mas 23 se­ma­nas) ac­ce­dió al po­dio de es­te Open de Es­pa­ña. Un pa­so por de­trás de Ca­bre­ra, a un buen tre­cho de Rahm, amor y se­ñor del Open.

De­rro­ta del Ba­rça en An­do­rra

El Ba­rça ce­dió su pri­me­ra de­rro­ta en la li­ga ACB en su vi­si­ta al An­do­rra (86-84). Diag­ne anotó 19 pun­tos y De­la­ney fa­lló el tri­ple fi­nal.

/ VÍCTOR LERENA (EFE)

Jon Rahm po­sa con el tro­feo de cam­peón del Open.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.