PSOE y PP an­te la des­ace­le­ra­ción

El País (País Vasco) - - ESPAÑA -

El PSOE y su can­di­da­to, Pe­dro Sánchez, ad­mi­ten sin eu­fe­mis­mos que la des­ace­le­ra­ción eco­nó­mi­ca es un he­cho. No se pue­de ha­blar de re­ce­sión (dos caí­das tri­mes­tra­les del PIB), pe­ro las pre­vi­sio­nes van a la ba­ja con cla­ri­dad. ¿Quién y có­mo ges­tio­na­rá la des­ace­le­ra­ción? Es­te se­rá un asun­to ca­pi­tal en las campañas del PSOE y del PP, aun­que en ese te­rreno de juego en­tra tam­bién de lleno Podemos.

Co­mo en 2008, la ges­tión de una eco­no­mía de­cli­nan­te es­tá lla­ma­da a con­ver­tir­se en un ele­men­to cru­cial el 10-N. El sec­tor del au­to­mó­vil, que su­po­ne en torno al 10% del PIB, pue­de sufrir de lo lin­do; el tu­ris­mo se en­fren­ta a una ele­va­da in­cer­ti­dum­bre por las du­das acer­ca de la eco­no­mía glo­bal. La im­pre­sión com­par­ti­da en las cú­pu­las de los par­ti­dos es que la eco­no­mía ha en­tra­do de lleno en cam­pa­ña, aun­que los ries­gos no ha­yan ca­la­do aún en­tre los tra­ba­ja­do­res, fun­cio­na­rios y au­tó­no­mos.

Des­de es­ta pers­pec­ti­va, a los so­cia­lis­tas no les im­por­ta que sus ad­ver­sa­rios trans­mi­tan que vie­nen ma­los tiem­pos. El PSOE sub­ra­ya la di­fe­ren­cia en­tre que un pro­gre­sis­ta ges­tio­ne las va­cas fla­cas o que lo ha­ga un con­ser­va­dor: “Va­mos a dar la vuel­ta a los ar­gu­men­tos de la de­re­cha cuan­do in­vo­ca la cri­sis; en una si­tua­ción de en­fria­mien­to de la eco­no­mía hay di­fe­ren­cias acer­ca de dón­de se pro­du­cen los re­cor­tes y có­mo se re­par­ten las car­gas de la cri­sis”, se­ña­lan in­ter­lo­cu­to­res so­cia­lis­tas del co­mi­té de cam­pa­ña. Eso sí: sin dra­ma­ti­zar. No se dan los des­equi­li­brios eco­nó­mi­cos de ha­ce una dé­ca­da, pe­ro “hay ra­zo­nes pa­ra es­tar aler­ta”. El PP pre­su­me de ges­tión eco­nó­mi­ca y pa­sa al ata­que: los so­cia­lis­tas se con­du­cen mal en eco­no­mía; la prue­ba es que de­ja­ron un pa­no­ra­ma te­rri­ble en 2011.

Unos y otros es­tán pre­pa­ra­dos pa­ra esa pe­lea. Em­pe­zan­do por las pen­sio­nes: el PSOE avan­zó ayer que in­clu­so en fun­cio­nes ac­tua­li­za­rá las pen­sio­nes con el IPC. Y los so­cia­lis­tas aña­den que con el PP “se vol­ve­rá a la subida del 0,25%”, se­ña­lan fuen­tes so­cia­lis­tas. El equi­po de Sánchez des­ta­ca que se si­gue crean­do em­pleo, aun­que la des­ace­le­ra­ción es un he­cho en el mer­ca­do la­bo­ral, y cons­ta­tan que en Es­pa­ña, cuan­do

aso­ma una cri­sis, siem­pre se tra­du­ce en des­truc­ción de em­pleo; es­ta vez no se va a ne­gar la evi­den­cia, co­mo ocu­rrió con ZP.

Fren­te a esa pos­tu­ra, la con­ven­ción eco­nó­mi­ca del fin de se­ma­na de­jó cla­ras las ideas del PP: su lí­der, Pa­blo Ca­sa­do, ase­gu­ró que si su par­ti­do ga­na las elec­cio­nes “evi­ta­rá la cri­sis eco­nó­mi­ca”. No es­tá cla­ro có­mo lo ha­rá. El PP pro­me­te una ba­ja­da ge­ne­ra­li­za­da y ma­si­va de im­pues­tos, si­mi­lar a la que pro­po­ne Cs, pe­se a que Es­pa­ña tie­ne el ma­yor dé­fi­cit de Eu­ro­pa y una deu­da que Ra­joy de­jó ro­zan­do el 100% del PIB.

En­tre esos dos re­la­tos, Podemos se di­ri­gi­rá a los vo­tan­tes de la iz­quier­da pa­ra ad­ver­tir que tan­to el PP co­mo al PSOE “siem­pre han tras­la­da­do el cos­te de la cri­sis a las fa­mi­lias más po­bres y a las cla­ses medias”, es­cri­be Igle­sias en su cuen­ta de Twit­ter. “Hoy es­tá en juego si la re­ce­sión la pa­ga­rán los de aba­jo, per­dien­do de­re­chos. O los de arri­ba, per­dien­do pri­vi­le­gios”, apun­ta un Igle­sias muy pre­sio­na­do por la lle­ga­da de Íñi­go Erre­jón a la po­lí­ti­ca na­cio­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.