El Go­bierno ex­hu­ma­rá los res­tos de Fran­co an­tes del 25 de oc­tu­bre

El País (País Vasco) - - ESPAÑA - CAR­LOS E. CUÉ,

Des­pués de 15 me­ses, la len­ta cuen­ta atrás aún vi­vi­rá al­gu­nos días más de ru­mo­res y du­das, pe­ro ya hay una cer­te­za: los res­tos del dic­ta­dor Fran­cis­co Fran­co sal­drán del Valle

Muy po­cos de los cu­rio­sos que se acer­ca­ban ayer por la tar­de a ver la tum­ba de Fran­co sa­bían que iban a ser los úl­ti­mos de una lar­ga lis­ta de mi­llo­nes de vi­si­tan­tes en es­tos 44 años des­de su muer­te. Al­gu­nos ha­cían el sa­lu­do fas­cis­ta al co­lo­car­se fren­te a la lá­pi­da. Otros mu­chos se per­sig­na­ban. La gran ma­yo­ría, cu­rio­sos o tu­ris­tas aje­nos a la po­lé­mi­ca, se li­mi­ta­ba a mi­rar o in­ten­tar sa­car una fo­to con el mó­vil mien­tras un agen­te de se­gu­ri­dad pri­va­da les re­cor­da­ba que es­tá prohi­bi­do. 46 ra­mos de flo­res de to­dos los ta­ma­ños, la ma­yo­ría ro­jas y ama­ri­llas, dos gran­des co­ro­nas y un cen­tro enor­me con una ban­da de la fa­mi­lia Fran­co cu­brían por com­ple­to la tum­ba del dic­ta­dor.

Es­ta es­ce­na, ha­bi­tual en los úl­ti­mos años —aun­que más fre­cuen­te des­de que Pe­dro Sán­chez anun­ció su vo­lun­tad de sa­car los res­tos de es­te mau­so­leo, lo que ani­mó a mu­chos fran­quis­tas y cu­rio­sos a acer­car­se, tan­to que es­te año cre­cie­ron las vi­si­tas un 2,4% has­ta al­can­zar las 273.000 per­so­nas has­ta el 30 de sep­tiem­bre— ya no se­rá po­si­ble nun­ca más.

La pró­xi­ma vez que se abra al pú­bli­co, el Valle de los Caí­dos se­gui­rá te­nien­do en su crip­ta, ba­jo la enor­me cruz, la tum­ba de Jo­sé An­to­nio Pri­mo de Ri­ve­ra —que se tras­la­da­rá más ade­lan­te a otro lu­gar me­nos des­ta­ca­do, y ayer tam­bién te­nía 18 ra­mos y dos cen­tros de flo­res— pe­ro ya no la del dic­ta­dor, el úni­co au­tó­cra­ta fas­cis­ta eu­ro­peo que lo­gró man­te­ner el po­der has­ta su muer­te, ser en­te­rra­do en un mau­so­leo des­co­mu­nal, de los Caí­dos an­tes del 25 de oc­tu­bre, a so­lo dos se­ma­nas de las elec­cio­nes y a una de em­pe­zar la cam­pa­ña. No hay fe­cha ce­rra­da, pe­ro lo más pro­ba­ble, se­gún fuen­tes del Eje­cu­ti­vo, es que la ex­hu­ma­ción se ha­ga en­tre el

y se­guir allí des­pués de más de cua­tro dé­ca­das de de­mo­cra­cia. Los res­tos del dic­ta­dor irán a un lu­gar mu­cho más dis­cre­to, el ce­men­te­rio de El Par­do-Min­go­rru­bio, en un pan­teón familiar.

