El ‘jui­cio’ al jui­cio del 1-O ac­ti­va al so­be­ra­nis­mo

Par­ti­dos y en­ti­da­des per­fi­lan un des­em­bar­co en Ma­drid du­ran­te los me­ses de la vis­ta Joan Ig­na­si Ele­na ejer­ce­rá co­mo por­ta­voz per­ma­nen­te de Es­que­rra en el Su­pre­mo

El Periódico de Catalunya (Castellano) - - Portada - XA­BI BA­RRE­NA JÚ­LIA REGUÉ

Fuer­te des­plie­gue en Ma­drid de par­ti­dos y en­ti­da­des pa­ra des­acre­di­tar al Tribunal Su­pre­mo ERC pug­na­rá pa­ra que Jun­que­ras ca­pi­ta­li­ce la vis­ta y JxCat pondrá el foco en las fa­mi­lias

Fal­ta me­nos de un mes pa­ra que el pro­ce­so in­de­pen­den­tis­ta se sien­te en el ban­qui­llo de los acu­sa­dos en el Tribunal Su­pre­mo. Pa­ra en­ca­rar un jui­cio que de­ter­mi­na­rá el fu­tu­ro per­so­nal de los en­cau­sa­dos y po­lí­ti­co de to­da Ca­ta­lun­ya, to­dos los ac­to­res del so­be­ra­nis­mo es­tán pre­pa­ran­do sus es­tra­te­gias pa­ra ex­plo­tar al má­xi­mo un pro­ce­so judicial que coin­ci­di­rá con la pre­cam­pa­ña de las elec­cio­nes mu­ni­ci­pa­les y eu­ro­peas.

En el mun­di­llo ba­lon­ces­tís­ti­co se co­no­ce co­mo acla­ra­do el in­ten­to de un equi­po por de­jar so­lo a su me­jor ju­ga­dor pa­ra que él se jue­gue una ca­nas­ta ha­bi­tual­men­te de­ci­si­va. Sal­van­do to­das las dis­tan­cias, eso es más o me­nos lo que ERC es­tá tra­tan­do de ha­cer con la de­cla­ra­ción de Oriol Jun­que­ras. Des­de el lu­nes 30 de oc­tu­bre del 2017, cuan­do fue en­tre­vis­ta­do en TV-3, los ca­ta­la­nes no oyen al ex­vi­ce­pre­si­den­te del Go­vern. To­do lo con­tra­rio de lo que ha ocu­rri­do con Car­les Puig­de­mont.

Los re­pu­bli­ca­nos con­fían en que el im­pac­to me­diá­ti­co de la de­cla­ra­ción de su lí­der, que in­tra­mu­ros ha se­gui­do di­ri­gien­do con mano fir­me los de­sig­nios de la for­ma­ción, les al­can­ce has­ta la cam­pa­ña elec­to­ral de las mu­ni­ci­pa­les. Di­cho de otro mo­do, si Puig­de­mont se be­ne­fi­ció de ha­cer cam­pa­ña sin opo­nen­te en las au­to­nó­mi­cas del 2017, y ga­nó por 12.000 vo­tos, los re­pu­bli­ca­nos es­pe-

To­rra se plan­tea asis­tir a al­gu­nas se­sio­nes y

ERC bus­ca que Jun­que­ras re­cu­pe­re vi­si­bi­li­dad fren­te a Puig­de­mont

ran que, a ni­vel de im­pac­to, co­mo mí­ni­mo igua­len las fuer­zas.

Con to­do, los re­pu­bli­ca­nos pre­pa­ran un am­plio dis­po­si­ti­vo de se­gui­mien­to del jui­cio. Pa­ra la oca­sión, ERC se ha bus­ca­do, in­clu­so, un por­ta­voz que pon­de­ra­rá lo que su­ce­da den­tro de la sa­la de vis­tas. Fuen­tes re­pu­bli­ca­nas apun­tan a que es­te por­ta­voz se­rá Joan Ig­na­si Ele­na, an­ta­ño del ex­tin­to sec­tor ca­ta­la­nis­ta del PSC y ho­ga­ño agi­ta­dor a fa­vor del de­re­cho a de­ci­dir. Es­que­rra ha ele­gi­do no a un in­de­pen­den­tis­ta de rom­pe y ras­ga, sino a uno de esos per­fi­les que «am­plían la ba­se».

LLE­DO­NERS MAR­CA LA PAU­TA En Junts per Ca­ta­lun­ya se es­tán aca­ban­do de ce­rrar los fle­cos de la es­tra­te­gia, en per­ma­nen­te con­tac­to con los pre­sos en la cár­cel de Lle­do­ners, a los que el gru­po par­la­men­ta­rio vi­si­ta­rá hoy. Es un ope­ra­ti­vo com­ple­jo, que se te­je­rá en­tre par­ti­dos y en­ti­da­des so­be­ra­nis­tas, así co­mo ob­ser­va­do­res y pe­rio­dis­tas. JxCat es­tá es­pe­cial­men­te preo­cu­pa­da en dos fren­tes: la re­sis­ten­cia fí­si­ca y las garantías pro­ce­sa­les de los pre­sos, y la ne­ce­si­dad de ar­ti­cu­lar un men­sa­je dia­rio ca­ra a los me­dios, so­bre to­do tras la fa­se de la to­ma de de­cla­ra­ción de los pre­sos.

