The Di­sas­ter Ar­tist recrea el rodaje de The Room, uno de los me­jo­res peo­res fil­mes de la his­to­ria.

La co­me­dia ‘The di­sas­ter ar­tist’ recrea el rodaje de ‘The room’, una de las me­jo­res peo­res pe­lí­cu­las de la his­to­ria. Con oca­sión de su es­treno, re­pa­sa­mos otros de los tí­tu­los que os­ten­tan tan bi­za­rro ho­nor

El Periódico de Catalunya (Castellano) - On Barcelona - - SUMARIO - nan­do­sal­vag@yahoo.es/ Nan­do Salvà

Re­co­noz­cá­mos­lo: nos gus­tan las ma­las pe­lí­cu­las. ¿Por qué? Qui­zá por el mis­mo in­te­rés que nos ha­ce con­tem­plar con fas­ci­na­ción los cho­ques de tre­nes o los edi­fi­cios de­mo­li­dos: nos fas­ci­nan los desastres. Por su­pues­to, pe­lí­cu­las ma­las hay mu­chas pe­ro so­lo unas pri­vi­le­gia­das lo­gran ser desas­tro­sas y eri­gir­se en obras tan in­creí­ble­men­te inep­tas que por al­gún mo­ti­vo mis­te­rio­so, por mu­cho que lo in­ten­te, uno no pue­de apar­tar la mi­ra­da de ellas. Co­mo si de re­pen­te, por ar­te de ma­gia, su ar­gu­men­to dis­pa­ra­ta­do se con­vir­tie­ra en plau­si­ble, sus atro­ces in­ter­pre­ta­cio­nes ad­qui­rie­ran ma­ti­ces sha­kes­pea­ria­nos y sus efec­tos especiales cha­pu­ce- ros fue­ran la en­vi­dia del ci­ne de Ja­mes Ca­me­ron.

El ca­tá­lo­go de las llamadas «pe­lí­cu­las tan ma­las que son bue­nas» es ex­ten­sí­si­mo. En la lis­ta que pro­po­ne­mos a con­ti­nua­ción, cons­te, no es­tán to­das las que son. Fal­tan Mi ami­go Mac (1988) y Ma­nos: The hands of fa­te (1966) y Yo, el Hal­cón (1987) y Ro­bot mons­ter (1953)…

Pe­ro sí son to­das las que es­tán, em­pe­zan­do por la que du­ran­te mu­cho tiem­po fue con­si­de­ra­da ofi­cial­men­te la me­jor ma­la pe­lí­cu­la del mun­do, Plan 9 from ou­ter spa­ce (1959) –aun­que lo cier­to es que cual­quier pe­lí­cu­la de su di­rec­tor, Ed Wood, po­dría ha­ber os­ten­ta­do ese in­fa­me tí­tu­lo–, y aca­ban­do por The room, la ópe­ra pri­ma y obra mag­na de Tommy Wi­seau. El rodaje de es­ta úl­ti­ma es re­crea­do al de­ta­lle en The di­sas­ter ar­tist, hi­la­ran­te co­me­dia di­ri­gi­da y pro­ta­go­ni­za­da por Ja­mes Fran­co.

Da por he­cho que sal­drás de la pro­yec­ción con la man­dí­bu­la do­lo­ri­da de tan­to reír.

Xa­na­dú (1980)

Se gas­ta­ron una for­tu­na en ha­cer­la, a pe­sar de que no te­ner ni idea de qué pre­ten­dían. Trans­cu­rre en un ga­ri­to en el que la gen­te pa­ti­na, y sus gran­dio­sos nú­me­ros mu­si­ca­les al­ter­nan gé­ne­ros dis­pa­res co­mo el swing, el rock’n’roll y el country. Es muy ton­ta, pe­ro la gen­te la ado­ra.

Plan 9 from ou­ter spa­ce (1959)

Ed Wood creó los de­co­ra­dos con car­to­nes y cor­ti­nas de ba­ño y usó tar­te­ras a mo­do de ov­nis. El ac­tor Be­la Lu­go­si re­cu­rrió al qui­ro­prác­ti­co de su se­ño­ra pa­ra que ro­da­ra las es­ce­nas res­tan­tes. La in­com­pe­ten­cia que de­rro­cha la cin­ta en ca­da se­gun­do la ha­ce más di­ver­ti­da que el 90% de las co­me­dias in­ten­cio­na­das.

Troll 2 (1990)

La his­to­ria de unos mons­truos ve­ge­ta­ria­nos que in­ten­tan con­ver­tir a una fa­mi­lia en plan­tas pa­ra co­mér­se­la. Sus pro­duc­to­res la ti­tu­la­ron así pa­ra ha­cer­la pa­re­cer la se­cue­la de Troll (1986), pe­se a que no te­nía re­la­ción. Ver­la nu­bla la ra­zón. Se­gu­ra­men­te por eso es inevi­ta­ble enamo­rar­se de ella.

Ho­ward, un nue­vo hé­roe (1986)

Un pa­to ex­tra­te­rres­tre lle­ga a la Tie­rra y, mien­tras sal­va el mun­do, ha­ce mi­gas con una can­tan­te. En una es­ce­na, el ána­de to­ca la gui­ta­rra e imi­ta el fa­mo­so pa­so del pa­to de Chuck Berry. En otra, la can­tan­te in­vi­ta a Ho­ward a su ca­ma. ¿Hay al­go más hi­la­ran­te que la zoo­fi­lia? La pro­du­jo Geor­ge Lucas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.