Los lí­de­res bri­tá­ni­cos im­po­nen unas lí­neas ro­jas que ale­jan la po­si­bi­li­dad de un con­sen­so

El País (Valencia) - - INTERNACIONAL - RA­FA DE MI­GUEL, Londres

The­re­sa May se afe­rra a los “prin­ci­pios” de su acuer­do del Bre­xit, pe­se al des­co­mu­nal re­cha­zo que su­frió el mar­tes en el Par­la­men­to, y Je­remy Corbyn im­po­ne sus pro­pias con­di­cio­nes an­tes de acep­tar una reunión con la pri­me­ra mi­nis­tra. Con­clu­sión: la je­fa del Eje­cu­ti­vo y el lí­der de la opo­si­ción so­lo se han cru­za­do en­tre ellos du­ros des­ca­li­fi­ca­ti­vos y el re­loj avan­za. May se ha com­pro­me­ti­do a pre­sen­tar es­te lu­nes una nue­va ho­ja de ru­ta y ha fi­ja­do pa­ra el 29 de enero la vo­ta­ción de una nue­va so­lu­ción que na­die sa­be aún en qué con­sis­te.

de los Co­mu­nes, y es un re­sul­ta­do que el pro­pio Eje­cu­ti­vo bri­tá­ni­co no desea —su mi­nis­tro de Eco­no­mía, Phi­lip Ham­mond, lle­gó a ase­gu­rar an­te­ayer a los lí­de­res em­pre­sa­ria­les que nun­ca ocu­rri­ría, se­gún The Ti­mes—, May se re­sis­te a descartar la po­si­bi­li­dad de que Reino Uni­do sal­ga de la UE sin nin­gún ti­po de acuer­do en la fe­cha fi­ja­da. Es un mo­do de guar­dar­se una ba­za de pre­sión, de ca­ra a Bru­se­las, pe­ro tam­bién a sus pro­pios diputados, que pue­den co­men­zar a en­trar en pá­ni­co cuan­do se acer­que el 29 de mar­zo.

Esa es tam­bién la con­di­ción im­pues­ta por el lí­der del Par­ti­do

La­bo­ris­ta, Je­remy Corbyn, pa­ra ac­ce­der a re­unir­se con May. Dis­pues­to a ga­nar tiem­po y re­po­ner­se de la de­rro­ta su­fri­da por su mo­ción de cen­su­ra del miércoles, el je­fe de la opo­si­ción evi­ta ha­blar de un se­gun­do re­fe­rén­dum —co­mo le re­cla­ma una gran par­te de su par­ti­do— y se afe­rra a la exi­gen­cia de que el Go­bierno des­car­te ofi­cial­men­te la caí­da al abis­mo. “Con la po­si­bi­li­dad de un Bre­xit sin acuer­do so­bre la me­sa, la pri­me­ra mi­nis­tra se dis­po­ne a em­pren­der con­ver­sa­cio­nes fal­sas con el pro­pó­si­to de que el re­loj avan­ce, y po­der así chan­ta­jear a los diputados pa­ra que res­pal­den su acuer­do cha­pu­ce­ro

Va­rios diputados con­ser­va­do­res aban­do­nan la se­de del Go­bierno bri­tá­ni­co en el 10 de Dow­ning Street tras re­unir­se ayer con May.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.