La his­to­ria del pro­yec­to más sim­bó­li­co y con más di­fi­cul­ta­des en el ca­mino del Go­bierno de Sán­chez es­tá lle­gan­do a su fin. El Con­se­jo de Mi­nis­tros, a pro­pues­ta del pre­si­den­te, que lle­vó en per­so­na el asun­to da­da su tras­cen­den­cia, apro­bó la fi­na­li­za­ción del ex­pe­dien­te pa­ra que la ex­hu­ma­ción de los res­tos de Fran­co se eje­cu­te en una fe­cha que va des­de ayer has­ta el 25 de oc­tu­bre. El Eje­cu­ti­vo po­ne ese lí­mi­te pa­ra que el 18 y el 22. El re­cin­to se ce­rró ayer por la tar­de pa­ra pre­pa­rar los tra­ba­jos y evi­tar las pro­tes­tas. Y el tras­la­do se ha­rá pro­ba­ble­men­te en he­li­cóp­te­ro pa­ra evi­tar tam­bién po­si­bles ma­ni­fes­ta­cio­nes de fran­quis­tas.

asun­to es­té re­suel­to an­tes de la cam­pa­ña elec­to­ral, se­gún ex­pli­có la vi­ce­pre­si­den­ta, Car­men Cal­vo. Pe­ro si fi­nal­men­te se ha­ce al­re­de­dor del 22, es­ta­rá muy cer­ca de las elec­cio­nes, con lo que su po­si­ble efec­to mo­vi­li­za­dor en la iz­quier­da se am­pli­fi­ca. La cam­pa­ña, de so­lo una se­ma­na, em­pie­za ofi­cial­men­te el 1 de no­viem­bre.

La vi­ce­pre­si­den­ta, vi­si­ble­men­te sa­tis­fe­cha, sen­ten­ció que lo im­por­tan­te ya no son los de­ta­lles fi­na­les de la fe­cha, sino que los res­tos sal­gan an­tes del 25 de oc­tu­bre. Así se re­sol­ve­ría un asun­to pen­dien­te de la de­mo­cra­cia. “Lo ha­re­mos con las me­jo­res con­di­cio­nes de efi­ca­cia, se­gu­ri­dad y res­pe­to

a los res­tos de una per­so­na”, ase­gu­ró Cal­vo.

El Go­bierno so­cia­lis­ta cree que no ha­brá nin­gún pro­ble­ma pa­ra en­trar. Tam­po­co ha­brá re­sis­ten­cia por par­te de los re­li­gio­sos que cus­to­dian la ba­sí­li­ca, por­que el Eje­cu­ti­vo tie­ne de­trás una sen­ten­cia por una­ni­mi­dad del Tri­bu­nal Su­pre­mo. “Es­to es co­sa juz­ga­da. Ar­tícu­lo 123 de la Cons­ti­tu­ción. Fi­nal de tér­mino. El 25 de oc­tu­bre los res­tos de Fran­co ya no es­ta­rán en el Valle de los Caí­dos”, re­ma­tó la vi­ce­pre­si­den­ta.

An­te la sor­pre­sa por el cam­bio de opinión de úl­ti­ma ho­ra —es­ta­ba pre­vis­to que se anun­cia­ra una fe­cha con­cre­ta y no una hor­qui­lla—

la vi­ce­pre­si­den­ta ar­gu­yó cues­tio­nes de se­gu­ri­dad y de pro­ce­di­mien­to. “Ne­ce­si­ta­mos días pa­ra te­ner el Valle de los Caí­dos ce­rra­do, con las con­di­cio­nes téc­ni­cas ade­cua­das”, in­sis­tió.

Cuan­do to­do es­té lis­to y de­ci­da la fe­cha, el Eje­cu­ti­vo avi­sa­rá a los fa­mi­lia­res del dic­ta­dor con 48 ho­ras de an­te­la­ción pa­ra que pue­dan asis­tir a la ex­hu­ma­ción, si lo con­si­de­ran opor­tuno, y ha­cer una ce­re­mo­nia re­li­gio­sa en la in­ti­mi­dad si así lo desean. La vi­ce­pre­si­den­ta in­sis­tió en que el pro­ce­di­mien­to res­pe­ta­rá en to­do mo­men­to los res­tos de Fran­co. “Su­po­ne ce­rrar con dig­ni­dad lo que no era digno”, ase­gu­ró.

/ RICARDO RUBIO (EU­RO­PA PRESS)

Vehícu­los de la Guar­dia Ci­vil en­tran ayer en el con­jun­to mo­nu­men­tal del Valle de los Caí­dos tras su cie­rre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.