Los gi­gan­tes ver­des de Bus­sa­co

Un con­ven­to car­me­li­ta, un pa­la­cio-ho­tel y, so­bre to­do, un bos­que ma­ra­vi­llo­so si­tua­do al nor­te de Coim­bra

El País (País Vasco) - - EL VIAJERO AIRE LIBRE - Por­tu­gal POR­TU­GAL POR JAVIER MAR­TÍN DEL BA­RRIO

Una pla­ca jun­to a un oli­vo re­cuer­da que el du­que de We­lling­ton ató aquí su ca­ba­llo del 21 al 27 de sep­tiem­bre de 1810. Por en­ton­ces era so­lo el ge­ne­ral We­lles­ley y co­mo tal es­ta­ble­ció su cuar­tel ge­ne­ral en el bos­que de Bus­sa­co. Las tro­pas lu­so-bri­tá­ni­cas lu­cha­ban por ter­ce­ra vez con­tra la in­va­sión na­po­leó­ni­ca. Dos si­glos des­pués, ár­bo­les y pie­dras si­guen en el mis­mo si­tio. Se po­dría de­cir que hoy la úni­ca in­va­sión es tu­rís­ti­ca, pe­ro se­ría exa­ge­rar. En­tre se­ma­na el bos­que de Bus­sa­co jun­ta po­cos cu­rio­sos. En 1630 se ins­ta­ló aquí una co­mu­ni­dad de car­me­li­tas des­cal­zos lle­ga­dos des­de Es­pa­ña pa­ra vi­vir co­mo au­tén­ti­cos ere­mi­tas. El obis­po de Coim­bra les re­ga­ló 100 hec­tá­reas de te­rre­nos bal­díos y ellos se en­car­ga­ron de bus­car­se la vi­da y plan­tar el bos­que en que hoy se ha con­ver­ti­do.

En la ci­ma del mon­te, don­de es­tá el oli­vo de We­lling­ton, se man­tie­nen las dos prin­ci­pa­les edi­fi­ca­cio­nes del par­que, el con­ven­to de San­ta Cruz y, a su la­do, el fas­tuo­so pa­la­cio real, le­van­ta­do en 1888 —des­pués de que las ór­de­nes re­li­gio­sas fue­ran ex­pul­sa­das del país— y con­ver­ti­do en ho­tel de lu­jo en 1912. Su si­glo de vi­da guar­da una at­mós­fe­ra de­ca­den­te, a la que ayu­da la mo­nu­men­ta­li­dad de la ar­qui­tec­tu­ra, las si­llas de cue­ro cur­ti­do, los már­mo­les del sue­lo y los azu­le­jos de las pa­re­des, que re­pre­sen­tan la con­quis­ta de Bra­sil y la mis­ma ba­ta­lla de We­lling­ton. Es la ho­ra del al­muer­zo y de­ce­nas de me­sas lu­cen man­te­les blan­cos in­ma­cu­la­dos, y así se­gui­rán por­que por allí no hay ves­ti­gios de clien­te al­guno. Su ma­yor es­plen­dor coin­ci­de con la pe­rió­di­ca

En­tra­da: Bus­sa­co Pa­la­ce

Ho­tel de Lu­so

LARISA DUKA (GETTY IMA­GES)

A la iz­quier­da, el pa­la­cio real, con­ver­ti­do en ho­tel, y de­ba­jo, la Fon­te Fria, en pleno bos­que de Bus­sa­co (Por­tu­gal).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.