Al­bert Ven­tu­ra re­cu­pe­ra el To­rino, don­de el ver­mut se hi­zo po­pu­lar.

Al­bert Ven­tu­ra re­cu­pe­ra el To­rino, el lu­gar de en­tra­da del ape­ri­ti­vo ita­liano en Bar­ce­lo­na en 1902

El Periódico de Catalunya (Castellano) - On Barcelona - - SUMARIO - Pau Are­nós pa­re­nos@el­pe­rio­di­co.com

Lo pri­me­ro que se­du­ce del Grill Room Bar Tho­net es la fa­cha­da mo­der­nis­ta: los cris­ta­les em­plo­ma­dos, las ma­de­ras de­co­ra­das y si­nuo­sas y el con­tun­den­te ró­tu­lo. Inau­gu­ra­do en 1902, se ha pues­to en for­ma gra­cias al chef Al­bert Ven­tu­ra y al em­pre­sa­rio Al­bert Ta­ber­ner, al fren­te del Lon­don Bar y del Bar Pas­tís, un hom­bre res­ca­ta­dor y fi­ja­dor de la me­mo­ria. Y al que, sin du­da, le agra­da la pa­la­bra bar.

Fla­mi­nio Mez­za­la­ma, ge­ren­te de Mar­ti­ni & Ros­si en Es­pa­ña y Por­tu­gal, abrió en es­te lu­gar la pri­me­ra ver­mu­te­ría de Bar- ce­lo­na y es arre­ba­ta­do­ra la men­ción por­que los bis­nie­tos de sus clien­tes vuel­ven a ba­ñar­se en el ape­ri­ti­vo. De la os­cu­ri­dad en el mue­ble bar de los pa­dres al re­no­va­do bri­llo en los es­tan­tes.

Es­cri­bí por pri­me­ra vez so­bre Al­bert en el 2005, cuan­do me dio la bien­ve­ni­da en el só­tano en el que si­gue (el res­tau­ran­te Cou­re) y he con­ta­do la ma­yo­ría de sus aven­tu­ras, al­gu­nas triun­fa­les; otras, tor­men­to­sas. Res­pec­to del Bar Tho­net, no es ase­sor, sino co­pro­pie­ta­rio y esa es la ga­ran­tía de la per­du­ra­bi­li­dad.

Des­de la aper­tu­ra, he co­mi­do y he ce­na­do –con el paréntesis de un mes– y he vis­to ma­yor or­den en la sa­la: la ba­rra de 34 me­tros (nu­clear, el es­pi­na­zo de la ca­sa) y el co­me­dor del fon­do, sin con­tar el altillo, aún de­socu­pa­do.

Del pri­mer día, aplau­do el ta­rro de bo­ni­to con to­ma­te (pa­ra lle­var de píc­nic), la ca­ba­lla ma­ri­na­da con es­ca­be­che de len­te­jas (al­go du­ras) y el mo­lle­te con se­cre­to ibé­ri­co y que­so pa­yo­yo. Y apar­to el pin­cho de le­cha­zo por du­ro: Al­bert es­tá de acuer­do y lo ha cam­bia­do.

Son pla­tos en los que la­te lo po­pu­lar: «Quie­ro ha­cer al­go muy nues­tro, muy de aquí, ir de­jan­do un recetario. Me in­tere­sa el mo­de­lo de la Bo­de­ga 1900». Siem­pre Al­bert Adrià dan­do tro­te a los clá­si­cos (mu­chos Al­berts en la cró­ni­ca). En el se­gun­do round, echo un pulso al pul­po con cau­sa y ma­yo­ne­sa de kim­chi (muy

POR LA BA­RRA DE 34 ME­TROS DES­FI­LAN UNOS BU­ÑUE­LOS DE BA­CA­LAO DE PRE­MIO

bueno) y pre­gun­to al hi­lo de las pa­la­bras de Al­bert (Ven­tu­ra): ¿por qué no pul­po con pa­ta­tas y ma­yo­ne­sa pi­can­te?

Cin­tia Alon­so atien­de con di­li­gen­cia: prue­bo una co­pa de La Tra­vie­sa 2017 y otra de Or­to 2016. Me que­do con el Mon­tsant. Los pla­ti­llos des­fi­lan por la ba­rra de la mano de Aní­bal Gi­nes­ta, je­fe de co­ci­na. Pul­ga­res arri­ba: la cro­que­ta de po­llo (no es la pri­me­ra vez que lo es­cri­bo: en el po­dio cro­que­til), los bu­ñue­los de ba­ca­lao, la es­ca­li­va­da con sar­di­na ahu­ma­da (de Pe­re­lló), las al­bón­di­gas con se­pia y esa tor­ti­lla de pa­ta­tas po­co cua­ja­da. No in­clu­yo la es­quei­xa­da por­que el ba­ca­lao es­tá frío. He pe­di­do los ma­ca­rro­nes del me­nú (me­dio­día: 15 eu­ros) y son ri­cos y de­be­rían pa­sar a la car­ta, aun­que (re)pen­sa­dos pa­ra per­du­rar. De pos­tre, pe­ras al vino, por si ne­ce­si­ta­ba al­go li­ge­ro.

Si­tio sin­gu­lar, de­co­ra­do por Ri­card de Cap­many, lla­ma­do pri­me­ro Bar To­rino, pa­ra pa­sar a ser de­no­mi­na­do Pe­tit To­rino (Mez­za­la­ma tras­la­dó el nom­bre al lo­cal del pa­seo de Grà­cia), iden­ti­fi­ca­do a con­ti­nua­ción co­mo Grill Room y, en es­te mo­men­to, Grill Room Bar Tho­net. ¿No se os ha ocu­rri­do una iden­ti­dad más lar­ga?

El es­pí­ri­tu ver­mu­te­ro de­be­ría ser re­for­za­do, ex­pri­mi­do, vi­si­bi­li­za­do. En días de éx­ta­sis en ro­jo (más que blan­co), ¿có­mo es que no sa­cáis ré­di­to co­mer­cial al ki­ló­me­tro 0 del vino aro­ma­ti­za­do? Si no lo ha­céis, se os apa­re­ce­rá el fan­tas­ma (pi­ri­pi) de Fla­mi­nio Mez­za­la­ma. —

BAR MO­DER­NIS­TA Al­bert Ven­tu­ra, con la en­tra­da y el prin­ci­pio de la ba­rra del Bar Tho­net a su es­pal­da. En la fo­to pe­que­ña, el ta­rro de bo­ni­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.