Una de­nun­cia que si­gue sin pros­pe­rar

El País (País Vasco) - - ESPAÑA -

El 31 de ju­lio pa­sa­do, la de­le­ga­da del Ge­ne­ra­li­tat en Ber­lín, Ma­rie Ka­pretz, anun­ció una de­nun­cia an­te la Fis­ca­lía Ge­ne­ral Fe­de­ral de Ale­ma­nia por el pre­sun­to ca­so de es­pio­na­je del Mi­nis­te­rio de Ex­te­rio­res con­tra ella. El con­se­ller de Ac­ción Ex­te­rior, Al­fred Bosch, ase­gu­ró ayer que los abo­ga­dos le han ex­pli­ca­do que la de­nun­cia ha si­do “re­gis­tra­da” pe­ro si­gue sin ser ad­mi­ti­da a trá­mi­te.

Co­mo ma­te­rial pro­ba­to­rio, Ka­pretz (que tie­ne na­cio­na­li­dad ale­ma­na) ad­jun­tó los do­cu­men­tos que el mi­nis­te­rio ha­bía pre­sen­ta­do an­te el Tri­bu­nal Su­pe­rior de Jus­ti­cia de Ca­ta­lu­ña pa­ra sus­pen­der cau­te­lar­men­te las “em­ba­ja­das” ca­ta­la­nas. Es­tos tie­nen in­for­ma­ción pro­ve­nien­te de una fuen­te vi­va, es de­cir, im­pli­can que al­guien ha se­gui­do y pre­sen­cia­do los ac­tos don­de es­ta­ba la de­man­dan­te. Es­tos se­gui­mien­tos, cree Bosch, fue­ron tras­la­da­dos a Ex­te­rio­res. El con­se­je­ro ase­gu­ró que los pre­sun­tos se­gui­mien­tos se hi­cie­ron cuan­do Ka­pretz no era de­le­ga­da, pues la de­le­ga­ción es­ta­ba ce­rra­da por el 155. con­fu­sión” que la ac­ción de es­tas ofi­ci­nas ge­ne­ra en otros te­rri­to­rios, “es­pe­cial­men­te en la UE”, don­de la ac­ción del in­de­pen­den­tis­mo ha si­do más in­ten­sa. El do­cu­men­to ar­gu­men­ta que esas ac­cio­nes pue­den “es­tar trans­mi­tien­do en el ex­te­rior la idea de que Ca­ta­lu­ña go­za en el ám­bi­to cons­ti­tu­cio­nal in­terno es­pa­ñol de un es­ta­tu­to ju­rí­di­co pri­vi­le­gia­do en ma­te­ria de ac­ción ex­te­rior”. Y ci­ta mul­ti­tud de ejem­plos con­cre­tos (las ac­tua­cio­nes de las ofi­ci­nas en Reino Uni­do e Ir­lan­da, Sui­za, Ale­ma­nia, Fran­cia e Ita­lia, en­tre otras) pa­ra apun­ta­lar la idea de que esa red ex­te­rior es­tá “su­bor­di­na­da al ob­je­ti­vo se­ce­sio­nis­ta y con­fi­gu­rán­do­se, co­mo una es­truc­tu­ra ins­ti­tu­cio­nal pro­pia de un su­je­to de de­re­cho in­ter­na­cio­nal”.

Crí­ti­cas de la Ge­ne­ra­li­tat

Tan so­lo unos po­cos días des­pués de que se pre­sen­ta­ra es­ta pe­ti­ción an­te la jus­ti­cia, la con­se­lle­ría de Ac­ción Ex­te­rior ha desoí­do el re­cur­so de la Abo­ga­cía al nom­brar a los je­fes de las ofi­ci­nas que pre­ten­de abrir. “A pe­sar de la ofen­si­va ju­di­cial con tin­tes po­lí­ti­cos del mi­nis­tro [Jo­sep] Bo­rrell, se­gui­mos ade­lan­te”, de­fen­dió ayer el con­se­je­ro Al­fred Bosch. “La ac­ción ex­te­rior de Ca­ta­lu­ña es le­gal, le­gí­ti­ma y ne­ce­sa­ria”, aña­dió.

Los nom­bra­mien­tos fue­ron apro­ba­dos en la reunión se­ma­nal del Go­vern, des­pués de un con­cur­so de mé­ri­tos en el que par­ti­ci­pa­ron un cen­te­nar de can­di­da­tos. El de­le­ga­do en Mé­xi­co se­rá el ex­per­to en mar­ke­ting po­lí­ti­co Lleïr Da­ban (Bar­ce­lo­na, 1984); en Ar­gen­ti­na se­rá el ad­mi­nis­tra­dor de em­pre­sas Da­vid Pou­de­vi­da (Bar­ce­lo­na, 1973) y en Tú­nez, el ex­di­rec­tor del Con­sell Is­là­mic Cul­tu­ral de Ca­ta­lun­ya Ah­med Be­na­llal (Tán­ger, 1968).

El Go­vern pre­ten­de se­guir ade­lan­te con sus pla­nes. “Que nos im­pug­nen de­le­ga­cio­nes, pla­nes y de­le­ga­dos, pues cree­mos que for­ma par­te de es­ta es­tra­te­gia del Go­bierno es­pa­ñol. No nos ren­di­re­mos, no aban­do­na­re­mos nues­tras obli­ga­cio­nes”, ar­gu­men­tó el con­se­je­ro Bosch. El Eje­cu­ti­vo de Pe­dro Sán­chez no da­rá, de mo­men­to, pa­sos adi­cio­na­les, sino que aguar­da­rá la de­ci­sión del tri­bu­nal res­pec­to a las me­di­das cau­te­la­res, se­gún ex­pli­ca un por­ta­voz de Ex­te­rio­res.

/ EFE

El pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat, Quim To­rra, ayer tras una reunión con el con­se­ller de Ex­te­rio­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.