El Ba­llet Na­cio­nal de Es­pa­ña ce­le­bra por to­do lo al­to sus 40 años

El Periódico de Catalunya [Català] - Dominical - - SUMARIO - POR DIE­GO BAGNERA / FO­TO­GRA­FÍA: CAR­LOS LU­JÁN

16. En por­ta­da. A sus 65 años, la ac­triz y mo­de­lo Isa­be­lla Ros­se­lli­ni si­gue dan­do que ha­blar. A la par que vuel­ve a tra­ba­jar pa­ra Lan­cô­me, pu­bli­ca un li­bro so­bre las ga­lli­nas. No es bro­ma.

El Ba­llet Na­cio­nal de Es­pa­ña – un te­so­ro ocul­to pa­ra mu­chos– cum­ple 40 años cus­to­dian­do una ri­que­za úni­ca en el mun­do: la dan­za es­pa­ño­la en to­das sus ver­tien­tes. Nos co­la­mos en un en­sa­yo pa­ra ha­cer ba­lan­ce con su di­rec­tor y co­no­cer me­jor a sus bai­la­ri­nes. En­tre con no­so­tros.

To do em­pe­zó, co­mo tan­tas co­sas en la Es­pa­ña con­tem­po­rá­nea, ha­ce 40 años. Eran tiem­pos de tran­si­ción. De po­ner en pie un país nue­vo y abier­to. En ese con­tex­to se en­car­gó al mí­ti­co An­to­nio Ga­des la crea­ción de un ba­llet na­cio­nal que cus­to­dia­ra, res­ca­ta­ra y ac­tua­li­za­se un ri­quí­si­mo re­per­to­rio de dan­zas es­pa­ño­las en pe­li­gro de ex­tin­ción: el fla­men­co, el fol­clo­re (jo­tas, sar­da­nas, mu­ñei­ras...), la Es­cue­la Bo­le­ra, la dan­za clá­si­ca es­pa­ño­la y la dan­za es­ti­li­za­da. Cua­tro dé­ca­das des­pués, es­tos gé­ne­ros bri­llan sa­lu­da­ble­men­te en una com­pa­ñía que ya re­pre­sen­ta en Es­pa­ña –y, cre­cien­te­men­te, en el mun­do– lo que los ba­llets cen­te­na­rios de la Ópe­ra de Pa­rís, la Sca­la de Mi­lán o el Ma­riinsky de San Pe­ters­bur­go.

Ca­paz de con­quis­tar a pú­bli­cos y a crí­ti­cos por don­de pa­sa y de lan­zar a fi­gu­ras co­mo Joa­quín Cortés, An­to­nio Ca­na­les, Aí­da Gómez, Lo­la Gre­co o An­to­nio Már­quez, el BNE es­tá di­ri­gi­do hoy por otra de las gran­des fi­gu­ras cria­das en sus fi­las: An­to­nio Na­ja­rro. ASU­MIR RIES­GOS. Ma­dri­le­ño del 75, Na ja­rro en­tró al BNE con 22 años y pron­to al­can­zó la ci­ma: bai­la­rín prin­ci­pal. Con so­lo 24 se vio tam­bién re­co­no­ci­do co­mo co­reó­gra­fo de la com­pa­ñía. Tras 4 años, en el 2000, de­jó el cuer­po pa­ra di­ri­gir su pro­pia com­pa­ñía y desa­rro­llar­se co­mo crea­dor, te­nien­do por ban­de­ra la fu­sión de la dan­za es­pa­ño­la con otros gé­ne­ros. Con esa mis­ma im­pron­ta vol­vió al BNE una dé­ca­da des­pués, es­ta vez co­mo di­rec­tor. Ga­nó su pla­za en con­cur­so pú­bli­co con so­lo 34 años y un pro­yec­to am­bi­cio­so que lle­va ya 7 de an­da­du­ra. Ecléc­ti­co y apa­sio­na­do, Na­ja­rro se va­cía en su ob­se­sión: lle­var la dan­za es­pa­ño­la has­ta el úl­ti­mo rin­cón del mun­do, fu­sio­nán­do­la con los len­gua­jes con­tem­po­rá­neos pa­ra dar vi­si­bi­li­dad a uno de los ma­yo­res te­so­ros cul­tu­ra­les –y co­mer­cia­les, sub­ra­ya– de nues­tro país. «No lo di­go en plan his­tó­ri­co, ins­ti­tu­cio­nal; ha­bla­mos de un len­gua­je ac­tual y su­per­mo­derno del que hoy ti­ran la mo­da y los can­tan­tes más re­vo­lu­cio­na­rios en sus ví­deos y sus pues­tas en es­ce­na. Hay que lo­grar que quie­nes nos di­ri­gen vean en nues­tra dan­za un re­cur­so real, de in­gre­so de di­ne­ro, una vi­tri­na muy po­ten­te. Y ne­ce­si­ta­mos ha­cer­lo con las ar­mas

N NO O SE PUE­DE PUE­DE BAI­LAR BAI­LAR ME­JOR ME­JOR «Hoy pue­de ve­nir al BNE cual­quier co­reó­gra­fo –di­ce – di­ce Na­ja­rro– que es­tos bai­la­ri­nes lo van a de­fen­der a muer­te. No se pue­de bai­lar me­jor». me­jor ». En la ima­gen, la pri­me­ra bai­la­ri­na Aloña Alonso con el ma­dri­le­ño Ser­gio Ber­nal, tam­bién pri­mer bai­la­rín del BNE y una de las fi­gu­ras emer­gen­tes de la dan­za es­pa­ño­la ac­tual.

MA­DRE CO­RA­JE Aloña Alonso, ma­dre de dos ni­ños, vi­ve en Va­lla­do­lid, de don­de vie­ne a dia­rio a Ma­drid: «Con­ci­liar no es fá­cil, pe­ro se ha me­jo­ra­do en te­mas de ma­ter­ni­dad. Ha­ce años a otras com­pa­ñe­ras las echa­ron. Hoy al me­nos te res­pe­tan».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.