¿Có­mo se creó la guar­dia pre­to­ria­na?

El Periódico de Catalunya [Català] - Dominical - - Conocer -

La pri­me­ra no­ti­cia do­cu­men­ta­da de los pre­to­ria­nos es del año 46 a. C., cuan­do Pu­blio Cor­ne­lio Es­ci­pión Emi­li­ano se di­ri­gió a Numancia al fren­te de un gran ejér­ci­to pa­ra aca­bar con las tri­bus cel­tí­be­ras de las in­me­dia­cio­nes del Ebro.

A su al­re­de­dor iban qui­nien­tos hom­bres de su con­fian­za que de no­che acam­pa­ban jun­to a la tien­da (prae­to­rium) de su je­fe (prae­tor). Por eso, su es­col­ta per­so­nal re­ci­bió el nom­bre de 'guar­dia pre­to­ria­na'. Des­de an­ti­guo, los gran­des re­yes con­fia­ron su se­gu­ri­dad a los más va­lien­tes en el cam­po de ba­ta­lla, co­mo la guar­dia de los in­mor­ta­les, que de­fen­dían a los so­be­ra­nos per­sas.

A fi­na­les del si­glo VIII, la es­col­ta de ho­nor de Car­lo­magno es­ta­ba com­pues­ta por 12 ca­ba­lle­ros, el mis­mo nú­me­ro de após­to­les de Je­sús. A esos no­bles se los co­no­cía co­mo los Pa­la­di­nos. Pe­ro en otros cuer­pos de guar­dia el li­na­je aris­to­crá­ti­co no era con­di­ción su­fi­cien­te pa­ra ad­mi­tir a un can­di­da­to. So­lo los más dies­tros en el com­ba­te te­nían el ho­nor de for­mar en esas uni­da­des de pro­tec­ción y vi­gi­lan­cia. En la En Es­pa­ña, la ac­tual con­fi­gu­ra­ción de la Guar­dia Real tie­ne sus orí­ge­nes en el si­glo XVIII, po­co des­pués de la lle­ga­da al trono de Fe­li­pe V, nie­to de Luis XIV de Fran­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.