So­lu­ción pa­ra las fir­mas de ener­gía

El País (Valencia) - - ECONOMÍA Y TRABAJO -

Raül Blan­co de­fien­de que el 20% de pe­so de la in­dus­tria en la eco­no­mía de­be man­te­ner­se co­mo ob­je­ti­vo en aras a me­jo­rar con­di­cio­nes la­bo­ra­les. El se­cre­ta­rio ge­ne­ral de In­dus­tria de­fien­de que es ne­ce­sa­rio ha­cer un cam­bio en el mar­co eléc­tri­co ac­tual, del que acu­sa de las cri­sis de al­gu­nas em­pre­sas que ha­cen un uso in­ten­si­vo de la elec­tri­ci­dad, co­mo Al­coa, que plan­tea el cie­rre de sus dos plan­tas en Es­pa­ña y la des­truc­ción de 700 em­pleos.

Los da­tos del IPI mues­tran co­mo la ac­ti­vi­dad ener­gé­ti­ca ca­yó un 3,4% en di­ciem­bre res­pec­to a un año an­tes. Fue la se­gun­da ma­yor caí­da, so­lo su­pe­ra­da por la pro­duc­ción de bie­nes du­ra­de­ros, que se des­plo­mó un 5%, lo que mues­tra cier­ta des­con­fian­za en el mer­ca­do. Los eco­no­mis­tas con­sul­ta­dos, no obs­tan­te, des­car­tan que la des­con­fian­za ten­ga que ver con la de­man­da en Es­pa­ña que, au­pa­da por los bue­nos da­tos de em­pleo, si­gue te­nien­do fuer­za y sien­do esen­cial pa­ra el cre­ci­mien­to del PIB.

a me­dio y lar­go pla­zo, ca­yó un 2,5% de di­ciem­bre. “Al­go es­truc­tu­ral de­be es­tar su­ce­dien­do”, afir­ma el ca­te­drá­ti­co de Eco­no­mía de la Uni­ver­si­tat Pom­peu Fa­bra, Jo­sé Gar­cía Mon­tal­vo, quien pi­de pa­cien­cia pa­ra te­ner más da­tos so­bre qué va a su­ce­der. En su opi­nión, la co­rrec­ción del úl­ti­mo tri­mes­tre bien po­dría ser un “me­ca­nis­mo de es­ta­bi­li­za­ción tras los fuer­tes in­cre­men­tos que la in­dus­tria ex­pe­ri­men­tó en 2017, cuan­do lle­gó a cre­cer du­ran­te al­gún tri­mes­tre un 2%. Es­te año, du­ran­te tres tri­mes­tres (pri­me­ro, ter­ce­ro y cuar­to), la in­dus­tria ha caí­do.

“Yo soy pru­den­te­men­te op­ti­mis­ta res­pec­to a los pró­xi­mos meses”, afir­ma el se­cre­ta­rio ge­ne­ral de In­dus­tria del Go­bierno, Raül Blan­co, que ha te­ni­do que ges­tio­nar en los úl­ti­mos meses al­gu­nas

que pi­den me­nos globalización ocultan que mi­llo­nes de es­pa­ño­les que tra­ba­jan gra­cias a las ex­por­ta­cio­nes per­de­rían su em­pleo con sus pro­pues­tas.

El Bre­xit y la cri­sis en Tur­quía, con una caí­da de sus im­por­ta­cio­nes pró­xi­mas al 10%, ha afec­ta­do es­pe­cial­men­te a nues­tro sec­tor del au­to­mó­vil, que re­gis­tró un des­plo­me de su pro­duc­ción del 10% el pa­sa­do mes de di­ciem­bre. Un sec­tor que ex­pli­ca, co­mo el tu­ris­mo, cer­ca del 10% de nues­tro PIB y em­pleo.

Un sec­tor pe­na­li­za­do por la caí­da tam­bién del 10% de las ven­tas de co­ches de par­ti­cu­la­res en Es­pa­ña, in­flui­da por la de­mo­ni­za­ción de los co­ches dié­sel que he­mos vi­vi­do des­de el pa­sa­do ve­rano. Men­sa­jes co­mo: “Tie­nen los días con­ta­dos”, “subimos el im­pues­to al dié­sel” o “no po­drán en­trar en el cen­tro de las ciu­da­des” han sur­ti­do efec­to y los es­pa­ño­les han re­traí­do sus com­pras o han op­ta­do por co­ches de se­gun­da mano mu­cho más con­ta­mi­nan­tes. de las cri­sis in­dus­tria­les y la­bo­ra­les que tie­ne Es­pa­ña en­ci­ma de la me­sa: des­de Al­coa a Ves­tas, pa­san­do por Ce­mex. En su opi­nión, la caí­da se ex­pli­ca por la al­ta ex­po­si­ción in­ter­na­cio­nal de la in­dus­tria es­pa­ño­la (80% de ex­por­ta­cio­nes) y la equi­pa­ra a la que han vi­vi­do Ale­ma­nia y Fran­cia.

