Con un mis­mo co­ra­zón

El Periódico de Catalunya [Català] - Dominical - - CORREO -

El otro día fui al tea­tro en mi pue­blo. Una co­me­dia. Guion acep­ta­ble, pe­ro in­ter­pre­ta­ción his­trió­ni­ca, con rit­mo de di­bu­jo ani­ma­do que anu­la­ba cual­quier atis­bo de gra­cia. Allí sen­ta­do me dio por re­cor­dar aquel mis­mo lu­gar años atrás. Man­te­nía su olor, pe­ro me­nos in­ten­so. En la puer­ta so­lía ha­ber un se­ñor con un pues­to por­tá­til don­de com­prá­ba­mos un car­tu­cho de pipas y al­gu­na go­lo­si­na más. Los do­min­gos por la tar­de era nues­tro lu­gar de re­fu­gio. Co­men­za­ba la fun­ción y a to­dos nos en­vol­vía la ma­gia de la pan­ta­lla. Em­be­le­sa­dos por las pe­lí­cu­las de ac­ción, ate­rro­ri­za­dos en las de mie­do o rien­do con los có­mi­cos, éra­mos una pi­ña pal­pi­tan­do al uní­sono con un mis­mo co­ra­zón. En el pue­blo he co­no­ci­do has­ta cin­co ci­nes y aho­ra no que­da nin­guno. Si quie­ro ver una pe­lí­cu­la de­bo des­pla­zar­me 15 ki­ló­me­tros. ¿Es­to es pro­gre­so? Ya sé que la te­le­vi­sión y las pla­ta­for­mas por­tá­ti­les man­dan, pe­ro nin­gu­na tie­ne el en­can­to de una sa­la a os­cu­ras, com­par­ti­da con otros. ¿Dón­de fue a pa­rar la cul­tu­ra del ci­ne? Al fin me des­per­ta­ron los aplau­sos y pu­di­mos sa­lir de lo que en otro tiem­po fue­ra ca­sa de la fan­ta­sía, es­cue­la de sen­si­bi­li­da­des y es­con­di­te pa­ra enamorados. Qué pe­na. AN­TO­NIO JO­SÉ GAR­CÍA GÓMEZ. VILLAFRANCA DE LOS BA­RRO S( BA­DA­JOZ)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.