Be­lle­za.

Los cos­mé­ti­cos fal­sos tie­nen pe­li­gro. Cla­ves pa­ra iden­ti­fi­car­los.

El Periódico de Catalunya (Castellano) - Dominical - - SUMARIO - Por Ste­fa­nie Mi­lla

Aler­gia, der­ma­ti­tis o man­chas. La reac­ción de la piel an­te las fal­si­fi­ca­cio­nes de al­gu­nos cos­mé­ti­cos pue­de ser muy des­agra­da­ble. Te da­mos las pistas pa­ra iden­ti­fi­car­las.

Es o bv i o que u na i mi tac i ó n tie­ne mu­chas ca­ren­cias fren­te a un pro­duc­to ori­gi­nal. El aro­ma no tie­ne per­ma­nen­cia, el en­va­se no tie­ne la ca­li­dad es­pe­ra­da… Pe­ro es que, ade­más, pue­de ser pe­li­gro­so. Un aná­li­sis com­pa­ra­ti­vo de per­fu­mes au­tén­ti­cos y fal­si­fi­ca­dos rea­li­za­dos en un la­bo­ra­to­rio eu­ro­peo pe­di­do por Stan­pa (la Aso­cia­ción Na­cio­nal de Per­fu­me­ría y Cos­mé­ti­ca) per­mi­tió sa­ber que al­gu­nos de esos com­po­nen­tes no se po­dían iden­ti­fi­car o in­clu­so de­mos­tra­ron ser in­gre­dien­tes prohi­bi­dos, co­mo el eti­len­gli­col. Co­mo ex­pli­ca Carmen Es­te­ban, directora téc­ni­ca de Stan­pa, «los in­gre­dien­tes de los per­fu­mes fal­si­fi­ca­dos no pa­san nin­gún con­trol de ca­li­dad ni res­pe­tan las me­di­das de eva­lua­ción de se­gu­ri­dad que es­ta­ble­ce el Re­gla­men­to Eu­ro­peo de Cos­mé­ti­cos, al­go gra­ve en un pro­duc­to que es­tá du­ran­te ho­ras en con­tac­to con nues­tra piel». Es de­cir: cuan­do nos echa­mos un per­fu­me fal­so, no te­ne­mos ni idea de lo que en­tra en con­tac­to con nues­tro cuer­po. Irri­ta­ción ocu­lar, der­ma­ti­tis, reacciones alér­gi­cas, man­chas en la piel, fo­to­to­xi­ci­dad… son so­lo al­gu­nas de las po­si­bles reacciones a las que nos po­de­mos en­fren­tar. Y, ade­más, si su­fri­mos al­gún ti­po de aler­gia, se­rá im­po­si­ble sa­ber a qué com­po­nen­te, pues esas fór­mu­las son más mis­te­rio­sas que las pó­ci­mas de Harry Pot­ter.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.