Po­li­cía y Mos­sos ex­hi­ben en pú­bli­co su sin­to­nía an­te el fa­llo

La de­le­ga­da en Ca­ta­lu­ña elo­gia la co­la­bo­ra­ción po­li­cial

El País (País Vasco) - - ESPAÑA - R. CA­RRAN­CO,

El efu­si­vo abra­zo de la de­le­ga­da del Go­bierno, Te­re­sa Cu­ni­lle­ra, al se­cre­ta­rio ge­ne­ral de In­te­rior de la Ge­ne­ra­li­tat, Brau­li Duart, en la ce­le­bra­ción ayer del Día de la Po­li­cía Na­cio­nal en Ca­ta­lu­ña fue el ini­cio de una su­ce­sión de mues­tras de bue­na sin­to­nía en­tre los re­pre­sen­tan­tes po­lí­ti­cos de ambas ins­ti­tu­cio­nes y de sus man­dos po­li­cia­les a las puer­tas de la sen­ten­cia del pro­cés . Ya en el es­ce­na­rio, con la plana ma­yor de los Mos­sos d’Es­qua­dra sen­ta­dos en pri­me­ra fi­la del au­di­to­rio don­de se ce­le­bra­ba la fes­ti­vi­dad, y di­ri­gién­do­se a to­dos los asistentes, Cu­ni­lle­ra se re­fi­rió a Duart co­mo su “ami­go” y ci­tó tam­bién ex­pre­sa­men­te al nue­vo di­rec­tor de los Mos­sos, Pe­re Ferrer, que sus­ti­tu­ye a An­dreu Joan Martínez, re­pen­ti­na­men­te ce­sa­do. “Mi agra­de­ci­mien­to de que es­tén aquí. Es la de­mos­tra­ción cla­ra y feha­cien­te del buen tra­ba­jo y la co­la­bo­ra­ción”, des­ta­có la de­le­ga­da del Go­bierno en Ca­ta­lu­ña en un ac­to al que no asis­tió el con­se­je­ro de In­te­rior, Miquel Buch.

Tan­to ella co­mo el di­rec­tor ge­ne­ral de la Po­li­cía, Francisco Par­do, y el co­mi­sa­rio je­fe su­pe­rior en Ca­ta­lu­ña, Jo­sé An­to­nio To­go­res, sub­ra­ya­ron la co­la­bo­ra­ción y el en­ten­di­mien­to con los Mos­sos d’Es­qua­dra. “Por en­ci­ma del co­lor del uni­for­me, a to­dos les guía un úni­co sentido: el ser­vi­cio a los ciu­da­da­nos”, de­fen­dió Cu­ni­lle­ra an­te las au­to­ri­da­des y las de­ce­nas de agen­tes y sus fa­mi­lias que acos­tum­bran a asis­tir a es­te ac­to.

El di­rec­tor de la Po­li­cía agra­de­ció la “sen­sa­tez” de las palabras de Cu­ni­lle­ra, y su con­tri­bu­ción al “fu­tu­ro en co­mún pa­ra Ca­ta­lu­ña y Es­pa­ña”. Y elo­gió a la de­le­ga­da del Go­bierno por el pa­so que dio al decidir “de­jar de res­tau­rar mue­bles [su afi­ción an­tes de ser nom­bra­da de­le­ga­da] y em­pe­zar a res­tau­rar, re­com­po­ner la con­vi­ven­cia en Ca­ta­lu­ña, tan im­por­tan­te pa­ra la so­cie­dad”.

“Al­gu­nos as­pi­ran más al cho­que que a la con­vi­ven­cia”, ad­vir­tió Par­do en su dis­cur­so, pla­ga­do de re­fe­ren­cias al en­ten­di­mien­to. “Vi­vi­mos tiem­pos de in­cer­ti­dum­bre, tiem­pos di­fí­ci­les, en los que mu­chos bus­can la vic­to­ria so­bre el otro, más que en­con­trar la ver­dad”, si­guió. Y ape­ló a la “tem­plan­za” ne­ce­sa­ria en los agen­tes:

“En es­tos días que vi­vi­mos, es una vir­tud que su­ma mu­cho”. Y pi­dió “re­cor­dar sin com­ple­jos que de­mo­cra­cia es res­pe­tar y ha­cer res­pe­tar la ley”.

El je­fe su­pe­rior de Po­li­cía en Ca­ta­lu­ña, Jo­sé An­to­nio To­go­res, se­ña­ló la importanci­a del “res­pe­to y la leal­tad ins­ti­tu­cio­nal” de los cuer­pos po­li­cia­les pa­ra “ser­vir al ciu­da­dano”. “Ca­ta­lu­ña nos ne­ce­si­ta igual que nues­tra ins­ti­tu­ción pre­ci­sa tra­ba­jar en Ca­ta­lu­ña pa­ra con­tri­buir más in­ten­sa­men­te en la se­gu­ri­dad de to­dos los es­pa­ño­les”, afir­mó.

To­go­res no elu­dió el “par­ti­cu­lar con­tex­to po­lí­ti­co y so­cial” que ha­ce “par­ti­cu­lar­men­te com­pli­ca­do” el “tra­ba­jo dia­rio” de la Po­li­cía. Pe­ro in­sis­tió en su “con­ven­ci­mien­to de la ne­ce­si­dad de su­mar es­fuer­zos” pa­ra ser­vir a los ciu­da­da­nos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.