To­rra alien­ta la desobe­dien­cia ci­vil an­te el fa­llo ju­di­cial

El ‘pre­si­dent’ in­sis­te en que el Par­la­ment da­rá una res­pues­ta ins­ti­tu­cio­nal

El País (País Vasco) - - ESPAÑA - CA­MI­LO S. BAQUERO,

El Go­bierno ca­ta­lán tie­ne una nue­va ex­pre­sión ta­bú: desobe­dien­cia ins­ti­tu­cio­nal. Des­pués de que la ma­yo­ría se­ce­sio­nis­ta abrie­ra la puer­ta a es­ta op­ción en el Par­la­ment, ha­ce dos se­ma­nas, el pre­si­dent Quim To­rra la ex­clu­yó ayer de su dis­cur­so en la se­sión de con­trol en el Par­la­ment. La Ge­ne­ra­li­tat in­sis­te día tras día en que se ha de res­pon­der a la sen­ten­cia del jui­cio al pro­cés y To­rra sí apo­yó ayer la vía de la desobe­dien­cia ci­vil. Pe­ro en la ca­lle, no en las ins­ti­tu­cio­nes. Con to­do, in­sis­tió en que se­rá el Par­la­ment el que de­ci­da la even­tual res­pues­ta ins­ti­tu­cio­nal al fa­llo del Su­pre­mo.

“Siem­pre he di­cho que an­te la sen­ten­cia de es­te jui­cio ha­re­mos una pro­pues­ta al Par­la­ment, don­de ra­di­ca la so­be­ra­nía del pue­blo de Ca­ta­lu­ña, y que es el que de­be to­mar las de­ci­sio­nes co­rres­pon­dien­tes”, res­pon­dió To­rra a una pre­gun­ta del je­fe de fi­las del PP en Ca­ta­lu­ña, Ale­jan­do Fer­nán­dez, so­bre si abri­ría las cár­ce­les pa­ra de­jar li­bres a los lí­de­res del pro­cés . El pre­si­dent ne­gó es­ta po­si­bi­li­dad que sí se ha­bía de­ja­do en­tre­ver en una en­tre­vis­ta en Ca­ta­lun­ya Rà­dio en sep­tiem­bre pa­sa­do,

don­de tam­bién in­sis­tió en que se­rá la Cá­ma­ra la que de­ci­da las me­di­das a to­mar.

El Go­vern se es­tá atra­gan­tan­do con su au­to­exi­gen­cia de res­pon­der a la sen­ten­cia. Mien­tras que las en­ti­da­des so­be­ra­nis­tas co­mo la ANC u Òm­nium o la pla­ta­for­ma Tsu­na­mi De­mo­crá­ti­co van des­ve­lan­do po­co a po­co sus pla­nes pa­ra cuan­do se co­noz­ca el fa­llo, que dan por des­con­ta­do que se­rá con­de­na­to­rio, el Eje­cu­ti­vo ca­ta­lán si­gue sin dar con­cre­cio­nes.

To­rra se li­mi­ta, por lo pron­to, a apo­yar las ma­ni­fes­ta­cio­nes ciu­da­da­nas. Pre­ci­sa­men­te, en una res­pues­ta al pre­si­den­te del gru­po de Ciu­da­da­nos, Car­los Ca­rri­zo­sa, que le re­pro­cha­ba no apar­tar­se de los miem­bros de los CDR en pri­sión pre­ven­ti­va por es­tar pre­pa­ran­do su­pues­tos ata­ques te­rro­ris­tas, To­rra dio el es­pal­da­ra­zo a la “re­sis­ten­cia” ci­vil. “El in­de­pen­den­tis­mo es un mo­vi­mien­to pa­cí­fi­co, no vio­len­to y aho­ra es po­si­ble que uti­li­ce la desobe­dien­cia ci­vil, cla­ro que sí, que tam­bién es un de­re­cho”, de­fen­dió el pre­si­dent. To­rra y Ca­rri­zo­sa se cul­pa­ron mu­tua­men­te de “ba­na­li­zar” el te­rro­ris­mo.

Tan­to des­de ERC co­mo des­de Junts per Ca­ta­lun­ya qui­tan hie­rro al sig­ni­fi­ca­do de la mo­ción so­bre la desobe­dien­cia ci­vil, que fue re­cu­rri­da por el Go­bierno. “El tex­to

só­lo afir­ma la le­gi­ti­mi­dad de la desobe­dien­cia ins­ti­tu­cio­nal. No que ha­ya que prac­ti­car­la”, co­men­ta una di­ri­gen­te re­pu­bli­ca­na. “Na­die quie­re un nue­vo 155, hay que pro­te­ger las ins­ti­tu­cio­nes”, apun­ta un di­ri­gen­te de Junts per Ca­ta­lun­ya. El pa­sa­do mar­tes, la por­ta­voz del Go­vern, Me­rit­xell Bu­dó, evi­tó men­cio­nar esa po­si­bi­li­dad en la rue­da de pren­sa pos­te­rior al Con­sell Exe­cu­tiu. Tam­po­co su­po res­pon­der a la con­tra­dic­ción de que no ha­cer­lo im­pli­ca­ría des­obe­de­cer al pro­pio Par­la­ment. En una en­tre­vis­ta a es­te dia­rio, el do­min­go, el vi­ce­pre­si­den­te Pe­re Ara­go­nès in­sis­tió en la ne­ce­si­dad de “pre­ser­var las ins­ti­tu­cio­nes”.

Des­de el PSC, Mi­quel Ice­ta pi­dió a To­rra que los Mos­sos de­fien­dan los de­re­chos de to­dos los ciu­da­da­nos en las ma­ni­fes­ta­cio­nes tras la sen­ten­cia. “Tan­to la po­li­cía co­mo la ciu­da­da­nía son muy cons­cien­tes de los de­re­chos y de­be­res que ca­da una tie­ne en es­tos mo­men­tos”, res­pon­dió el pre­si­dent.

/ AL­BERT GAR­CIA

El pre­si­den­te Quim To­rra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.