La ima­gi­na­ción ex­tre­ma

La apa­ren­te sen­ci­llez de los cuen­tos de la es­co­ce­sa Ali Smith sa­cu­den al lec­tor pa­ra lle­var­lo a un te­rri­to­rio familiar pe­ro ajeno al rea­lis­mo tra­di­cio­nal

El País (País Vasco) - - BABELIA LIBROS CRÍTICAS - POR JO­SÉ MARÍA GUELBENZU

Ali Smith (In­ver­ness, 1964) es una es­cri­to­ra es­co­ce­sa de ma­dre ir­lan­de­sa y pa­dre in­glés, au­to­ra tan­to de cuen­tos co­mo de no­ve­las y con­si­de­ra­da una de las más pres­ti­gio­sas del Reino Uni­do. Hay que de­cir de an­te­mano que no es pre­ci­sa­men­te una es­cri­to­ra con­ven­cio­nal, lo que ha­ce que sus his­to­rias no sean tan fá­ci­les de asu­mir, co­mo di­ce su editor es­pa­ñol, pe­ro sí es cier­to que to­das coin­ci­den en la sen­ci­llez de su es­ti­lo. En reali­dad, la di­fi­cul­tad de lec­tu­ra vie­ne por la par­te de la es­truc­tu­ra de ca­da re­la­to. Ali Smith es una es­cri­to­ra ex­tra­or­di­na­ria­men­te ima­gi­na­ti­va, que no se atie­ne al ca­non del rea­lis­mo tra­di­cio­nal, pe­ro que, una vez que lo des­qui­cia a tra­vés de una vi­sión ca­si su­rrea­lis­ta de la vi­da co­ti­dia­na, sa­cu­de por las so­la­pas al lec­tor y lo de­vuel­ve, con­ve­nien­te­men­te agi­ta­do, a un nue­vo te­rri­to­rio de sen­ci­llez.

Se ha di­cho de ella que es una es­cri­to­ra adic­ta al ex­pe­ri­men­ta­lis­mo, hoy tan po­co de mo­da, y es cier­to que to­dos los cuen­tos pre­sen­tan un mo­do in­ha­bi­tual de desa­rro­llo del asun­to de que se tra­te, pe­ro lo do­mi­nan­te es el des­ca­ro ex­pre­si­vo que ca­rac­te­ri­za sus re­la­tos. To­do ellos coin­ci­den en plan­tear un co­mien­zo cier­ta­men­te atrac­ti­vo e in­só­li­to que pron­to to­ma otra di­rec­ción de la es­pe­ra­da por­que, en reali­dad, se mue­ve ha­cia el in­te­rior de sí mis­mo y de la ex­pe­rien­cia de sus per­so­na­jes, lo cual pro­vo­ca la dis­lo­ca­ción del desa­rro­llo de la tra­ma. In­clu­so lle­ga a uti­li­zar en va­rias oca­sio­nes un na­rra­dor en pri­me­ra per­so­na que se des­do­bla en for­ma de es­pe­jo. Ali Smith pa­re­ce de­cir­nos que vi­vi­mos en un mun­do que cree­mos con­tro­la­ble y lo que ha­ce es con­tar lo in­con­tro­la­ble y agu­di­za con har­ta ima­gi­na­ción una si­tua­ción que se mul­ti­pli­ca su­ge­ren­te­men­te en va­rias di­rec­cio­nes.

Uno de los re­la­tos, el ti­tu­la­do ‘Ma­yo’, em­pie­za así: “Os lo cuen­to. Me enamo­ré de un ár­bol. Era inevi­ta­ble. Es­ta­ba en flor”. Otro, ‘Rá­pi­do’, em­pie­za así: “Cru­za­ba el ves­tí­bu­lo de la es­ta­ción de King’s Cross, es­qui­van­do a las mul­ti­tu­des y ha­blan­do con­ti­go por te­lé­fono, cuan­do ca­si tro­pie­zo con la Muer­te. Lo sien­to, le di­je”. Son co­mien­zos que mues­tran esa mez­cla de apa­ren­te irrea­li­dad y es­ti­lo llano que sin­gu­la­ri­za to­dos es­tos cuen­tos.

En ‘Ero­sión’, el sú­bi­to des­cu­bri­mien­to de la de­gra­da­ción de una ca­sa y su jar­dín dan lu­gar a una his­to­ria de enamo­ra­mien­to con­ta­da al­te­ran­do la re­gla tra­di­cio­nal de ex­po­si­ción, nu­do y de­sen­la­ce. ‘Crée­me’ es una apli­ca­ción no­ta­ble de la na­rra­ción en es­pe­jo de una pa­re­ja de les­bia­nas en la que una ha­ce creer a la otra que sue­le ver­se con su marido y la otra ad­mi­te que tam­bién es­tá te­nien­do una aven­tu­ra con él. La his­to­ria uni­ver­sal es una va­ria­ción in­ge­nua, li­ge­ra y di­ver­ti­da so­bre el clá­si­co asun­to del ob­je­to que cir­cu­la de mano en mano en­tre di­ver­sas per­so­nas; en es­te ca­so, una edi­ción de bol­si­llo de El gran Gatsby.

El men­cio­na­do ‘Ma­yo’ mues­tra có­mo un ra­di­cal cam­bio de pun­to de vis­ta apun­ta­la una sor­pren­den­te his­to­ria de amor. En ‘Pa­raí­so’, la ima­gen de un ár­bol del que cuel­gan pe­da­zos de co­sas per­te­ne­cien­tes a unos se­res que­ri­dos sir­ve pa­ra en­cua­drar el ca­rác­ter del pue­blo que vio na­cer a las her­ma­nas McKin­ley; una es mánager de un bed and break­fast, otra au­xi­liar de cru­ce­ro en el la­go Ness y la ter­ce­ra es­tá per­di­da en un ce­men­te­rio con una bue­na can­ti­dad de whisky en el cuer­po. Al ca­lor de la his­to­ria na­rra la co­gor­za de tres mu­je­res de dis­tin­tas eda­des reuni­das en la no­che de la mi­sa del ga­llo.

En fin, es­ta es una mues­tra su­fi­cien­te de la va­rie­dad de asun­tos y vi­das que el li­bro con­tie­ne y que la au­to­ra desa­rro­lla con agi­li­dad, agu­de­za y ex­tre­ma ima­gi­na­ción.

La his­to­ria uni­ver­sal

Ali Smith

Tra­duc­ción de Mag­da­le­na Pal­mer Nór­di­ca, 2019. 220 pá­gi­nas. 19,50 eu­ros

LEO­NAR­DO CENDAMO (GETTY IMAGES)

La es­cri­to­ra es­co­ce­sa Ali Smith, en 2018.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.