Pa­ra afron­tar es­tos ob­je­ti­vos, los pos­con­ver­gen­tes des­ple­ga­rán una se­rie de ca­be­zas vi­si­bles pa­ra tra­du­cir al len­gua­je po­lí­ti­co las cues­tio­nes cla­ve del ám­bi­to ju­rí­di­co que se va­yan plan­tean­do a lo lar­go de las se­sio­nes de la vis­ta. Es­te des­em­bar­co de re­pre­sen­tan­tes de JxCat en Ma­drid ha­rá que mu­chos dipu­tados del gru­po de­ban mul­ti­pli­car su de­di­ca­ción en­tre el Par­la­ment y la asis­ten­cia al jui­cio. Y quien no des­car­ta acu­dir a al­gu­nas se­sio­nes es na­da me­nos que el ‘pre­si­dent’, Quim To­rra, in­for­ma Fi­del Masreal.

La que se ha que­da­do sin al­ta­voz en el Tribunal Su­pre­mo es la CUP. Su úni­ca impu­tada lla­ma­da a jui­cio, Mi­reia Bo­ya, res­pon­de­rá fi­nal­men­te an­te el Tribunal Su­pe­rior de Jus­tí­cia de Ca­ta­lun­ya, jun­to a los miem­bros de la Me­sa del Par­la­ment. Eso no cam­bia su es­tra­te­gia de «pa­rar­lo to­do», des­de la pri­me­ra a la úl­ti­ma se- sión del jui­cio, aun­que bus­can el en­ca­je pa­ra que sus pos­tu­la­dos ca­len. Fuen­tes an­ti­ca­pi­ta­lis­tas in­tu­yen una «vo­lun­tad des­mo­vi­li­za­do­ra por par­te de los par­ti­dos con pre­sos», y por eso abo­gan por re­for­zar los con­tac­tos con ac­to­res so­cio­po­lí­ti­cos y sin­di­ca­les, con los que ya se mo­vi­li­za­ron con­tra la ce­le­bra­ción del Con­se­jo de Mi­nis­tros en Bar­ce­lo­na.

En cuan­to a la ANC y Òmnium, ya se han pues­to en mar­cha pa­ra no per­der su li­de­raz­go en las ca­lles. Las en­ti­da­des man­tie­nen un «con­tac­to per­ma­nen­te» y ul­ti­man los de­ta­lles de las mar­chas que ce­le­bra­rán en las prin­ci­pa­les ca­pi­ta­les eu­ro­peas y en

Ma­drid. Sus asam­bleas te­rri­to­ria­les pre­pa­ran con­cen­tra­cio­nes el día que em­pie­ce el jui­cio a las 19.00 ho­ras fren­te a los con­sis­to­rios.

El nú­me­ro dos de Òmnium, Mar­cel Mauri, arro­pa­rá a Jor­di Cui­xart y al res­to en va­rias se­sio­nes ju­di­cia­les, y no fal­ta­rá a la pri­me­ra. «Te­ne­mos que in­cre­men­tar nues­tra pre­sen­cia en Ma­drid los pró­xi­mos me­ses», co­men­tan. De la mis­ma for­ma, fuen­tes de la ANC dan por he­cha la pre­sen­cia de Eli­sen­da Pa­lu­zie.

Des­de el so­be­ra­nis­mo in­sis­ten en que «no se­rá un jui­cio jus­to» y ya han ac­ti­va­do la bús­que­da de ob­ser­va­do­res in­ter­na­cio­na­les que fis­ca­li­cen las se­sio­nes. Una pla­ta­for­ma de en­ti­da­des a fa­vor de los derechos hu­ma­nos se ha or­ga­ni­za­do ba­jo el nom­bre de In­ter­na­tio­nal Trial Watch-Ca­ta­lan Re­fe­ren­dum pa­ra ges­tio­nar su pre­sen­cia.

Es­ta or­ga­ni­za­ción fa­ci­li­ta­rá apo­yo téc­ni­co y ma­te­rial a en­tre 10 y 12 ju­ris­tas ex­tran­je­ros, ade­más de unos 12 ca­te­drá­ti­cos de dis­tin­tas uni­ver­si­da­des es­pa­ño­las, que cus­to­dia­rán las se­sio­nes y pu­bli­ca­rán sus in­for­mes. «La pre­sen­cia de ob­ser­va­do­res in­ter­na­cio­na­les ga­ran­ti­za que ha­ya un ár­bi­tro», ex­pli­ca una de las pro­mo­to­ras, la ca­te­drá­ti­ca de De­re­cho Cons­ti­tu­cio­nal Mer­cè Bar­ce­ló.

Las en­ti­da­des pre­pa­ran una gran mar­cha en Ma­drid y bus­can ob­ser­va­do­res ex­tran­je­ros pa­ra vi­gi­lar si el jui­cio es «jus­to»

Con­cen­tra­ción an­te la pri­sión de Lle­do­ners, el 2 de no­viem­bre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.