La CUP vuel­ve a pe­dir la di­mi­sión de Buch ►Los Mos­sos car­gan con­tra los CDR para pro­te­ger una ma­ni­fes­ta­ción de po­li­cías

Un hom­bre, con una bol­sa y una go­rra de España, he­ri­do le­ve al ser agre­di­do en el me­tro

El Periódico de Catalunya (Castellano) - - Portada - EDUAR­DO LÓPEZ ALONSO

La CUP y los co­mi­tés de de­fen­sa de la Re­pú­bli­ca (CDR) vol­vie­ron a pe­dir ayer la di­mi­sión del ‘con­se­ller’ de In­te­rior, Mi­quel Buch, por las car­gas de los Mos­sos en otra ma­ni­fes­ta­ción con­vo­ca­da por el sin­di­ca­do po­li­cial Ju­sa­pol en Bar­ce­lo­na. El am­plio des­plie­gue de la po­li­cía au­to­nó­mi­ca im­pi­dió que los ma­ni­fes­tan­tes con­vo­ca­dos por los CDR se to­pa­ran con la mar­cha en apo­yo al sin­di­ca­to po­li­cial. Tras la pro­tes­ta un hom­bre que lle­va­ba una ban­do­le­ra y una go­rra con los co­lo­res de la ban­de­ra de España re­sul­tó he­ri­do, de ca­rác­ter le­ve, al ser em­pu­ja­do por las es­ca­le­ras de la es­ta­ción del me­tro de Ur­qui­nao­na.

La ten­sión en­tre los par­ti­ci­pan­tes co­men­zó unas dos ho­ras an­tes de la ma­ni­fes­ta­ción, cuan­do los CDR in­cre­pa­ron a los Mos­sos, des­pués de que los agen­tes iden­ti­fi­ca­ran a va­rios de los con­cen­tra­dos. La pri­me­ra con­cen­tra­ción reunió a cer­ca de un cen­te­nar de per­so­nas en la pla­za de An­dré Mal­raux de Bar­ce­lo­na. Allí fue­ron con­vo­ca­dos los CDR des­pués de que el De­par­ta­ment de In­te­rior mo­di­fi­ca­ra el iti­ne­ra­rio de su ma­ni­fes­ta­ción para evi­tar que coin­ci­die­ra con la mar­cha del sin­di­ca­to po­li­cial, an­te el ries­go de in­ci­den­tes.

Los Mos­sos d’Es­qua­dra des­ple­ga­ron de­ce­nas de fur­go­nes po­li­cia­les para pre­ve­nir in­ci­den­tes y cor­ta­ron al trá­fi­co la ca­lle de Tra­fal­gar, des­de la pla­za de An­dré Mal­raux has­ta la de Ca­ta­lun­ya, don­de pre­ten­dían ma- ni­fes­tar­se am­bos gru­pos. Las iden­ti­fi­ca­cio­nes y re­gis­tros in­dig­na­ron a los con­cen­tra­dos, que in­cre­pa­ron a los an­ti­dis­tur­bios des­ple­ga­dos en la pro­tes­ta a gri­tos de «No me­re­céis la ‘sen­ye­ra’ que lle­váis»; «Los Mos­sos son fuer­za de ocu­pa­ción» o «Buch, di­mi­sión», en­tre abu­cheos y sil­bi­dos di­ri­gi­dos a los agen­tes.

La CUP y los CDR, que ya pi­die­ron el ce­se de Buch por las car­gas en la an­te­rior ma­ni­fes­ta­ción de Ju­sa­pol, re­cla­ma­ron de nue­vo el ce­se del ‘con­se­ller’. El dipu­tado Car­les Rie­ra de­nun­ció en su cuen­ta per­so­nal de Twit­ter que «una vez más, la Con­se­lle­ria d’In­te­rior de­ci­de pro­te­ger a los fas­cis­tas y agre­dir a los an­ti­fas­cis­tas». «Ver­güen­za de Go­vern, ver­güen­za de Mos­sos», tui­tea­ron los CDR.

CON­DE­NA DE RI­VE­RA Y CASADO / Tras la ma­ni­fes­ta­ción, un hom­bre re­sul­tó he­ri­do al ser em­pu­ja­do por una per­so­na cuan­do es­ta­ba ba­jan­do las es­ca­le­ras del me­tro, sin que me­dia­ra dis­cu­sión al­gu­na en­tre ellos, se­gún ex­pli­ca­ron tes­ti­gos al dia­rio ABC. La Guar­dia Ur­ba­na abrió di­li­gen­cias so­bre los he­chos ocu­rri­dos tras ser aler­ta­da del in­ci­den­te, aun­que la in­ves­ti­ga­ción co­rre a car­go de los Mos­sos d’Es­qua­dra. Tan­to el lí­der del PP, Pablo Casado, como el de Ciu­da­da­nos, Al­bert Ri­ve­ra, con­de­na­ron la agre­sión. «¿Qué más tie­ne que pa­sar para que el Go­bierno ac­túe?», cla­mó el po­pu­lar, mien­tras que el na­ran­ja se­ña­ló que «así es­tán las co­sas en la Ca­ta­lun­ya de To­rra». Por su par­te, Ga­briel Ru­fián apun­tó que, ade­más de la ban­do­le­ra y la go­rra de España, el he­ri­do tam­bién lle­va­ba una ca­mi­se­ta de Ar­ju­na, un gru­po de mú­si­ca neo­na­zi.

AP / MA­NU FER­NÁN­DEZ

Los Mos­sos d’Es­qua­dra gol­pean con po­rras a ma­ni­fes­tan­tes de los CDR, ayer en Bar­ce­lo­na.

RI­CARD CU­GAT

Ma­ni­fes­ta­ción del sin­di­ca­to po­li­cial Ju­sa­pol, ayer, en Bar­ce­lo­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.