Más vuel­tas en torno a la he­ren­cia

El Periódico de Catalunya (Castellano) - Dominical - - FIRMAS -

en la com­pe­ti­ción par­ti­cu­lar que sos­tie­nen va­rios par­ti­dos en Es­pa­ña por de­mos­trar que son más de de­re­chas que el ri­val se gas­tan mu­chas pa­la­bras. Lo más cos­to­so es que se ex­pri­men los sím­bo­los y las ins­ti­tu­cio­nes del país en un ma­no­seo al­go obs­ceno. Re­cuer­da a esas pa­re­jas que cuan­do se po­nen a dis­cu­tir en pleno di­vor­cio co­mien­zan a adue­ñar­se de los hi­jos, del es­fuer­zo hi­po­te­ca­rio, de la te­le­vi­sión de plas­ma, del co­che y de la man­te­le­ría. Es­to es mío, se echan en ca­ra uno al otro sin en­ten­der la com­ple­ji­dad de la vi­da en pa­re­ja, tan si­mi­lar a la com­ple­ji­dad de la vi­da en co­mu­ni­dad. Se les per­do­na por­que pug­nan con to­do de­re­cho por un bo­tín de vo­tos. Pe­ro, en la pe­lea, ha que­da­do ca­si sin co­men­ta­rio la pro­pues­ta de Ciu­da­da­nos de eli­mi­nar el im­pues­to de su­ce­sio­nes. Se­gún ellos, el tri­bu­to es un im­pues­to a la cla­se me­dia. A to­da pri­sa el PP tam­bién los apo­yó en el Con­gre­so, qui­zá por­que sa­bían que la vo­ta­ción se per­de­ría, por el mo­men­to. Acier­tan al de­cir que el tri­bu­to por he­ren­cia cas­ti­ga, y mu­cho, a la cla­se me­dia. Pe­ro se equi­vo­can en al­go más esen­cial. Si no cas­ti­ga más a la cla­se al­ta, es por­que en­cuen­tran ata­jos pa­ra elu­dir­lo. Los in­for­mes han de­tec­ta­do que las fa­mi­lias con más ren­ta po­seen una in­ge­nie­ría fis­cal so­fis­ti­ca­da pa­ra re­du­cir al má­xi­mo el pa­go de im­pues­tos por he­ren­cia. Un ro­sa­rio de ase­so­res los ad­vier­te de la pro­xi­mi­dad del pa­go y co­mien­za el jue­go de ce­sio­nes en vi­da, cam­bio de nom­bre, ro­ta­ción de pro­pie­da­des, eva­sión vía em­pre­sas. Por des­gra­cia, la Agen­cia Tri­bu­ta­ria ca­re­ce de me­dios, y qui­zá de im­pul­so po­lí­ti­co, pa­ra fre­nar es­ta elu­sión fis­cal de una éli­te. Sin em­bar­go, la cla­se me­dia es­pa­ño­la ca­re­ce de re­cur­sos pa­ra plan­tear­se una in­ge­nie­ría así. Por to­do ello, aca­ba por afron­tar los im­pues­tos su­ce­so­rios del pi­so he­re­da­do de unos pa­dres an­cia­nos re­cién fa­lle­ci­dos y pien­sa que el Es­ta­do le es­tá ro­ban­do al­go que es su­yo de to­do de­re­cho. So­lo las per­so­nas con un ta­lan­te más so­li­da­rio en­tien­den que el im­pues­to su­ce­so­rio es pro­gre­si­vo y, en su re­dac­ción ac­tual, au­men­ta el gra­va­men a me­di­da que au­men­ta la can­ti­dad re­cau­da­da. Ya otras ve­ces he­mos apun­ta­do a la es­tu­pen­da ini­cia­ti­va es­ta­tal por la que una per­so­na que de­ten­ta los de­re­chos de au­tor de su pro­ge­ni­tor mú­si­co o es­cri­tor pier­de ese pa­tri­mo­nio al cum­plir­se se­ten­ta años de la muer­te de aquel. Pa­sa en­ton­ces la pro­pie­dad a ser de do­mi­nio pú­bli­co. Es­to se per­mi­te por­que los per­ju­di­ca­dos son ar­tis­tas y sus hi­jos. Si es­to le ocu­rrie­ra a al­guien con la ca­sa de sus pa­dres o la em­pre­sa del abue­lo, ten­dría­mos que es­cu­char los gri­tos has­ta en las mez­qui­tas. La OCDE ha se­ña­la­do que Es­pa­ña es el se­gun­do país miem­bro de su or­ga­ni­za­ción don­de ma­yo­res can­ti­da­des se he­re­dan y, por tan­to, uno de los que ma­yor de­sigual­dad fo­men­ta en­tre su so­cie­dad. La con­se­cuen­cia de no gra­var es­tas ele­gir lo se­gun­do. Es el ries­go a ver a nues­tros hi­jos pa­de­cer pri­va­cio­nes lo que nos ha­ce ig­no­rar ese ideal de vi­da pa­ra con­for­mar­nos con el ata­jo de de­jar­les a los des­cen­dien­tes la ma­yor can­ti­dad po­si­ble y, en mu­chos ca­sos, em­pu­jar­los a po­ner­se al fren­te de la em­pre­sa he­re­da­da, aun­que qui­zá no sea la vo­ca­ción de su vás­ta­go. La in­fe­li­ci­dad ya sa­be­mos que se fa­bri­ca a ve­ces con las me­jo­res in­ten­cio­nes. La he­ren­cia in­mo­de­ra­da es un error so­cial, por más que aho­ra se uti­li­ce pa­ra ara­ñar cua­tro vo­tos a cos­ta del en­fa­do com­pren­si­ble que to­dos pa­de­ce­mos cuan­do nos to­ca pa­gar tri­bu­tos fis­ca­les al Es­ta­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.