La ilus­tra­do­ra Fla­vi­ta Ba­na­na reivin­di­ca la Via Laie­ta­na.

La pro­lí­fi­ca vi­ñe­tis­ta y di­bu­jan­te Fla­via Ál­va­rez, más co­no­ci­da co­mo Fla­vi­ta Ba­na­na, reivin­di­ca la tran­si­ta­da y caó­ti­ca ave­ni­da. «No se va­lo­ra su­fi­cien­te­men­te», afir­ma

El Periódico de Catalunya (Castellano) - On Barcelona - - SUMARIO - Laia Zie­ger

«ME SIEN­TO MUY

bar­ce­lo­ne­sa, y no vi­vi­ría en otro lu­gar en el mun­do. Pe­ro –¡me van a ma­tar!–, si hay un si­tio que me gus­ta par­ti­cu­lar­men­te es la Via Laie­ta­na. Re­pre­sen­ta la esen­cia de la ciu­dad», ex­pli­ca Fla­via Ál­va­rez, co­no­ci­da por sus lec­to­res y fo­llo­wers co­mo Fla­vi­ta Ba­na­na. La pro­lí­fi­ca ilus­tra­do­ra y di­bu­jan­te, una mi­ra­da de re­fe­ren­cia en la ac­tua­liu­na dad, de­mues­tra con su elec­ción la mis­ma ca­pa­ci­dad ana­lí­ti­ca, áci­da y ve­raz de sus vi­ñe­tas, ca­pa­ces de dar vuel­ta de tuer­ca a las re­la­cio­nes hu­ma­nas más ab­sur­das y có­mi­cas. De he­cho, pu­bli­ca en va­rios me­dios y en bre­ve la edi­to­rial ¡Ca­ram­ba! edi­ta­rá un nue­vo re­co­pi­la­to­rio con sus me­jo­res pie­zas. «La Via Laie­ta­na es un caos, un tre­men­do fo­llón don­de con­ver­gen lo­ca­les y tu­ris­tas que van mo­vién­do­se co­mo pue­den con ca­ra de susto. Tie­ne un ro­llo muy Gotham City: gris, du­ra, pe­ro tam­bién be­lla, mez­cla de am­pli­tud, cons­truc­cio­nes des­co­mu­na­les, al­gu­nas se­ño­ria­les y otras frías y va­cías. Se ven par­tes de la mu­ra­lla ro­ma­na y el ma­ra­vi­llo­so edi­fi­cio de Co­rreos, al que sue­lo ir pa­ra en­viar tra­ba­jos».

De es­te «ta­jo cri­mi­nal que le pe­ga­ron a la ciu­dad» des­ta­ca su uti­li­dad co­mo vía de ac­ce­so al Ei­xam­ple y al mar. «Per­mi­te lle­gar y de­jar el cen­tro en co­che fá­cil­men­te. Esa mo­vi­li­dad es muy im­por­tan­te pa­ra me­dir la ca­li­dad de una ciu­dad. So­bre to­do, pa­ra quie­nes vi­ven en el cen­tro his­tó­ri­co, co­mo yo. No quie­ro que sea pea­to­nal co­mo pre­ten­de el ayun­ta­mien­to. Por lo de­más, soy 100% de Co­lau», cuen­ta sin ro­deos es­ta ar­tis­ta de ri­sa franca y con­ta­gio­sa.

«PU­RA ADRE­NA­LI­NA»

«No se va­lo­ra su­fi­cien­te­men­te. Lle­ga al mar, siem­pre que lo­gres su­pe­rar to­dos los obs­tácu­los, co­mo las fur­go­ne­tas y los re­par­ti­do­res con sus pa­que­tes en la ace­ra. Pe­ro… ¡eso es Bar­ce­lo­na! ¡Y cru­zar­la en co­che o en bi­ci es pu­ra adre­na­li­na!», bro­mea. ¿Y qué no le gus­ta?: «Por arri­ba aca­ba en Ur­qui­nao­na, una pla­za ho­rro­ro­sa y muy mal or­ga­ni­za­da». Al­go ma­lo de­bía te­ner... —

«TIE­NE UN RO­LLO MUY GOTHAM CITY: GRIS, DU­RA PE­RO TAM­BIÉN BE­LLA», DES­CRI­BE

DANNY CAMINAL

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.