Los apar­ca­mien­tos pa­ra re­si­den­tes, sa­tu­ra­dos

La zo­na na­ran­ja tie­ne más de 5.000 tar­je­tas de usua­rios y so­lo dis­po­ne de 2.578 pla­zas Jun­to con la azul han per­di­do un 4% de los es­pa­cios en be­ne­fi­cio de mo­tos o con­te­ne­do­res

El Periódico Aragón - - Portada - D. L. G. dlo­pezg@ara­gon.el­pe­rio­di­co.com ZA­RA­GO­ZA DÉ­FI­CIT CONS­TAN­TE //

La ope­ra­ción as­fal­to que se ha pues­to en mar­cha es­ta se­ma­na en el cen­tro de Za­ra­go­za ha pues­to de ma­ni­fies­to una reali­dad en la zo­na de es­ta­cio­na­mien­to re­gu­la­do pa­ra re­si­den­tes, más co­no­ci­da co­mo zo­na na­ran­ja, que es ex­ten­si­ble a to­dos los sec­to­res que ac­tual­men­te exis­ten, tre­ce en to­tal. Se tra­ta de la sa­tu­ra­ción que se da en mu­chos de ellos y que co­rro­bo­ra el con­tun­den­te da­to de que exis­ten 2.578 apar­ca­mien­tos dis­po­ni­bles so­lo pa­ra per­so­nas em­pa­dro­na­das en ellos, y 5.010 usua­rios ins­cri­tos. Es­to con­si­gue que la ra­tio sea de una pla­za por ca­da dos re­si­den­tes con dis­tin­ti­vo pa­ra usar­la y que so­lo tie­nen que sa­car el tí­quet –2,5 eu­ros por una se­ma­na y 10 por to­do un mes– pa­ra po­der uti­li­zar­la.

El pro­ble­ma es evi­den­te y el ayun­ta­mien­to qui­zá de­be­ría re­vi­sar el mo­de­lo pa­ra dar ma­yor co­ber­tu­ra a aque­llas zo­nas en las que la sa­tu­ra­ción es es­pe­cial­men­te al­ta. Por ejem­plo en la zo­na 3, en el en­torno de la pla­za de to­ros de La Mi­se­ri­cor­dia, don­de se da la pe­cu­lia­ri­dad de que pa­ra 176 pla­zas dis­po­ni­bles en zo­na na­ran­ja hay 506 dis­tin­ti­vos ob­te­ni­dos, una tar­je­ta que se con­ce­de ex­clu­si­va­men­te a re­si­den­tes y que con­se­guir­los es gra­tis. Aún su­man­do las 230 de zo­na azul lle­ga­rían a sa­tis­fa­cer la hi­po­té­ti­ca de­man­da. Y es que no es exac­ta­men­te la que al fi­nal la uti­li­za pe­ro lo cier­to es que si to­dos lo hi­cie­ran no ca­brían en las que exis­ten.

Aun­que hay un ele­men­to aña­di­do a es­ta es­ta­dís­ti­ca del es­ta­cio­na­mien­to re­gu­la­do, y es el nú­me­ro de pla­zas que se han ido eli­mi­nan­do en los úl­ti­mos años, 292 en­tre la zo­na azul y na­ran­ja. Al­gu­nas no­ve­da­des en la vía pú­bli­ca o me­di­das que ha adop­ta­do el ayun­ta­mien­to han aca­ba­do afec­tan­do a es­te ser­vi­cio que, en los años que lle­va la ac­tual con­ce­sio­na­ria, Z+M, nun­ca ha te­ni­do dis­po­ni­bles to­dos los es­ta­cio­na­mien­tos que te­nía por con­tra­to, 6.777. Lo cier- to es que, ac­tual­men­te, tie­ne que con­tro­lar 6.483, por los que co­bra a los usua­rios que los em­plean ca­da día y en los que tie­ne de­po­si­ta­dos sus be­ne­fi­cios, ade­más de cu­brir los cos­tes de la ex­plo­ta­ción.