El pa­rón del úl­ti­mo tri­mes­tre en la ac­ti­vi­dad in­dus­trial tie­ne dos ex­pli­ca­cio­nes prin­ci­pa­les. Uno es la caí­da que se ha pro­du­ci­do en el sec­tor ener­gé­ti­co. El se­gun­do, el que es­tá su­mien­do en una fuer­te preo­cu­pa­ción al sec­tor de la au­to­mo­ción y que tie­ne ré­pli­cas —o epi­cen­tros— en otros paí­ses eu­ro­peos, co­mo Ale­ma­nia, Fran­cia e Ita­lia. Des­de Cai­xa­Bank Re­search, el eco­no­mis­ta Oriol Ca­rre­ras, cal­cu­la que esos dos sec­to­res co­pan el 40% y en­tre un 15% y un 20%, res­pec­ti­va­men­te. Y, con gol­pes me­nos du­ros, la caí­da tam­bién afec­tó a los sec­to­res quí­mi­co, far­ma­céu­ti­co y me­ta­lú­gi­co.

Efec­tos de la nor­ma­ti­va

A Ca­rre­ras, sin em­bar­go, no le qui­ta el sue­ño la caí­da del sec­tor ener­gé­ti­co, ac­ti­tud que ex­pli­ca por la al­ta vo­la­ti­li­dad que pre­sen­ta en fun­ción de las con­di­cio­nes me­teo­ro­ló­gi­cas y del fuer­te cre­ci­mien­to que mos­tró el año an­te­rior. La evo­lu­ción de la au­to­mo­ción es di­fe­ren­te, en su opi­nión. “La nue­va nor­ma­ti­va WLTP —que con­tro­la las emi­sio­nes de los mo­to­res— y las ten­sio­nes co­mer­cia­les en­tre Es­ta­dos Uni­dos y Chi­na es­tán afec­tan­do a las ca­de­nas de va­lor más ex­ten­sas y ahí es­tá la au­to­mo­ción, que es­tá ca­yen­do no por la caí­da de la de­man­da in­ter­na, que va co­mo un ti­ro, sino por las ex­por­ta­cio­nes”, ex­pli­ca el eco­no­mis­ta.

El Ban­co de Es­pa­ña se­ña­la en uno de sus es­tu­dios que la WLTP em­pe­zó a afec­tar al sec­tor es­pa­ñol a par­tir de sep­tiem­bre, cuan­do se pro­du­jo una caí­da del IPI del 20%. Hay dos ex­pli­ca­cio­nes: los fa­bri­can­tes acom­pa­sa­ron la pro­duc­ción pa­ra sa­car­se de en­ci­ma los exis­ten­cias de co­ches to­da­vía no ho­mo­lo­ga­dos to­da­vía y des­pués de pro­du­je­ron cue­llos de bo­te­lla en la pro­duc­ción por­que los mo­to­res, a cau­sa de los pro­ce­sos de ho­mo­lo­ga­ción, no lle­ga­ron a tiem­po. El re­sul­ta­do: al­gu­nas fá­bri­cas vie­ron co­mo du­ran­te unas se­ma­nas se re­du­je­ron tur­nos de tra­ba­jo. La pro­duc­ción de vehícu­los ca­yó un 1%.

Si que­re­mos in­cen­ti­var el co­che eléc­tri­co ha­ga­mos pla­nes co­mo Fran­cia, que va a in­ver­tir 20.000 mi­llo­nes de eu­ros. Ayu­de­mos a las fa­mi­lias a com­prar los co­ches que to­da­vía son ca­ros, es­pe­cial­men­te pa­ra los es­pa­ño­les que tie­nen sa­la­rios pre­ca­rios. In­vir­ta­mos en in­no­va­ción pa­ra desa­rro­llar tec­no­lo­gía es­pa­ño­la. Ha­ga­mos pla­nes de for­ma­ción pro­fe­sio­nal pa­ra pre­pa­rar a nues­tros tra­ba­ja­do­res pa­ra los re­tos de la com­pe­ten­cia, prin­ci­pal­men­te chi­na, la ro­bo­ti­za­ción y el en­ve­je­ci­mien­to de las plan­ti­llas. Así ayu­da­re­mos a que sea eco­nó­mi­ca­men­te via­ble com­prar vehícu­los sos­te­ni­bles.

Es­te plan tar­da­rá, mien­tras con­cen­tre­mos nues­tros es­fuer­zos pa­ra re­du­cir las emi­sio­nes con­ta­mi­nan­tes en ins­ta­lar ener­gía so­lar fo­to­vol­tai­ca, es­pe­cial­men­te en au­to­con­su­mo en la in­dus­tria y en edi­fi­cios de vi­vien­das nue­vas y usa­das en el cen­tro de nues­tras ciu­da­des. Ade­más, re­du­ci­re­mos la fac­tu­ra de la luz de nues­tras em­pre­sas y fa­mi­lias, sin ne­ce­si­dad de sub­ven­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.