Los ci­clis­tas aplau­den ele­var a 9 años las pe­nas por ho­mi­ci­dio im­pru­den­te

El Con­gre­so pro­po­ne su­bir la con­de­na má­xi­ma por es­te de­li­to El co­lec­ti­vo es­pe­ra que es­ta me­di­da sir­va a los con­duc­to­res pa­ra con­cien­ciar­se

El Periódico Aragón - - Aragón - L. M. G. lm­ga­bas@ara­gon.el­pe­rio­di­co,com ZA­RA­GO­ZA RA­PI­DEZ ATEN­TA­DO

Au­men­tar las con­de­nas por los ho­mi­ci­dios im­pru­den­tes al vo­lan­te es una de las re­cla­ma­cio­nes de los ci­clis­tas que ob­ser­van co­mo las muer­tes de otros afi­cio­na­dos a es­te de­por­te son cas­ti­ga­das con un má­xi­mo de cua­tro años de cár­cel. El acuer­do al­can­za­do por el Con­gre­so de los Dipu­tados pa­ra ele­var di­cha pe­na has­ta los nue­ve años de pri­va­ción de li­ber­tad ha si­do aplau­di­da por es­te co­lec­ti­vo.

Enrique Co­mín, Al­ber­to Mar­tí­nez o To­más Agus­tín San­cho son al­gu­nos de los nom­bres de ci­clis­tas muer­tos en la ca­rre­te­ra, des­pués de que un con­duc­tor ba­jo los efec­tos del al­cohol o de las dro­gas les arro­lla­ra mor­tal­men­te. En am­bos ca­sos, los res­pon­sa­bles de di­chas muer­tes, Leon­cio Moreno y Al­ber­to La­pie­dra, fue­ron con­de­na­dos, res­pec­ti­va­men­te, a cua­tro y dos años de car­cel. Unos an­te­ce­den­tes que, con el acuer­do al­can­za­do por las Cor­tes Ge­ne­ra­les, los pre­si­den­tes de los clubs ci­clis­tas Ac­tur. Ebro e Ibe­ria es­pe­ran que no se vuel­van a re­pe­tir.

Plá­ci­do Mem­bra­do, que es­tá al fren­te del club Ac­tur, se­ña­la que «lo im­por­tan­tes es la edu­ca­ción», si bien tie­ne la es­pe­ran­za de que sea «un pun­to de in­fle­xión pa­ra que los con­duc­to­res se to­men en se­rio es­te pro­ble­ma que nos afec­ta». «Au­men­tar las pe­nas era nues­tra reivin­di­ca­ción y es­ta­mos muy sa­tis­fe­chos que nos ha­yan es­cu­cha­do, si bien, no va­mos a ba­jar la guar­dia», apun­ta.

Mem­bra­do es­pe­ra que / es­te acuer­do par­la­men­ta­rio en­tre en vi­gor «con la ma­yor bre­ve­dad po­si­ble». En ello coin­ci­die el pre­si­den­te del club ci­clis­ta Ebro, Guillermo Pom­bo, «por­que so­mos per­so­nas, no un ani­mal que sa­le a la ca­rre­te­ra y te lle­vas por de­lan­te».

La ele­va­ción de las con­de­nas pa­ra Pom­bo es «fun­da­men­tal» pa­ra que los con­duc­to­res «pien­sen que el lle­var­se por de­lan­te a un ci­clis­ta o a vein­te no se apa­ña con cua­tro años, sino que des­tro­zas una vi­da y pue­des es­tar mu­cho tiem­po en pri­sión». «Jun­to a las pe­nas de cár­cel, la jus­ti­cia tam­bién ten­dría que ser me­nos la­xa a la ho­ra de re­ti­rar el car­net de con­du­cir, si­go sin en­ten­der co­mo al ca­mio­ne­ro que se lle­vó al pre­si­den­te del club ci­clis­ta Ebro tan so­lo le sus­pen­die­ron el per­mi­so du­ran­te un año». «Hay que es­car­men­tar a la gen­te», sen­ten­ció.

San­tia­go Iran­zo, des­de el club ci­clis­ta Ibe­ria, re­sal­ta que to­do lo que sea «pe­na­li­zar un ho­mi­ci­dio im­pru­den­te ba­jo los efec­tos de las dro­gas o por ex­ce­so de ve­lo­ci­dad nos pa­re­ce­rá bien», si bien re­co­no­ce que «un des­pis­te no de­be­ría in­cluir­se den­tro de es­te au­men­to del cas­ti­go».

To­dos ellos ya es­tán or­ga­ni­zan­do la ya tra­di­cio­nal ma­ni­fes­ta­ción ci­clis­ta que ce­le­bran el úl­ti­mo domingo del mes de fe­bre­ro que, en el 2019, el ca­len­da­rio lo fi­ja en el día 26. En es­tas mar­chas siem­pre pi­den au­men­tar las con­de­nas, un asun­to que es­pe­ran no te­ner­lo que tra­tar, si bien to­da­vía que­da­rán pen­dien­tes otros co­mo la lim­pie­za o el man­te­ni­mien­to de los ar­ce­nes de las ca­rre­te­ras.

Es­tas es­pe­ran­zas pue­den ver­se sa­tis­fe­chas es­te lu­nes cuan­do se vo­te es­ta me­di­da en la que tra­ba­ja la po­nen­cia del Con­gre­so en­car­ga­da de re­for­mar el Có­di­go Pe­nal en ma­te­ria de se­gu­ri­dad vial. Se­gún pu­bli­có Eu­ro­pa Press, cuen­ta con el acuer­do de la ma­yo­ría de los gru­pos.

El nue­vo tex­to apues­ta / por ca­li­fi­car siem­pre co­mo im­pru­den­cia gra­ve la con­duc­ción que aten­ta con­tra la in­te­gri­dad de las per­so­nas en los si­guien­tes tres su­pues­tos: cuan­do se co­me­te un de­li­to con­tra la se­gu­ri­dad vial por ex­ce­so de ve­lo­ci­dad, cuan­do se ha­ce ba­jo la in­fluen­cia de dro­gas, o ba­jo la in­fluen­cia de al­cohol.

Has­ta aho­ra, el juez va­lo­ra­ba si la im­pru­den­cia ha­bía si­do gra­ve, me­nos gra­ve o le­ve, de acuer­do con las cir­cuns­tan­cias con­cu­rren­tes en el he­cho. Con la nue­va re­gu­la­ción pro­pues­ta, en cual­quie­ra de es­tos tres su­pues­tos no ca­brá mar­gen de in­ter­pre­ta­ción y se con­si­de­ra­rá im­pru­den­cia gra­ve en cual­quier ca­so.

Los gru­pos tam­bién acor­da­ron que se in­clu­ya en el Có­di­go Pe­nal un nue­vo ca­pí­tu­lo de­di­ca­do a los de­li­tos con­tra la se­gu­ri­dad vial en el que es­té pre­sen­te de for­ma es­pe­cí­fi­ca un de­li­to de aban­dono del lu­gar del ac­ci­den­te.

ÁN­GEL DE CAS­TRO

Ac­ci­den­te mor­tal de dos ci­clis­tas, Enrique Co­mín y Al­ber­to Mar­tí­nez, en la N-232 en Bo­to­rri­ta (Za­ra­go­za)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.