El PSOE car­ga con­tra Erre­jón tras las úl­ti­mas en­cues­tas

El País (País Vasco) - - ESPAÑA - J. MAR­COS / C. E. CUÉ,

El PSOE ha aban­do­na­do el tono cán­di­do con el que re­ci­bió el re­gre­so de Íñi­go Erre­jón a la are­na po­lí­ti­ca na­cio­nal. La com­pe­ten­cia en­tre Más Ma­drid y Uni­das Podemos se con­tem­pló en Fe­rraz en un pri­mer mo­men­to co­mo una for­ma más de de­bi­li­tar el 10-N a Pa­blo Igle­sias. In­clu­so an­tes del ve­rano se uti­li­zó co­mo una me­di­da de pre­sión a Podemos pa­ra que re­nun­cia­ra a la coa­li­ción. Pe­ro aho­ra el PSOE ha vis­to que Erre­jón tam­bién es­tá pe­ne­tran­do en su elec­to­ra­do y fre­na el cre­ci­mien­to que es­pe­ra­ban. “Es par­te del pro­ble­ma”, car­gó Adria­na Las­tra.

El cam­bio es no­ta­ble y lle­ga justo cuan­do se han pu­bli­ca­do va­rias en­cues­tas que se­ña­lan que el PSOE es­tá es­tan­ca­do o in­clu­so po­dría per­der al­gún es­ca­ño. Los so­cia­lis­tas in­sis­ten en pú­bli­co en que esas en­cues­tas no son rea­lis­tas, y creen que Erre­jón so­bre to­do le qui­ta vo­tos a Podemos. Des­de el en­torno de Pe­dro Sánchez

se­ña­lan que lo po­co que le pue­da qui­tar el lí­der de Más País lo com­pen­sa­rán con cre­ces por el cre­ci­mien­to que ten­drán por el cen­tro y de vo­tan­tes de Ciu­da­da­nos. Pe­ro las en­cues­tas pu­bli­ca­das de mo­men­to se­ña­lan otra co­sa. Y el cam­bio de dis­cur­so es muy cla­ro.

“Hay di­fe­ren­cias muy no­ta­bles de có­mo en­tien­den la po­lí­ti­ca Erre­jón e Igle­sias. Erre­jón pro­pu­so en la Co­mu­ni­dad al­go que pa­re­ce­ría cien­cia fic­ción pen­san­do co­mo Igle­sias: dar los vo­tos gra­tis a Án­gel Ga­bi­lon­do aun­que con­ta­ra con Ciu­da­da­nos pa­ra evi­tar que la ul­tra­de­re­cha tu­vie­ra in­fluen­cia en el Go­bierno, co­mo aho­ra tie­ne. He vis­to co­sas que ha di­cho y ha he­cho que me pa­re­cen po­si­ti­vas y es­pe­ran­za­do­ras”, afir­mó Pe­dro Sánchez cuan­do Erre­jón to­da­vía no ha­bía con­fir­ma­do su can­di­da­tu­ra, ca­si abrién­do­le los bra­zos.

La con­sig­na, más tar­de, era que la apa­ri­ción de Más País no afec­ta al PSOE, por­que se tra­ta de una re­com­po­si­ción del es­pa­cio de Podemos. Sin em­bar­go, en pri­va­do va­rios di­ri­gen­tes so­cia­lis­tas ad­mi­tían que en al­gu­nos lu­ga­res, en es­pe­cial en Ma­drid pe­ro tam­bién en co­mu­ni­da­des co­mo Ga­li­cia o Andalucía, Erre­jón pue­de mor­der en el elec­to­ra­do so­cia­lis­ta y al me­nos im­pe­dir que ten­ga más dipu­tados, al­go que se­ría un fias­co des­pués de que el pre­si­den­te se­ña­la­ra a los di­ri­gen­tes so­cia­lis­tas más du­do­sos que con la re­pe­ti­ción de elec­cio­nes el PSOE cre­ce­ría bas­tan­te en es­ca­ños.

Ayer el tono cam­bió ra­di­cal­men­te. “Parece que se pre­sen­ta co­mo ár­bi­tro de la iz­quier­da. Quien quie­ra que ha­ya Go­bierno

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.