I+D y me­nos tem­po­ra­li­dad

El País (Valencia) - - ECONOMÍA Y TRABAJO -

En me­dio de la cri­sis ha­bía que re­cu­pe­rar com­pe­ti­ti­vi­dad a mar­chas for­za­das, y se hi­zo de la for­ma más bru­tal e in­me­dia­ta: re­cor­tan­do cos­tes la­bo­ra­les. Aho­ra pa­re­ce que se ol­vi­da la otra ma­ne­ra: ele­var la pro­duc­ti­vi­dad, que ade­más re­sul­ta más in­do­lo­ro. Amén de la edu­ca­ción, las ins­ti­tu­cio­nes la­bo­ra­les y la in­ver­sión en in­tan­gi­bles son esen­cia­les, di­cen los ex­per­tos. Co­mo apun­ta el eco­no­mis­ta Juan Fran­cis­co Ji­meno en su li­bro Cre­ci­mien­to y em­pleo, la tem­po­ra­li­dad im­pi­de que los tra­ba­ja­do­res acu­mu­len ex­pe­rien­cia y, por tan­to, pro­duc­ti­vi­dad.

Por otra par­te, “Es­pa­ña es un país ho­mo­lo­ga­ble al en­torno en las in­ver­sio­nes en ac­ti­vos tan­gi­bles co­mo ma­qui­na­ria. Pe­ro pre­sen­ta un des­fa­se cla­ro en ac­ti­vos in­tan­gi­bles, co­mo I+D, ba­ses de da­tos, for­ma­ción, es­tu­dios de mer­ca­do o soft­wa­re. Aun­que las py­mes es­pa­ño­las in­vier­ten lo mis­mo que las ex­tran­je­ras, Es­pa­ña tie­ne más py­mes. Y eso hun­de los da­tos agre­ga­dos”, se­ña­la Aleix Pons, eco­no­mis­ta de Co­tec. Fal­ta tam­bién ma­yor co­ne­xión en­tre el I+D pú­bli­co y pri­va­do, y más fi­nan­cia­ción pa­ra la in­no­va­ción, en par­te por­que la ban­ca siem­pre exi­ge ga­ran­tías tan­gi­bles.

di­fí­cil­men­te me­jo­ran la pro­duc­ti­vi­dad. En­tre 2013 y 2014, es­ta au­men­tó muy po­co: 0,3 pun­tos en 2013 y otros 0,3 en 2014. En 2016 y 2017, ca­si se es­tan­có, re­gis­tran­do in­cre­men­tos del 0,1 ca­da año. En 2018, mien­tras que el PIB se ha ele­va­do un 2,5%, la ocu­pa­ción ha su­ma­do otro 2,5%. Es de­cir: el avan­ce de la pro­duc­ti­vi­dad ha si­do ya nu­lo, del 0%.

A la luz de es­tos da­tos, pa­re­ce que Es­pa­ña no con­si­gue cam­biar el pa­trón de cre­ci­mien­to ba­sa­do en una pro­duc­ti­vi­dad ba­ja y con­tra­cí­cli­ca. “En las eco­no­mías avan­za­das, du­ran­te la cri­sis se re­du­je­ron las ho­ras de los tra­ba­ja­do­res y, por tan­to, la pro­duc­ti­vi­dad. En Es­pa­ña su­ce­dió lo con­tra­rio: al caer la de­man­da se re­du­je­ron las plan­ti­llas, y en­ton­ces me­jo­ró la pro­duc­ti­vi­dad”, afir­ma Ma­ría Je­sús Fer­nán­dez, ana­lis­ta de Fun­cas. En es­tos mo­men­tos, la prio­ri­dad de dis­mi­nuir el pa­ro a rit­mos muy fuer­tes tie­ne la con­se­cuen­cia in­de­sea­da de que se sa­le de la cri­sis con una me­nor pro­duc­ti­vi­dad y, a la pos­tre, una me­nor ri­que­za que dis­tri­buir en­tre los que ya es­tán tra­ba­jan­do.

En de­fi­ni­ti­va, la re­co­lo­ca­ción del le­ga­do de pa­ra­dos de la cri­sis com­pli­ca la tran­si­ción ha­cia un mo­de­lo más pro­duc­ti­vo. A fi­na­les de 2017, el Ban­co de Es­pa­ña y el FMI pu­bli­ca­ron sen­dos es­tu­dios con unas con­clu­sio­nes muy si­mi­la­res: a pe­sar del au­men­to de las ex­por­ta­cio­nes y de que la eco­no­mía es­pa­ño­la fue­se ca­paz de pro­du­cir lo mis­mo con un 10% me­nos de tra­ba­ja­do­res, el cre­ci­mien­to de la ocu­pa­ción ha­bía si­do im­pul­sa­do “pre­do­mi­nan­te­men­te por una ex­pan­sión del em­pleo en sec­to­res de ba­ja pro­duc­ti­vi­dad”, re­za­ba la no­ta del Fon­do. Y aña­día: “Don­de los in­cen­ti­vos pa­ra in­ver­tir en los tra­ba­ja­do­res re­sul­tan ba­jos”.

Del an­da­mio a la ba­rra

O lo que es lo mis­mo, se ha­bía pro­du­ci­do un tras­va­se de tra­ba­ja­do­res des­de los an­da­mios ha­cia la hos­te­le­ría, ob­ser­va­ba el Ban­co de Es­pa­ña. Po­co más se po­día ha­cer cuan­do mu­chos de los de­socu­pa­dos ca­re­cían de for­ma­ción. Aun­que el FMI ad­mi­tía que ha­bía au­men­tos sig­ni­fi­ca­ti­vos en sec­to­res más pro­duc­ti­vos, en can­ti­da­des eran me­no­res y se con­cen­tra­ban so­bre to­do en Ma­drid. La ins­ti­tu­ción si­ta en Was­hing­ton tam­bién se que­ja­ba de que mu­chos de es­tos pues­tos de po­ca cua­li­fi­ca­ción se ocu­pa­ban con los más for­ma­dos, de­jan­do a los me­nos for­ma­dos en di­fi­cul­ta­des pa­ra ac­ce­der a un tra­ba­jo.

El Ban­co de Es­pa­ña aler­ta­ba, ade­más, de que po­día ha­ber un lí­mi­te al in­cre­men­to del em­pleo en el tu­ris­mo, la hos­te­le­ría y la cons­truc­ción. Y pe­día que se bus­ca­ran “fór­mu­las pa­ra ex­pan­dir las opor­tu­ni­da­des la­bo­ra­les de los des­em­plea­dos con me­nor for­ma­ción”. “A fu­tu­ro, ha de ser pre­ci­sa­men­te un ma­yor ni­vel de for­ma­ción de las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes el fac­tor que per­mi­ta el tras­va­se del em­pleo ha­cia ac­ti­vi­da­des que lle­ven aso­cia­do un ma­yor ni­vel de pro­duc­ti­vi­dad. Por ello, es cru­cial la me­jo­ra de la ca­li­dad del sis­te­ma edu­ca­ti­vo”, con­cluía el in­for­me del su­per­vi­sor es­pa­ñol.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.