Le Pen agi­ta el de­sen­can­to en la ca­lle con la mi­ra­da en Eu­ro­pa

La di­ri­gen­te quie­re ex­plo­tar el au­ge po­pu­lis­ta en los co­mi­cios eu­ro­peos

El Periódico de Catalunya (Castellano) - - Internacional - E. C.

Ma­ri­ne Le Pen lan­zó ayer la ba­ta­lla de las elec­cio­nes eu­ro­peas del pró­xi­mo 26 de ma­yo con el vien­to a fa­vor. Ani­ma­da por la revuelta de los cha­le­cos ama­ri­llos y la pu­jan­za de las fuer­zas po­pu­lis­tas en el vie­jo con­ti­nen­te, la pre­si­den­ta de Rea­gru­pa­ción Na­cio­nal (RN) –el an­ti­guo Fren­te Na­cio­nal– quie­re ba­tir a Em­ma­nuel Ma­cron en un do­ble te­rreno: Fran­cia y la Unión Eu­ro­pea. Los son­deos le son­ríen por­que RN su­pera con un 24% de in­ten­ción de vo­to a La Ré­pu­bli­que en Mar­che (LREM) y la opinión pú­bli­ca con­si­de­ra a la ul­tra­de­re­chis­ta la prin­ci­pal ri­val po­lí­ti­ca del pre­si­den­te fran­cés, por de­lan­te de la Fran­cia In­su­mi­sa de Jean-Luc Mé­len­chon.

«En el con­tex­to de la sa­na revuelta de los cha­le­cos ama­ri­llos, es­tas elec­cio­nes se­rán la oca­sión de re­sol­ver la cri­sis po­lí­ti­ca na­ci­da de la ce­gue­ra, la in­tran­si­gen­cia y el des­pre­cio de cla­se, de la ex­po­lia­ción fis­cal y de la des­co­ne­xión hu­ma­na de un pre­si­den­te mo­les­to por sus ac­ti­tu­des, preo­cu­pan­te por sus com­por­ta­mien­tos, in­com­pe­ten­te en sus funciones», di­jo an­te en­tu­sias­ma­dos mi­li­tan­tes reuni­dos en la mí­ti­ca Ca­sa de la Mu­tua­li­dad de Pa­rís.

EL «MO­MEN­TO DE LOS PUE­BLOS» Plan­tea­da ca­si co­mo un ple­bis­ci­to so­bre Ma­cron, Le Pen qui­so de­jar cla­ro que «ha lle­ga­do el mo­men­to de los pue­blos», del triun­fo de las ideas que su for­ma­ción lle­va años de­fen­dien­do, co­mo re­cu­pe­rar la so­be­ra­nía en ma­te­ria eco­nó­mi­ca y el con­trol de fron­te­ras fren­te a la in­mi­gra­ción.

«En el Parlamento Eu­ro­peo se en­fren­ta­rán dos blo­ques ideo­ló­gi­cos: los eu­ro­peís­tas y los pa­trio­tas», se­ña-

ló. «Es­ta­mos en nues­tra ca­sa, so­mos no­so­tros quie­nes de­ci­di­mos adón­de va nues­tro di­ne­ro y que nues­tros com­pa­trio­tas y nues­tras em­pre­sas son prio­ri­ta­rios». «Son las fron­te­ras las que nos de­fen­de­rán de la de­lin­cuen­cia, de la in­mer­sión in­mi­gra­to­ria y del te­rro­ris­mo. Con no­so­tros, el

Aqua­rius no atra­ca­rá en las cos­tas eu­ro­peas», con­ti­nuó en­tre aplau­sos.

Le Pen pre­sen­tó a los 12 pri­me­ros can­di­da­tos de la lis­ta eu­ro­pea en­ca­be­za­da por Jor­dan Bar­be­lla, lí­der de las ju­ven­tu­des del par­ti­do, de 23 años, con el que es­pe­ra su­pe­rar el re­sul­ta­do que ha­ce cua­tro años hi­zo del FN el par­ti­do más vo­ta­do en Fran­cia con un 25% de los su­fra­gios y 24 eu­ro­dipu­tados. El nú­me­ro tres de la lis­ta es un an­ti­guo mi­nis­tro de Ni­co­las Sar­kozy y ex­miem­bro de Los Re­pu­bli­ca­nos, Thierry Ma­ria­ni, que ha cru­za­do la lí­nea ro­ja y se ha uni­do a Le Pen.

AP / CH­RIS­TOP­HE ENA

Le Pen, du­ran­te el ac­to de ayer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.