Los ul­tra­con­ser­va­do­res po­la­cos en­fi­lan la re­elec­ción

El cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co y las po­lí­ti­cas so­cia­les im­pul­san al Go­bierno del PiS pe­se a su de­ri­va au­to­ri­ta­ria

El País (País Vasco) - - INTERNACIO­NAL - PAU­LA CHOUZA, EN­VIA­DA ES­PE­CIAL

“El ciu­da­dano me­dio se ha be­ne­fi­cia­do de es­ta le­gis­la­tu­ra”, se­ña­la un ana­lis­ta

El te­mor a que el Go­bierno del ul­tra­con­ser­va­dor Ley y Jus­ti­cia (PiS) ga­ne po­der en las elec­cio­nes par­la­men­ta­rias del do­min­go y con­so­li­de la de­ri­va au­to­ri­ta­ria ini­cia­da ha­ce cua­tro años no ha ca­la­do en­tre gran par­te del elec­to­ra­do. El par­ti­do en­ca­be­za to­das las en­cues­tas de in­ten­ción de vo­to, con un apo­yo que os­ci­la en­tre el 39% y el 46%, ava­la­do por el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co y una po­pu­lar po­lí­ti­ca de sub­si­dios fa­mi­lia­res. Po­cas son las op­cio­nes de una opo­si­ción que ha uni­do fuer­zas en torno a dos gran­des blo­ques, la cen­tro­de­re­chis­ta Coa­li­ción Cí­vi­ca y la iz­quier­dis­ta Le­wi­ca.

Tras una le­gis­la­tu­ra de en­fren­ta­mien­to abier­to con Bru­se­las por ini­cia­ti­vas co­mo la re­for­ma del Tri­bu­nal Su­pre­mo que la UE con­si­de­ra­ba con­tra­ria al Es­ta­do de de­re­cho por so­ca­var la in­de­pen­den­cia ju­di­cial y lo­gró pa­ra­li­zar, la in­mi­gra­ción o las po­lí­ti­cas me­dioam­bien­ta­les, el pri­mer mi­nis­tro, Ma­teusz Mo­ra­wiec­ki, en­ca­ra la cam­pa­ña con un dis­cur­so cen­tra­do en la eco­no­mía do­més­ti­ca y nue­vas pro­me­sas de gas­to pú­bli­co. El Go­bierno pre­sen­tó en agos­to el pri­mer pre­su­pues­to equi­li­bra­do des­de la caí­da del co­mu­nis­mo ha­ce 30 años y pre­su­mió de ha­ber re­du­ci­do el dé­fi­cit, un lo­gro que ha si­do cues­tio­na­do por al­gu­nas al­cal­días, que de­nun­cian que es­te ha pa­sa­do a los eje­cu­ti­vos lo­ca­les. Em­pu­ja­do tam­bién por los fon­dos re­ci­bi­dos tras en­trar en la Unión en 2004, Po­lo­nia ha cre­ci­do en los úl­ti­mos años por en­ci­ma del 3%, es la sexta eco­no­mía de Eu­ro­pa y ha ba­sa­do su ex­pan­sión en las ex­por­ta­cio­nes, con una mo­ne­da na­cio­nal com­pe­ti­ti­va fren­te al eu­ro.

Des­de que en­tró en el Go­bierno, el PiS au­men­tó el gas­to so­cial des­ti­na­do a las fa­mi­lias, con me­di­das co­mo el sub­si­dio de 100 eu­ros al mes por ca­da hi­jo has­ta los 18 años. A dos me­ses de las elec­cio­nes, el Par­la­men­to apro­bó la exen­ción del im­pues­to so­bre la ren­ta a los me­no­res de 26 años con in­gre­sos por de­ba­jo de los 21.300 eu­ros —en la prác­ti­ca, la ma­yo­ría— y en es­ta cam­pa­ña, el par­ti­do con­ti­núa com­pro­me­tien­do in­ver­sión pú­bli­ca con el anun­cio de pa­gas ex­tra a los pen­sio­nis­tas o un in­cre­men­to del pre­su­pues­to en sa­lud. La pro­pues­ta es­tre­lla, re­ve­la­da por el lí­der e ideó­lo­go del par­ti­do, el ex pri­mer mi­nis­tro Ja­ros­law Kaczyns­ki, es la subida del sa­la­rio mí­ni­mo des­de los 2.250 zlotys (unos 520 eu­ros) has­ta los 4.000

Ley y Jus­ti­cia se ha eri­gi­do en el ga­ran­te de lo que de­no­mi­na “va­lo­res na­cio­na­les”

Los son­deos dan a la prin­ci­pal coa­li­ción opo­si­to­ra has­ta un 30% de los vo­tos

/ W. RADWANSKI (AFP)

Una mu­jer pa­sa an­te un mu­ro ta­pi­za­do de pro­pa­gan­da elec­to­ral, ayer en Var­so­via.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.