Pe­ro en lo que res­pec­ta a los re­si­den­tes, que es el fin úl­ti­mo de la zo­na na­ran­ja, el en­torno de la pla­za de Los Si­tios, por ejem­plo, es don­de más se ha po­di­do no­tar. La cons­truc­ción de un apar­ca­mien­to sub­te­rrá­neo en la ca­lle Mo­ret, apar­te de la eli­mi­na­ción de unos 80 es­ta­cio­na­mien­tos en su­per­fi­cie pa­ra los que allí re­si­den, ha con­lle­va­do dos años de obras pa­ra su eje­cu­ción. Qui­zá es­te sea el ejem­plo más re­co­no­ci­ble del im­pac­to que un pro­yec­to pue­de te­ner en los usua­rios, que su­plen con es­tos apar­ca­mien­tos en la ca­lle la au­sen­cia de ga­ra­jes que mu­chas edi­fi­ca­cio­nes tie­nen. Es­pe­cial­men­te en la zo­na Cen­tro y el Cas­co His­tó­ri­co. Aho­ra ese pár­king no so­lo le ha afec­ta­do con las obras sino que son com­pe­ten­cia pa­ra el pre­sen­te y fu­tu­ro.

Sin em­bar­go, no es el úni­co mo­ti­vo por el que es­tas pla­zas se han ido re­du­cien­do en la ciu­dad. De he­cho, se­gún fuentes ofi­cia­les de la con­ce­sio­na­ria, el 43% de las pla­zas que se han eli­mi­na­do en es­tos úl­ti­mos años se de­be a la co­lo­ca­ción de con­te­ne­do­res en las ca­lles. Y es que, no hay que ob­viar­lo, el im­pul­so a la con­cien­cia­ción ciu­da­da­na con el re­ci­cla­je su­po­ne tam­bién una ocu­pa­ción ma­yor de la es­ce­na ur­ba­na. Los de­pó­si­tos siem­pre van jun­to a la ace­ra y, ge­ne­ral­men­te, en pla­zas de es­ta­cio­na­mien­to. De acei­te, el ma­rrón pa­ra la re­co­gi­da de ma­te­ria or­gá­ni­ca y, en bre­ve, el de la ro­pa usa­da jun­to a los ya exis­ten­tes de pa­pel y car­tón, vi­drio o en­va­ses li­ge­ros. A cos­ta de apar­ca­mien­tos re­gu­la­dos, po­co más de 120 de los 294 que fal­tan a Z+M.

Otro 21%, unas 60, se han per­di­do por la co­lo­ca­ción de nue­vas zo­nas ex­clu­si­vas pa­ra la car­ga y des­car­ga, tam­bién muy ne­ce­si­ta­da de es­pa­cio en la vía pú­bli­ca. Y un 14%, más de 40, por ha­bi­li­tar es­pa­cios pa­ra el es­ta­cio­na­mien­to de mo­tos. El in­cre­men­to de es­tos vehícu­los obli­ga­ba a fa­ci­li­tar su apar­ca­mien­to y, en oca­sio­nes, a cos­ta de sa­cri­fi­car es­ta­cio­na­mien­tos re­gu­la­dos. Otro 12%, más de 30, se han su­pri­mi­do pa­ra de­di­car­las a nue­vos va­dos. Un 5%, una quin­ce­na, pa­ra obras rea­li­za­das en las ace­ras, y más de una de­ce­na, un 4%, pa­ra ha­bi­li­tar es­ta­cio­na­mien­tos re­ser­va­dos a per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad.

En de­fi­ni­ti­va, lo que se ha per­di­do en po­cos años son 157 pla­zas en la zo­na azul –un 3,9% de las 4.062 que de­be­ría ha­ber por con­tra­to–, que se po­drían su­mar a las 3.905 que hay en fun­cio­na­mien­to; y otras 137 en la na­ran­ja –un 5% de las 2.715 que ten­drían que exis­tir–, que aña­dir a las 2.578 que aho­ra tie­nen a su dis­po­si­ción los 5.010 ins­cri­tos con dis­tin­ti­vo. Por eso cuan­do las má­qui­nas le­van­ta­ron el pa­vi­men­to en ca­lles co­mo Cá­no­vas, inu­ti­li­zan­do el 40% de las 262 pla­zas dis­po­ni­bles en el en­torno de Cor­tes de Ara­gón, los 444 ins­cri­tos que hay lo no­tan más.

El en­torno de la pla­za de Los Si­tios es una de las que tie­ne más dé­fi­cit.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.