¡No so­por­to caer mal!

El Periódico de Catalunya [Català] - Dominical - - Firmas Magazine -

aCada ma­ña­na, Deisy pa­sa­ba un ra­to de­ci­dien­do con qué ro­pa sal­dría de ca­sa. No era co­que­ta –¿no lo era?–, sino que te­nía un de­seo en­fer­mi­zo de agra­dar. Se de­ses­pe­ra­ba por acer­tar con el atuen­do ade­cua­do y des­pa­rra­ma­ba so­bre la ca­ma las mil com­bi­na­cio­nes po­si­bles. Al prin­ci­pio de la ac­ción, el jue­go era sen­ci­llo: es­to con es­to, pe­ro a me­di­da que la ca­ma se lle­na­ba y se va­cia­ba el ar­ma­rio, la elec­ción se com­pli­ca­ba. ¿Es­to con es­to, o con es­to…? ¿O con es­to? Re­cién du­cha­da, aca­ba­ba su­dan­do y con do­lor de es­pal­da por in­cli­nar­se y al­zar­se, in­de­ci­sa, con­vir­tien­do los jer­séis y los pan­ta­lo­nes en un re­mo­lino tex­til. Acor­da­da la ca­mi­sa y la fal­da, te­nía que pen­sar en la cha­que­ta sin per­der de vis­ta los za­pa­tos. Por eso, el chán­dal del fin de se­ma­na era un ali­vio y el lu­nes por la ma­ña­na, el ini­cio de cin­co días de du­das y desa­so­sie­gos.

Ja­más ha­bía so­por­ta­do no agra­dar. La ha­bían edu­ca­do así, de­cía, en el arte de sa­tis­fa­cer a los de­más, aun­que no pen­sa­ba en ella co­mo en una Ha­bía leí­do so­bre aque­llas mu­je­res y no se iden­ti­fi­ca­ba con el mo­de­lo, al fin y ca­bo, pro­fe­sio­nal, o con de­ri­va­cio­nes la­bo­ra­bles. Ella ja­más ha­bía co­bra­do por gus­tar ni re­ci­bi­do re­ga­los, sino que lo ha­cía por un im­pul­so irre­fre­na­ble: no so­por­ta­ba caer mal. ¡No so­por­ta­ba caer mal! ¿Te­nía que ver con el ma­chis­mo pe­lu­do y fe­roz que ma­cha­có y des­tru­yó a su ge­ne­ra­ción o se tra­ta­ba de un ca­so par­ti­cu­lar, una cir­cuns­tan­cia sub­je­ti­va y no so­cial?

Una vez re­suel­to el ves­tua­rio, el ti­tu­beo re­gre­sa­ba por si lo ele­gi­do era inade­cua­do pa­ra ir a tal o cual si­tio o pa­ra atraer a tal o cual per­so­na. In­sa­tis­fe­cha, se de­ci­día con ra­pi­dez y de­ses­pe­ra­ción por al­go que, se­gu­ro, la in­co­mo­da­ría la jor­na­da en­te­ra. Directora de un hos­pi­tal, se des­vi­vía

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.