Hay que re­for­mar el Su­pre­mo

El País (País Vasco) - - OPINIÓN - Pu­bli­ca­do el 7 de oc­tu­bre.

El Tri­bu­nal Su­pre­mo de Es­ta­dos Uni­dos de­be re­for­mar­se pa­ra re­cu­pe­rar su cre­di­bi­li­dad. Es lo que opi­na Da­vid Ed­ward Bur­ke en un ar­tícu­lo en el que re­cuer­da có­mo se des­va­ne­ció cual­quier ilu­sión de que es­ta ins­ti­tu­ción no fue­ra par­ti­dis­ta tras el bron­co epi­so­dio vi­vi­do en el Se­na­do cuan­do el líder re­pu­bli­cano Mitch McCon­nell im­pi­dió la ce­le­bra­ción de una au­dien­cia pa­ra es­tu­diar la can­di­da­tu­ra de Me­rrick Gar­land al Su­pre­mo, pre­sen­ta­da por el en­ton­ces pre­si­den­te Ba­rack Oba­ma, pa­ra ocu­par la va­can­te de­ja­da por el ma­gis­tra­do An­to­nin Sca­lia.

El au­tor, que es fun­da­dor de Ci­ti­zens Ta­ke Ac­tion, or­ga­ni­za­ción que pro­mue­ve cam­bios en la fi­nan­cia­ción de las cam­pa­ñas elec­to­ra­les, con­si­de­ra le­gí­ti­mo que los de­mó­cra­tas di­gan que esa pla­za, ocu­pa­da fi­nal­men­te por Neil Gor­such, se la ro­ba­ron. Por eso, di­ce que en­tien­de los es­fuer­zos que mu­chos de ellos es­tán ha­cien­do pa­ra que se in­cre­men­te el nú­me­ro de ma­gis­tra­dos que for­man el Su­pre­mo, aho­ra son nue­ve, y apro­ve­char los nom­bra­mien­tos pa­ra de­can­tar ha­cia la iz­quier­da el equi­li­brio ideo­ló­gi­co del tri­bu­nal. Es una idea atrac­ti­va, re­co­no­ce Bur­ke, pe­ro in­via­ble a lar­go pla­zo, por­que si los de­mó­cra­tas uti­li­za­ran es­ta tác­ti­ca, se­ría inevi­ta­ble que los re­pu­bli­ca­nos hi­cie­ran otro tan­to, y así el tri­bu­nal nun­ca más se­ría un ele­men­to de con­trol de los otros dos po­de­res.

En con­se­cuen­cia, so­lo ca­be una re­for­ma del Tri­bu­nal Su­pre­mo y del pro­ce­so de con­fir­ma­ción de sus can­di­da­tos. El au­tor juz­ga que es ex­ce­si­va la in­fluen­cia que lle­gan a te­ner los ma­gis­tra­dos en vo­ta­cio­nes re­suel­tas mu­chas ve­ces por una di­fe­ren­cia de un so­lo vo­to y la fá­cil al­te­ra­ción del equi­li­brio ideo­ló­gi­co en ca­da re­no­va­ción del tri­bu­nal. A es­to se aña­de el ca­rác­ter vi­ta­li­cio del car­go, que fa­vo­re­ce que los pre­si­den­tes no­mi­nen a per­so­nas muy cer­ca­nas ideo­ló­gi­ca­men­te de cu­ya orien­ta­ción pue­dan fiar­se an­te vo­ta­cio­nes fu­tu­ras tras­cen­den­ta­les.

La so­lu­ción que apor­ta Bur­ke es li­mi­tar la ex­ten­sión de los man­da­tos a 10 años e in­clu­so ele­gir al azar en­tre un elen­co de can­di­da­tos cua­li­fi­ca­dos, pa­ra re­du­cir la im­por­tan­cia que lle­gan a al­can­zar aho­ra los ma­gis­tra­dos y evi­tar que sean me­ras ex­ten­sio­nes ideo­ló­gi­cas de los pre­si­den­tes que los nom­bra­ron.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.