Per­si­guien­do al in­ven­tor del nue­vo fla­men­co

Un bio­pic so­bre Ma­rio Pa­che­co, crea­dor de la dis­co­grá­fi­ca Nue­vos Me­dios, re­pa­sa la vi­da y obra del pro­duc­tor más im­por­tan­te de los años ochen­ta.

El País - El País Semanal - - EL PULSO DOCUMENTOS - AME­LIA CAS­TI­LLA

LOS PA­TA NE­GRA lo lla­ma­ban Lin­do Ga­ti­to. Qui­zás por su in­de­pen­den­cia, sus ma­ne­ras sua­ves y sus ojos azu­les. La ca­rre­ra de los her­ma­nos Amador no hu­bie­ra si­do la mis­ma sin el pro­duc­tor de Nue­vos Me­dios, Ma­rio Pa­che­co (Ma­drid, 1950-2010). Tam­po­co la tra­yec­to­ria de Ke­ta­ma, Mar­ti­rio o Ray Heredia. Su apues­ta por el nue­vo fla­men­co, en los años en que la mo­vi­da ma­dri­le­ña co­pa­ba es­ce­na­rios y emi­so­ras de ra­dio, de­fi­nió un gé­ne­ro mu­si­cal. Pe­ro no fue el úni­co. A Ma­rio Pa­che­co nun­ca le im­por­ta­ron las ten­den­cias. Siem­pre se mo­vió a su ai­re. Cuan­do Pa­che­co y su ami­go Joe Boyd reunie­ron en Lon­dres a Tou­ma­ni Dia­ba­té y a Ke­ta­ma y lan­za­ron el pri­mer Shon­gai de­ter­mi­na­ron lo que lue­go se co­no­ció co­mo la Word Mu­sic. Tam­bién su­po com­bi­nar esos es­ti­los con los so­ni­dos de la nue­va ola. Dos gran­des éxi­tos: El eterno fe­me­nino, de La Mo­de, y No mi­res a los ojos de la gen­te, de Gol­pes Ba­jos, fue­ron obra su­ya. Re­ve­lan­do a Ma­rio, un bio­pic so­bre su obra, di­ri­gi­do por Si­mó Ma­teu, to­da­vía en fa­se de ro­da­je, se es­tre­na­rá a fi­na­les de año. Pa­ra aca­bar de fi­nan­ciar­lo se lan­zó el 10 de ju­nio pa­sa­do un crowd­fun­ding en Vi­ka­mi.

Ja­vier Bi­za­rro, guio­nis­ta de la obra, cuen­ta que se­rá su ami­go Joe Boyd, pro­duc­tor de REM y de Eric Clap­ton, uno de los ejes a tra­vés del cual se mo­ve­rá la bio­gra­fía del pro­duc­tor jun­to con los tes­ti­mo­nios de ar­tis­tas que lo co­no­cie­ron y a los que in­flu­yó de ma­ne­ra des­ta­ca­da.

Pa­che­co in­ten­tó pri­me­ro bus­car­se la vi­da co­mo pro­mo­tor de con­cier­tos de ar­tis­tas co­mo Smash, Si­sa o Sil­vio, pe­ro aque­llo no fun­cio­na­ba co­mo ne­go­cio. En 1971, de­bu­tó en la bar­ce­lo­ne­sa Edig­sa co­mo pro­duc­tor de Jo, la don­ya i el gri­pau, de Pau Ri­ba, gra­ba­do en For­men­te­ra en pleno mo­vi­mien­to hippy en una es­pe­cie de cue­va, sin agua ni luz. Tras ver có­mo le cor­ta­ban las alas, re­cha­zan­do a ar­tis­tas co­mo Alas­ka o Pa­raí­so, de­ci­dió in­de­pen­di­zar­se y crear su pro­pio se­llo in­de­pen­dien­te. Des­de Nue­vos Me­dios, su dis­co­grá­fi­ca, crea­da en pleno cen­tro de Ma­drid en 1982, se edi­ta­ron dis­cos o dis­tri­bu­ye­ron ca­tá­lo­gos de mú­si­cos co­mo Chi­cho Sán­chez Fer­lo­sio, Jor­ge Par­do, En­ri­que Mo­ren­te, The Smiths, Vio­lent Fen­me o Cree­den­ce Clear­wa­ter Re­vi­val. No fir­ma­ba con­tra­tos de lar­ga du­ra­ción, lo que fa­ci­li­ta­ba que al­gu­nos de los mú­si­cos que apa­dri­nó ca­ye­ran en los bra­zos de las mul­ti­na­cio­na­les al al­can­zar el éxi­to. Da­vid Mi­ró, uno de los so­cios, con­si­guió que su abue­lo Joan les di­bu­ja­ra el lo­go­ti­po de la dis­co­grá­fi­ca.

Des­de jo­ven, el pro­duc­tor com­par­tió su pa­sión por la mú­si­ca con la fo­to­gra­fía. Ma­ría Pa­che­co ha pues­to a dis­po­si­ción de la pro­duc­to­ra de Re­ve­lan­do a Ma­rio bue­na par­te de los ne­ga­ti­vos de su pa­dre. No fal­ta­rán dos de sus fe­ti­ches: la por­ta­da de Ca­ma­rón de La le­yen­da del tiem­po y un re­tra­to de Ji­mi Hen­drix que in­mor­ta­li­zó en el fes­ti­val de la is­la de Wight en 1970.

El pro­duc­tor Ma­rio Pa­che­co, en una ima­gen to­ma­da po­si­ble­men­te por su mu­jer, Cu­cha Sa­la­zar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.