Los dro­nes sim­pá­ti­cos

El Periódico de Catalunya [Català] - Dominical - - Firmas -

eEl Buen Pre­si­den­te del Buen Go­bierno pi­dió a la in­dus­tria ar­ma­men­tís­ti­ca que fa­bri­ca­ra bom­bas jus­tas. Con­vo­có en el Pa­la­cio del Buen Go­bierno al lobby del ca­ñón pa­ra exi­gir pro­yec­ti­les in­te­li­gen­tes que so­lo aba­tie­ran a los mal­va­dos. Uno de los di­rec­to­res ge­ne­ra­les le ex­pli­có que sus pro­duc­tos no aten­dían a los asun­tos mo­ra­les y que, en ese sen­ti­do, se com­por­ta­ban con pul­cri­tud de­mo­crá­ti­ca, un pro­ce­der que el pre­si­den­te com­pren­de­ría y aplau­di­ría: ma­ta­ban a to­dos por igual, sin dis­cri­mi­nar, fue­ran bue­nos, mal­va­dos o re­gu­la­res, ni­ños o adul­tos, pe­rros o ra­tas. ¿Aca­so la equi­dad no era el prin­ci­pio bá­si­co? El Buen Pre­si­den­te se es­can­da­li­zó con la pre­gun­ta re­tó­ri­ca, pues era com­pa­si­vo y pia­do­so, el ejem­plo de al­guien al que, en su bon­da­do­sa y siem­pre mo­des­ta opi­nión, nun­ca de­be­ría al­can­zar una bom­ba jus­ta. re­no­var los ar­se­na­les, obli­ga­ba a su en­torno a imi­tar­la, pues­to que nin­gún es­tra­te­ga, mi­nis­tro, ge­ne­ral o con­se­je­ro po­día per­mi­tir una ame­na­za de ese… ca­li­bre (chis­te de ven­de­dor de ar­mas, se car­ca­jeó el po­lí­ti­co). Así se con­se­guía el equi­li­brio: a igual nú­me­ro de tan­ques y avio­nes, igual es­pí­ri­tu de li­ber­tad. So­lo con el cre­ci­mien­to con­ti­nuo se evi­ta­ban las gue­rras y se ga­ran­ti­za­ban los in­gre­sos del Es­ta­do. Di­cho es­to, con­ti­nuó el Buen Pre­si­den­te, he­mos lle­ga­do al mo­men­to del 'por si aca­so'. ¿Y qué sig­ni­fi­ca el 'por si aca­so'?, can­tó el co­ro de pis­to­le­ros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.