El Atlé­ti­co en­cuen­tra su me­jor ver­sión

El Le­van­te su­cum­bió so­lo de pe­nal­ti an­te la ver­sión más am­bi­cio­sa de los de Si­meo­ne

El Periódico de Catalunya (Castellano) - - Deportes - ALEJANDRO GAR­CÍA

El Atlé­ti­co en­fren­tó al Le­van­te con una au­to­ri­dad y una am­bi­ción co­mo no se re­cor­da­ba en un ini­cio de par­ti­do, en­tre la es­pe­su­ra ha­bi­tual de su ata­que y los plan­tea­mien­tos rá­ca­nos de Si­meo­ne. Brin­dó la pri­me­ra par­te más en­tre­te­ni­da de la tem­po­ra­da, pe­ro el día que más bus­có el gol, fue el que más le cos­tó en­con­trar­lo. Al final lle­gó, con un pe­nal­ti muy dis­cu­ti­ble, pe­ro re­afir­mó la apues­ta por el fút­bol que hi­zo Si­meo­ne.

Con Griez­mann ca­da vez más fino, el Atlé­ti­co en­con­tró un fi­lón en la ver­ti­ca­li­dad y ga­nas de Vi­to­lo, ti­tu­lar por de­lan­te del inope­ran­te Le­mar, que ge­ne­ró ven­ta­ja con con­duc­cio­nes en ve­lo­ci­dad y pases fil­tra­dos, tru­fa­da con una in­ten­si­dad, una pre­sión y una in­ten­ción ofen­si­va de to­do el equi­po que sue­le re­ser­var pa­ra las se­gun­das par­tes.

Así lle­gó un gol an­tes de los diez mi­nu­tos, que el Me­tro­po­li­tano ce­le­bró y el VAR anu­ló por una fal­ta de Ro­dri­go en el na­ci­mien­to de la ju­ga­da. El Atlé­ti­co ya me­re­cía ir por de­lan­te, y

Mu­nir debuta con el Sevilla en la fies­ta de Wi­lliams en San Ma­més

de dos años sin mar­car en Li­ga en ca­sa, Iña­ki Wi­lliams le dio la vic­to­ria al Ath­le­tic con dos es­plén­di­das ca­bal­ga­das que cul­mi­nó en gol pa­ra amar­gar el de­but de Mu­nir con el Sevilla, re­cién ad­qui­ri­do del Bar­ce­lo­na por un mi­llón de eu­ros.

Ath­le­tic res­pi­ra con un triun­fo que ne­ce­si­ta­ba pa­ra con­ti­nuar su es­ca­pa­da de los pues­tos de pe­li­gro des­de la lle­ga­da al ban­qui­llo de Gaiz­ka Ga­ri­tano, to­da­vía in­vic­to en Li­ga, y aho­ra con un triun­fo de pres­ti­gio an­te el Sevilla, con el que se en­fren­ta de nue­vo es­ta se­ma­na en Co­pa tras per­der en la ida en ca­sa (1-3).

po­co más de diez mi­nu­tos, des­pués de fir­mar el sá­ba­do, el de­but de Mu­nir co­mo se­vi­llis­ta pa­só inad­ver­ti­do en­tre el fes­ti­val de Wi­lliams, des­pués de en­trar con 1-0 por Ro­que Me­sa. lo me­re­ció con más mo­ti­vo, pe­ro no lo con­se­gui­ría has­ta la se­gun­da par­te.

El Le­van­te, que su­frió mu­cho to­do el par­ti­do, ma­nia­ta­do por los lo­ca­les, cre­yó dis­fru­tar por un mo­men­to de sus ha­bi­tua­les in­cur­sio­nes, pro­fun­das y verticales, aun­que fue­ron me­nos fre­cuen­tes de lo que hu­bie­ra desea­do Pa­co Ló­pez. Con Ko­ke om­ni­pre­sen­te en tres cuar­tos, na­da cam­bió en la se­gun­da par­te, con una po­se­sión abu­si­va de un Atlé­ti­co en cons­tan­te dis­po­si­ción ata­can­te, con la fu­ria de un ani­mal he­ri­do, vis­ce­ral, en bus­ca de un gol que se le ne­ga­ba por cen­tí­me­tros.

JUS­TI­CIA EN EL MAR­CA­DOR Des­pués de bus­car­lo por to­dos los me­dios, el 10 lle­gó con un pe­nal­ti muy cues­tio­na­ble, por una mano in­vo­lun­ta­ria de Vuk­ce­vic que cor­tó un cen­tro de Tho­mas. Griez­mann hi­zo un lan­za­mien­to im­pa­ra­ble pa­ra po­ner jus­ti­cia en el mar­ca­dor, por jue­go y por in­ten­ción.

En­tre la im­po­ten­cia del Le­van­te, el Atlé­ti­co em­pe­zó a ma­ne­jar el par­ti­do con una sen­sa­ción irreal de tra­ba­jo rea­li­za­do. Pa­co Ló­pez bus­có la reac­ción de su equi­po con los cam­bios y dis­fru­tó de al­gu­na lle­ga­da pa­ra ha­cer el empate, pe­ro el Atlé­ti­co tam­bién tie­ne un por­te­ro ex­cel­so.

El Atlé­ti­co dis­fru­tó del final del par­ti­do, en­tre cán­ti­cos a Oblak y una ova­ción a Vi­to­lo por la que ha pe­lea­do sin éxi­to du­ran­te un año. Pu­do ha­cer más go­les, pe­ro la im­pre­ci­sión lo im­pi­dió. Con la me­jor ima­gen de la tem­po­ra­da, el Atlé­ti­co man­tie­ne se fir­me y só­li­do en su apues­ta por la Li­ga, un re­to ba­ña­do de sa­tis­fac­ción y con­fian­za tras la ma­ña­na del do­min­go en el ba­rrio de Ca­ni­lle­jas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.