La se­ño­ri­ta Za­ra vuel­ve a dar el ‘sí’

Mar­ta Or­te­ga, he­re­de­ra del im­pe­rio tex­til, se ca­sa con Carlos, hi­jo de Ro­ber­to To­rret­ta

El Periódico Extremadura - - SOCIEDAD GENTE - MAR­TA ALTARRIBA MA­DRID

El pri­mer en­la­ce se ce­le­bró en el Pa­zo de Dro­zo. Aho­ra en una de las ca­sas de Or­te­ga en La Co­ru­ña

Seis años y me­dio des­pués de su pri­me­ra bo­da, con Sergio Álvarez-Mo­ya (33 años), Mar­ta Or­te­ga (34) vol­ve­rá a dar el sí quie­ro el pró­xi­mo vier­nes, en es­te ca­so a Carlos To­rret­ta (34), hi­jo del di­se­ña­dor Ro­ber­to To­rret­ta y de­di­ca­do pro­fe­sio­nal­men­te, có­mo no, al mun­do de la mo­da.

La hi­ja de Aman­cio Or­te­ga con­traía ma­tri­mo­nio por pri­me­ra vez el 19 de fe­bre­ro del 2012 con un re­co­no­ci­do ji­ne­te y em­pre­sa­rio con el que es­tu­vo ca­sa­da so­lo dos años, a pe­sar de ve­nir de una lar­ga re­la­ción, que se ini­ció en for­ma de amis­tad cuan­do aún eran unos ni­ños, y que ha da­do co­mo fru­to un hi­jo, el pe­que­ño Aman­cio, que ya tie­ne cin­co años. Tras su di­vor­cio, el ji­ne­te (úni­co es­pa­ñol en­tre los 50 me­jo­res del mun­do) se cen­tró en su nue­vo pro­yec­to pro­fe­sio­nal, un cen­tro de al­to ren­di­mien­to pa­ra ca­ba­llos que pró­xi­ma­men­te abri­rá sus puer­tas en La Moraleja. Con Mar­ta con­ser­va una bue­na re­la­ción aho­ra por el bien de su hi­jo, aun­que su se­pa­ra­ción no fue na­da cal­ma­da.

Que las aguas han vuel­to a su cau­ce se des­pren­de de las pa­la­bras de agra­de­ci­mien­to del ji­ne­te ha­cia su ex fa­mi­lia po­lí­ti­ca, que fue un so­por­te eco­nó­mi­co im­por­tan­te pa­ra su des­pe­gue pro­fe­sio­nal. No en vano, el due­ño de In­di­tex le re­ga­ló a 273, un caballo va­lo­ra­do en 12 mi­llo­nes de eu­ros.

Po­co ten­drá en co­mún la bo­da que la hi­ja del hom­bre más rico del país pro­ta­go­ni­za­rá den­tro de unos días con la pri­me­ra. Vea­mos cuá­les son las di­fe­ren­cias:

Escenario. Si pa­ra con­traer ma­tri­mo­nio por pri­me­ra vez, los no­vios eli­gie­ron co­mo escenario el Pa­zo de Dro­zo, en Cam­bre, pro­pie­dad de la fa­mi­lia de Mar­ta (pre­via­men­te hu­bo una pre­bo­da en el Ho­tel Fi­nis­te­rre), en es­ta oca­sión la ce­re­mo­nia ten­drá lu­gar en otra de las ca­sas de Aman­cio Or­te­ga, con­cre­ta­men­te la ubi­ca­da en el co­ru­ñés pa­seo de la Dár­se­na. Pos­te­rior­men­te los in­vi­ta­dos se di­ri­gi­rán al Real Club Náu­ti­co, que el em­pre­sa­rio ha al­qui­la­do por 25.000 eu­ros. La fies­ta aún se alar­ga­rá has­ta el día si­guien­te en el Cen­tro Hí­pi­co Ca­sas No­vas, que el pa­dre de la no­via man­dó cons­truir en su día pa­ra ella en La­rín.

In­vi­ta­dos. La bo­da ac­tual se pre­vé mu­cho más ín­ti­ma que la que pro­ta­go­ni­zó en su día con Sergio Álvarez-Mo­ya. Si a aque­lla asis­tie­ron 200 per­so­nas, que tu­vie­ron que se­guir en su ma­yo­ría la ce­re­mo­nia re­li­gio­sa en una pe­que­ña ca­pi­lla virtual que fue cons­trui­da es­pe­cial­men­te pa­ra la oca­sión (so­lo ca­bían 12 per­so­nas y el res­to si­guió la ce­re­mo­nia a tra­vés de pan­ta­llas de plas­ma), el se­gun­do ma­tri­mo­nio –por lo ci­vil– so­lo con­ta­rá con me­dio cen­te­nar de in­vi­ta­dos. Aun­que, eso sí, los fas­tos del día si­guien­te en Ca­sas No­vas po­drían lle­gar a al­ber­gar a 400 per­so­nas en­tre fa­mi­lia­res y ami­gos, que han re­ci­bi­do la in­vi­ta­ción a la bo­da con vía What­sApp a mo­do de sa­ve the da­te (re­sér­va­te el día). Pro­ta­go­nis­mo especial ten­drá evi­den­te­men­te el pe­que­ño Aman­cio. En su pri­mer en­la­ce fi­gu­ra­ron VIP’s co­mo At­hi­na Onas­sis, que po­dría re­pe­tir aho­ra, y Ain­hoa Arte­ta, es­po­sas de ji­ne­tes a la sa­zón, y en la ac­tua­li­dad di­vor­cia­das de ellos. La so­prano in­clu­so can­tó en la ce­re­mo­nia el Ave María de Gou­nod.

El ves­ti­do. Aun­que na­da se sa­be del di­se­ño que lu­ci­rá, hay quien apues­ta por que el di­se­ña- dor ele­gi­do se­rá su sue­gro, Ro­ber­to To­rret­ta. Pa­ra su pri­me­ra bo­da, Mar­ta Or­te­ga con­fió en su ín­ti­mo ami­go, el es­ta­dou­ni­den­se de ori­gen cu­bano Nar­ci­so Rodríguez, un look que com­ple­ta­ba un pre­cio­so ra­mo ela­bo­ra­do por el fran­cés Thierry Bou­temy.

Re­ga­los de bo­da. Igual que hi­zo en su pri­mer en­la­ce, Mar­ta Or­te­ga ha rehu­sa­do re­ga­los de bo­da. De nue­vo ha re­cu­rri­do a la so­li­da­ri­dad y tan­to ella co­mo Carlos To­rret­ta quie­ren des­ti­nar esos fon­dos a una ONG que tra­ba­ja con ni­ños que pa­de­cen pa­rá­li­sis ce­re­bral.

Carlos To­rret­ta y Mar­ta Or­te­ga, en el ‘front row’ de un des­fi­le del pa­dre del no­vio en Ma­drid. EFE / CARMEN MARTÍN

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.