Ala­ban­zas a los kur­dos y avi­sos a An­ka­ra

El País (País Vasco) - - INTERNACIO­NAL -

An­te el alu­vión de crí­ti­cas, tam­bién en­tre ana­lis­tas de me­dios fo­ro­fos del pre­si­den­te, Trump ma­ti­zó en Twit­ter que no pre­ten­de aban­do­nar a su suer­te a los kur­dos: “Pue­de que es­te­mos en el pro­ce­so de ir­nos de Si­ria, pe­ro de nin­gu­na ma­ne­ra he­mos aban­do­na­do a los kur­dos, que son gen­te es­pe­cial y ma­ra­vi­llo­sos lu­cha­do­res. De la mis­ma ma­ne­ra, nues­tra re­la­ción con Tur­quía, alia­do co­mer­cial y de la OTAN, ha si­do muy bue­na. Tur­quía tie­ne ya una gran po­bla­ción kur­da y com­pren­de to­tal­men­te que, aun­que so­lo nos que­da­ban 50 sol­da­dos en esa zo­na de Si­ria, y han si­do re­ti­ra­dos, cual­quier com­ba­te no for­za­do e in­ne­ce­sa­rio por par­te de Tur­quía se­rá de­vas­ta­dor pa­ra su eco­no­mía y pa­ra su muy frá­gil divisa. ¡Es­ta­mos ayu­dan­do a los kur­dos fi­nan­cie­ra­men­te y con ar­mas!”. tras una con­ver­sa­ción con el pre­si­den­te tur­co, Re­cep Tay­yip Er­do­gan, ha­bía acep­ta­do des­pe­jar el ca­mino pa­ra una ope­ra­ción mi­li­tar de Tur­quía des­ti­na­da a ba­rrer a las fuer­zas kur­das, apo­ya­das por EE UU, de la re­gión fron­te­ri­za de Si­ria.

Was­hing­ton tie­ne unos mil efec­ti­vos en Si­ria. Se­gún un ofi­cial del Go­bierno, me­dio cen­te­nar de ellos, des­ple­ga­dos en la zo­na don­de Tur­quía quie­re rea­li­zar el ata­que, se­rán re­co­lo­ca­dos en otros lu­ga­res “don­de no se en­cuen­tren en el fue­go cru­za­do”.

“Tur­quía pro­ce­de­rá pron­to con su lar­ga­men­te pla­nea­da ope­ra­ción en el nor­te de Si­ria. Las Fuer­zas Ar­ma­das es­ta­dou­ni­den­ses no apo­ya­rán ni es­ta­rán im­pli­ca­das en la ope­ra­ción y ya no es­ta­rán en la zo­na in­me­dia­ta”, di­jo la Ca­sa Blan­ca en un co­mu­ni­ca­do. “Es ho­ra de que nos re­ti­re­mos de es­tas ri­dí­cu­las gue­rras sin fin, mu­chas de ellas tri­ba­les, y de­vol­ver a nues­tros sol­da­dos a ca­sa”, aña­dió Trump en Twit­ter.

Una “trai­ción”

Con­si­de­ra­dos una in­sur­gen­cia te­rro­ris­ta por An­ka­ra, los com­ba­tien­tes kur­dos han si­do cru­cia­les alia­dos de EE UU en su lu­cha con­tra el Es­ta­do Is­lá­mi­co (ISIS, en sus si­glas en in­glés) en el nor­te de Si­ria. Por eso la de­ci­sión de Trump, en con­tra de los con­se­jos de al­tos man­dos del Pen­tá­gono y del De­par­ta­men­to de Es­ta­do, que abo­gan por una mo­de­ra­da pre­sen­cia en la re­gión pa­ra se­guir com­ba­tien­do al ISIS y con­tra­rres­tar la in­fluen­cia de Irán y Ru­sia, su­po­ne un gi­ro ra­di­cal en la es­tra­te­gia mi­li­tar de EE UU en Si­ria.

“Es­ta trai­ción a los kur­dos tam­bién da­ña­rá se­ve­ra­men­te nues­tra cre­di­bi­li­dad co­mo alia­dos en to­do el mun­do”, di­jo el se­na­dor re­pu­bli­cano Pa­trick Too­mey, que aña­dió que “el pre­si­den­te Trump de­be­ría re­con­si­de­rar es­ta de­ci­sión in­me­dia­ta­men­te”. Pa­ra el se­na­dor Lind­sey Graham, otro fiel alia­do de Trump, la de­ci­sión es “tris­te” y “pe­li­gro­sa”. “El pre­si­den­te pue­de es­tar can­sa­do de lu­char con­tra el is­lam ra­di­cal. Ellos no es­tán can­sa­dos de lu­char con­tra no­so­tros”, di­jo en Twit­ter. En la mis­ma red so­cial se pro­nun­ció el se­na­dor Mar­co Ru­bio: “Si las in­for­ma­cio­nes so­bre la re­ti­ra­da de EE UU de Si­ria son pre­ci­sas, la Ad­mi­nis­tra­ción de Trump ha co­me­ti­do un gra­ve error que ten­drá im­pli­ca­cio­nes mu­cho más allá de Si­ria”.

/ BULENT KILIC (AFP)

Un con­voy tur­co des­car­ga ayer blin­da­dos des­ti­na­dos a la fron­te­ra con Si­ria cer­ca de Akça­ka­le, en la pro­vin­cia de San­liur­fa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.