«Exis­ten al­ter­na­ti­vas res­pon­sa­bles»

El Periódico de Catalunya (Castellano) - - Economía -

Nú­ria Soto ha si­do ya, a sus 24 años, cap­ta­do­ra de so­cios pa­ra una oe­ne­gé, ca­ma­re­ra, pro­mo­to­ra de dis­co­te­cas, au­xi­liar en una guar­de­ría y has­ta es­ta­tua en la Ram­bla. Has­ta aho­ra no ha co­no­ci­do lo que es un con­tra­to que no sea tem­po­ral y tam­po­co uno del que pu­die­ra pre­su­mir que es­ta­ba bien pa­ga­do.

Su pe­núl­ti­mo tra­ba­jo, que com­pa­gi­na­ba con sus es­tu­dios uni­ver­si­ta­rios de pe­rio­dis­mo, fue de re­par­ti­do­ra de co­mi­da a do­mi­ci­lio pa­ra De­li­ve­roo. Cuan­do no es­ta­ba en cla­se y pa­ra pa­gar­se la ma­trí­cu­la, se re­co­rría la ciu­dad con la bol­sa azul ce­les­te de la mar- ca bri­tá­ni­ca a sus es­pal­das.

«Me con­ven­ció por la fle­xi­bi­li­dad y los bue­nos in­gre­sos. Pe­ro no es ver­dad», cuen­ta. Nú­ria ex­pli­ca que el ofi­cio de ri­der no sa­le ren­ta­ble si no in­vier­tes mu­chas ho­ras, al­go que la em­pre­sa in­cen­ti­va tan­to en el pa­go, co­mo por la po­si­bi­li­dad de ha­cer más. In­sa­tis­fe­cha por las con­di­cio­nes se jun­tó con otros re­par­ti­do­res co­mo ella y mon­ta­ron Ri­der­sXDe­re­chos. Es­ta sec­ción sin­di­cal le mon­tó la pri­me­ra huel­ga de re­par­ti­do­res a De­li­ve­roo en España y ha si­do el em­brión de la que quie­re ser su com­pe­ten­cia: la coope­ra­ti­va Men­sa­kas.

Ac­tual­men­te, Nú­ria y nue­ve per-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.