Los se­ce­sio­nis­tas tum­ban los Pre­su­pues­tos y rom­pen la ma­yo­ría del Go­bierno

El País (Valencia) - - ESPAÑA - ANA­BEL DÍEZ / JA­VIER CASQUEIRO,

La ma­yo­ría que se for­mó ha­ce al­go me­nos de ocho me­ses pa­ra des­alo­jar al PP del Go­bierno y lle­var a La Mon­cloa al so­cia­lis­ta Pe­dro Sán­chez sal­tó ayer por los ai­res. Los gru­pos in­de­pen­den­tis­tas vo­ta­ron en con­tra de los Pre­su­pues­tos, lo que abo­ca al

La le­gis­la­tu­ra em­pe­zó su cuen­ta atrás a las 12.45 de ayer. A esa ho­ra el Con­gre­so vo­tó de­vol­ver al Go­bierno los Pre­su­pues­tos pa­ra 2019 por 191 vo­tos con­tra 158 y una abs­ten­ción. El PP, Ciu­da­da­nos, ERC, PDeCAT, CC, UPN, Bil­du y una dipu­tada de En Ma­rea re­cha­za­ron las cuen­tas y abo­ca­ron al Eje­cu­ti­vo —muy pro­ba­ble­men­te— al ade­lan­to de elec­cio­nes, en una fe­cha que ma­ña­na vier­nes des­ve­la­rá el pre­si­den­te Pe­dro Sán­chez.

An­tes de la vo­ta­ción de las en­mien­das, Uni­dos Po­de­mos, el PNV y el Gru­po So­cia­lis­ta hi­cie­ron un úl­ti­mo in­ten­to, en­fá­ti­co y per­sis­ten­te, pa­ra con­ven­cer a los in­de­pen­den­tis­tas ca­ta­la­nes (ERC y PDeCAT) de que re­ti­ra­ran las en­mien­das a la to­ta­li­dad y va­li­da­ran las cuen­tas del Go­bierno de Sán­chez. Al­ber­to Gar­zón y Joan Me­na, de Uni­dos Po­de­mos y En Co­mú Po­dem, y Ai­tor Es­te­ban, por­ta­voz del PNV, se su­ma­ron a los por­ta­vo­ces so­cia­lis­tas pa­ra ins­tar al in­de­pen­den­tis­mo a que per­mi­tie­ran la tra­mi­ta­ción de los Pre­su­pues­tos sin ab­ju­rar de sus de­man­das. Fue inú­til.

El cru­ce de re­pro­ches vino tan­to del la­do de los so­cia­lis­tas co­mo de los in­de­pen­den­tis­tas. Es­tos úl­ti­mos, a tra­vés de Joan Tar­dà, de ERC, y Car­les Cam­pu­zano, del PDeCAT, con­si­de­ra­ron que la iz­quier­da “ha per­di­do una opor­tu­ni­dad de en­cau­zar el pro­ble­ma con Ca­ta­lu­ña”, se­gún el re­pu­bli­cano, en tan­to que Cam­pu­zano ase­gu­ra­ba que el je­fe del Eje­cu­ti­vo a acor­tar la le­gis­la­tu­ra y con­vo­car elec­cio­nes, lo que po­dría ha­cer ma­ña­na. La ne­ga­ti­va del Go­bierno a abor­dar la au­to­de­ter­mi­na­ción de Ca­ta­lu­ña ha con­du­ci­do fi­nal­men­te a la rup­tu­ra. El res­to de los so­cios (Uni­dos Po­de­mos y PNV) no con­si­guie­ron evi­tar el abrup­to fi­nal.

Go­bierno “no se ha es­for­za­do”. El tono de am­bos era de pe­sa­dum­bre: en el de­ba­te es­cu­cha­ron reite­ra­da­men­te lla­ma­mien­tos a que no de­ja­ran caer unas cuen­tas be­ne­fi­cio­sas a mi­llo­nes de ciu­da­da­nos, in­clui­dos los ca­ta­la­nes. La ma­yo­ría que pro­pi­ció la mo­ción de cen­su­ra con­tra Ma­riano Ra­joy, en fin, re­ven­tó.

El apa­sio­na­do de­ba­te del mar­tes dio pa­so a una jor­na­da con ai­re de des­pe­di­da y dis­cur­sos que se mo­vían en­tre la in­cre­du­li­dad y la im­po­ten­cia de quie­nes se ne­ga­ban a creer que los in­de­pen­den­tis­tas iban a tum­bar las cuen­tas. El lí­der del PP, Pa­blo Ca­sa­do, y el de Ciu­da­da­nos, Al­bert Ri­ve­ra, se au­sen­ta­ron del de­ba­te y so­lo se in­cor­po­ra­ron pa­ra la vo­ta­ción. Sí se man­tu­vo en su es­ca­ño el pre­si­den­te Sán­chez, que es­cu­chó con ges­tos de asen­ti­mien­to las in­ter­ven­cio­nes de Al­ber­to Gar­zón, de Uni­dos Po­de­mos, y de sus com­pa­ñe­ros de coa­li­ción, ade­más de pres­tar mu­cha aten­ción a Ai­tor Es­te­ban (PNV). El ob­je­ti­vo era tra­tar de con­ven­cer a los gru­pos in­de­pen­den­tis­tas de que no mez­cla­ran su cau­sa ca­ta­la­na con los pre­su­pues­tos. Es­ta fue, por ejem­plo, la ac­ti­tud de la por­ta­voz so­cia­lis­ta, Adria­na Las­tra, y so­bre to­do de la gran pro­ta­go­nis­ta de es­tas jor­na­das, la mi­nis­tra de Ha­cien­da, Ma­ría Je­sús Mon­te­ro.

To­do eso fue en vano. Tan­to ERC co­mo el PDeCAT lle­va­ron has­ta el fi­nal de su ad­ver­ten­cia: no ha­brá Pre­su­pues­tos si no se em­pren­de la ne­go­cia­ción so­bre

/ ULY MAR­TÍN

La por­ta­voz par­la­men­ta­ria de Uni­dos Po­de­mos, Ire­ne Mon­te­ro, ha­bla con el del PDeCAT, Car­les Cam­pu­zano, ayer en el pleno.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.