Vi­si­tar

SINSALIRDE CA­TA­LUN­YA

El Periódico de Catalunya (Castellano) - On Barcelona - - SUMARIO -

11 es­ca­pa­das sin­gu­la­res sin sa­lir de Ca­ta­lun­ya: des­de dor­mir en las ra­mas de los ár­bo­les has­ta ha­cer me­di­ta­ción.

1. Mil Es­tre­lles

DUR­MIEN­DO CA­SI AL DES­CU­BIER­TO

Cor­ne­llà del Te­rri

En es­te es­ta­ble­ci­mien­to, la ori­gi­na­li­dad no es­tá en la ofer­ta de ac­ti­vi­da­des sino en una ha­bi­ta­ción que en sí mis­ma es to­da una ex­pe­rien­cia. Mil Es­tre­lles cons­ta de es­tan­cias muy ro­mán­ti­cas en for­ma­to bub­ble (bur­bu­ja) pa­ra dor­mir, li­te­ral­men­te, ba­jo las es­tre­llas. La sen­sa­ción es la de pa­sar la no­che al ai­re li­bre, sin pa­re­des, pe­ro pro­te­gi­do de la in­tem­pe­rie, con­ser­van­do la in­ti­mi­dad y con to­das las co­mo­di­da­des de un ho­tel nor­mal. Una no­che úni­ca, en su­ma, que si­gue las re­glas del glam­ping, ten­den­cia hos­te­le­ra que fu­sio­na las con­di­cio­nes de un cám­ping con el con­fort pro­pio de un ho­tel tra­di­cio­nal. www.mi­les­tre­lles.com

2. La Vi­da Ho­tel

PA­RA PER­FEC­CIO­NAR TU SWING

Cal­des de Ma­la­ve­lla

Di­se­ño, con­fort, ele­gan­cia, van­guar­dia. Así es es­te es­ta­ble­ci­mien­to ubi­ca­do en el im­pre­sio­nan­te en­torno de PGA Ca­ta­lun­ya Re­sort, en Cal­des de Ma­la­ve­lla. Su car­ta de ac­ti­vi­da­des se di­ri­ge a los más de­por­tis­tas, ya que gi­ra en torno a la prác­ti­ca de la bi­ci­cle­ta, el te­nis, el pá­del y, so­bre to­do, el golf. Las ha­bi­ta­cio­nes es­tán equi­pa­das con ar­ma­rios es­pe­cial­men­te

di­se­ña­dos pa­ra al­ma­ce­nar la bol­sa de pa­los y las te­rra­zas ofre­cen vis­tas al cam­po de prác­ti­cas. www.la­vi­daho­tel.com

3. La Ga­rri­ga de Cas­te­lla­dral

DA­TE UN BA­ÑO DE BOS­QUE

Cas­te­lla­dral

La fa­mi­lia que re­gen­ta es­te eco­ho­tel lo de­fi­ne co­mo «un si­tio pa­ra re­co­nec­tar con la na­tu­ra­le­za y nues­tros orí­ge­nes». Las ac­ti­vi­da­des son pa­ra dis­fru­tar de los en­can­tos de un pa­ra­je pri­vi­le­gia­do, ais­la­do y con tra­di­ción: sea con un píc­nic en el pra­do, de­te­nién­do­se a es­cu­char el si­len­cio, sa­bo­rean­do la miel de ela­bo­ra­ción pro­pia o prac­ti­can­do yo­ga y me­di­ta­ción al ai­re li­bre. Tam­bién han in­te­gra­do en su ofer­ta los muy de mo­da ba­ños fo­res­ta­les, que con­sis­ten en aden­trar­se en bos­ques y apren­der a per­ci­bir el en­torno con los cin­co sen­ti­dos a lo lar­go de ca­mi­na­tas en la na­tu­ra­le­za que ayu­dan a com­ba­tir el es­trés. Otra pro­pues­ta ori­gi­nal de La Ga­rri­ga son sus ta­lle­res crea­ti­vos, en los que apren­de­rás a es­cri­bir re­la­tos, de­co­rar una me­sa o ela­bo­rar co­ro­nas de flo­res, en­tre otras ac­ti­vi­da­des. www.ma­sia­la­ga­rri­ga.com

4. Can Bo­nas­tre

LO­COS POR EL VINO

Mas­que­fa

Ca­ta­lun­ya es tie­rra de vi­nos y ca­da vez son más quie­nes se in­tere­san por ellos. Pa­ra ha­cer una in­mer­sión por to­do lo al­to, en las fal­das de Mon­tse­rrat se en­cuen­tra una ma­sía del si­glo XVI ro­dea­da de vi­ñe­dos. Ade­más de con­tar con to­dos los lu­jos, des­ta­ca por su bo­de­ga, la ofer­ta enotu­rís­ti­ca de la zo­na, los ta­lle­res de­di­ca­dos a la de­gus­ta­ción y ar­mo­ni­za­cio­nes de vi­nos y ca­vas e, in­clu­so, un spa de vi­no­te­ra­pia. To­do pa­ra des­cu­brir y dis­fru­tar de las vir­tu­des que brin­da la vid. www.can­bo­nas­tre.com

5. Mas To­rren­ci­to

TUS MAS­CO­TAS DIS­FRU­TA­RÁN MÁS QUE TÚ

Pa­rets d’em­por­dà

En es­ta pre­cio­sa ma­sía del si­glo XV man­dan los vi­si­tan­tes de cua­tro pa­tas. Tan­to es así que sus res­pon­sa­bles pre­fie­ren de­fi­nir­la co­mo «la pri­me­ra ca­sa ru­ral de Es­pa­ña pa­ra mas­co­tas que ad­mi­te per­so­nas». Ade­más de ser pet friendly en to­da re­gla y, por tan­to, de hos­pe­dar a los ani­ma­les de com­pa­ñía, tam­bién pro­mue­ven tu­ris­mo cam­pes­tre ac­ti­vo con ellos. Hay un ex­ten­so jar­dín ro­dea­do de bos­ques y cam­pos don­de las mas­co­tas dis­fru­ta­rán ju­gan­do y co­rrien­do, y cuan­do ha­ce buen tiem­po in­clu­so se po­drán dar un chapuzón con sus due­ños en la pis­ci­na de la fin­ca. www.mas­to­rren­ci­to.com

¿Quie­res des­co­nec­tar de la ciu­dad du­ran­te el puen­te de Tots Sants? ¿Bus­cas ex­pe­rien­cias di­fe­ren­tes? ¿Sa­bías que te pue­des que­dar a dor­mir en las ra­mas de unos ár­bo­les, ha­cer vo­to de si­len­cio, apren­der a ha­cer ‘patch­work’ o dar­te un ba­ño de vino? He­mos se­lec­cio­na­do 11 ho­te­les con es­tan­cias y ac­ti­vi­da­des muy di­fe­ren­tes que te ha­rán ol­vi­dar la ru­ti­na y, ca­si, ca­si, la reali­dad

GA­BRIE­LA ME­DI­NAEN UNA BUR­BU­JAMil Es­tre­lles ofre­ce ha­bi­ta­cio­nes con el te­cho trans­pa­ren­te pa­ra dor­mir ba­jo las es­tre­llas.EN EL BOS­QUELa Ga­rri­ga de Cas­te­lla­dral es un ‘eco­ho­tel’ ro­dea­do de ár­bo­les don­de ha­cer ba­ños fo­res­ta­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.