Los dos pac­tos

En ju­nio, el ayun­ta­mien­to re­gu­la­ri­zó 216 pla­zas en los por­ches de la Bo­que­ria

El Periódico de Catalunya (Castellano) - - Gran Barcelona - E. A.

El en­quis­ta­mien­to de las di­fe­ren­cias en­tre res­tau­ra­do­res y Ayun­ta­mien­to de Bar­ce­lo­na en el dis­tri­to de Ciu­tat Ve­lla con­tras­ta con los dos acuer­dos que sí fue­ron po­si­bles en el úl­ti­mo año en el con­jun­to de la ciu­dad y en un pun­to ca­lien­te del mis­mo dis­tri­to como la Bo­que­ria, no sin crí­ti­cas de en­ti­da­des ve­ci­na­les y la CUP al go­bierno de Ada Co­lau por ha­ber con­tem­po­ri­za­do con el sec­tor. El pleno mu­ni­ci­pal del pa­sa­do ju­nio apro­bó una mo­di­fi­ca­ción de la nor­ma­ti­va de te­rra­zas, que ha­bía to­pa­do con una campaña en de­fen­sa de la pre­sen­cia de las te­rra­zas en la ca­lle im­pul­sa­da por los res­tau­ra­do­res y apo­ya­da por usua­rios y ca­ras co­no­ci­das de la ciu­dad.

La or­de­nan­za que en­tró en vi­gor en di­ciem­bre del 2013 con el go­bierno de Xa­vier Trias im­po­nía unas dis­tan­cias mí­ni­mas en­tre las te­rra­zas y ele­men­tos de mo­bi­lia­rio ur­bano para fa­ci­li­tar el pa­so de los pea­to­nes que obli­ga­ría a re­ubi­car, re­cor­tar o eli­mi­nar 2.200 de las 4.400 te­rra­zas con li­cen­cia. La mo­di­fi­ca­ción apro­ba­da por Co­lau lle­gó cinco años más tar­de, des­pués de tres años du­ran­te los que el nú­me­ro de te­rra­zas au­men­tó en unas 500, aun­que con me­nos pla­zas.

El cam­bio

La or­de­nan­za pac­ta­da con el sec­tor es­ta­ble­ce que la mi­tad de la ace­ra, des­de la fa­cha­da, de­be que­dar li­bre, pe­ro ad­mi­te os­ci­la­cio­nes de has­ta el 60% en cuan­to a las dis­tan­cias fi­ja­das res­pec­to al mo­bi­lia­rio ur­bano. Tam­bién acep­ta que las te­rra­zas no ten­gan que es­tar ne­ce­sa­ta­ble­ci­mien­tos ria­men­te fren­te a los ba­res y res­tau­ran­tes en los ca­sos de co­mer­cios his­tó­ri­cos o cuan­do el lo­cal ape­nas ten­ga fa­cha­da ca­ra a la ca­lle. Es­to en cuan­to a las con­di­cio­nes ge­ne­ra­les: las re­gu­la­cio­nes para zo­nas sin­gu­la­res pa­sa­ron a te­ner dos años de mar­gen para adap­tar­se al nue­vo en­torno, con fle­xi­bi­li­dad para ajus­tar la nor­ma­ti­va ge­ne­ral a ca­da en­torno, pro­ce­so que es­tá pro­vo­can­do ro­ces úni­ca­men­te en Ciu­tat Ve­lla.

La paz lle­gó a la Bo­que­ria el pa­sa­do mes de julio. La uti­li­za­ción de al­ma­ce­nes y ba­jos en desuso como es- de res­tau­ra­ción du­ran­te el man­da­to de Trias, con un pac­to im­plí­ci­to pe­ro sin permisos que lo res­pal­da­sen, re­vi­vió esos es­pa­cios muer­tos al pre­cio de agu­di­zar aún más la con­ver­sión del mer­ca­do en un par­que te­má­ti­co gas­tro­nó­mi­co. El acuer­do pa­só por de­jar li­bre para la cir­cu­la­ción de pea­to­nes el 50% del es­pa­cio en los por­ches que ro­dean el mer­ca­do y los ac­ce­sos a es­te y per­mi­tir la ins­ta­la­ción de 216 si­llas, el do­ble de la ca­pa­ci­dad per­mi­ti­da por el ayun­ta­mien­to has­ta ese mo­men­to.

JOR­DI CO­TRI­NA

Con­vi­ven­cia en la Bo­que­ria, tras el acuer­do de julio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.