La me­ta­mor­fo­sis de Prex­ton

Eduar­do Ca­se­ro ma­du­ra en un ál­bum que ex­plo­ra las emociones y ha­bla «de sen­tir­se ais­la­do, del pa­so del tiem­po y de las he­ri­das del pa­sa­do» El ca­ce­re­ño cie­rra las pri­me­ras fe­chas por sa­las del pa­no­ra­ma na­cio­nal y vi­si­ta­rá Ba­rro­co en fe­bre­ro

El Periódico Extremadura - - CÁCERES - G. GUE­RRA epex­tre­ma­du­[email protected]­pe­rio­dioc.com CÁ­CE­RES EL PE­RIÓ­DI­CO

«Es­te dis­co via­ja a otro si­tio, a otros lu­ga­res». Si Eduar­do Ca­se­ro cre­ce, Prex­ton cre­ce. El ál­ter ego ar­tís­ti­co del ca­ce­re­ño vi­ve su pro­pia me­ta­mor­fo­sis mu­si­cal y pre­sen­ta un tra­ba­jo en el que abor­da los in­te­rro­gan­tes a los que se en­fren­ta cual­quie­ra que afron­ta la ma­du­rez. ‘How the uni­ver­se works’, la tra­duc­ción de ‘Có­mo fun­cio­na el uni­ver­so’, ha­bla de «de sen­tir­se ais­la­do y en caí­da li­bre, del pa­so del tiem­po y las he­ri­das que nun­ca ter­mi­nan de ce­rrar­se, de in­ten­tar no ser de­vo­ra­dos por nues­tros pro­pios sue­ños, de vo­lar por el uni­ver­so arras­tra­dos por el pla­ne­ta.

El ca­ce­re­ño atien­de a es­te dia­rio y de­fien­de su evo­lu­ción. No cree que ha­ya cam­bia­do de gé­ne­ro ni que fue­ra el ar­tis­ta folk con el que le en­ca­si­lla­ron en ‘42’, su pri­mer dis­co. Han pa­sa­do dos años des­de su dé­but y re­co­no­ce que ha acu­mu­la­do ex­pe­rien­cias, sen­sa­cio­nes que ha que­ri­do com­par­tir en es­te ál­bum. «El an­te­rior era más in­tros­pec­ti­vo». Es­te se­gun­do que se ha gra­ba­do tam­bién en Drum&Roll Stu­dios con Ia­go Blan­co es­tá «car­ga­do de ma­ti­ces y de in­fluen­cias» por­que Eduar­do lo es­cu­cha to­do. El úl­ti­mo dis­co que se pu­so en la ore­ja fue el El ar­tis­ta de Mac Miller, el ra­pe­ro que fa­lle­ció ha­ce me­ses. Con­fie­sa que in­ten­ta em­pa­par­se de to­dos los es­tí­mu­los pa­ra com­po­ner.

Aho­ra has­ta fi­nal de año gi­ra­rá por va­rias sa­las del pa­no­ra­ma na­cio­nal pa­ra pre­sen­tar los nue­vos te­mas. Des­pués de su pa­so por Ma­drid, Vi­go y Bueu en no­viem­bre, re­co­rre­rá A Co­ru­ña el 11 de enero, Bur­gos el 8 de fe­bre­ro (La ca­sa de las mu­sas) y Bil­bao el 9 de fe­bre­ro (sa­la Co­zó tton). Ese mis­mo mes ha­rá pa­ra­da en Cá­ce­res el 23 de fe­bre­ro en la sa­la Ba­rro­co (pla­za de Al­ba­tros). Es­te re­co­rri­do lo ha­rá so­lo o con su ban­da y en al­gu­nos de sus di­rec­tos le acom­pa­ña­rá Yo, Ge­rard, un gru­po que le ayu­da­rá a ca­len­tar las ta­blas. «No me gus­ta lla­mar­los te­lo­ne­ros, so­mos com­pa­ñe­ros, es un con­cier­to de ami­gos», po­ne de manifiesto.

El ni­ño mu­si­cal que co­men- en la épo­ca de es­tu­dian­te ha cre­ci­do y man­tie­ne la mis­ma hu­mil­dad con la que ha­bla­ba cuan­do co­men­zó. Pa­re­ce te­ner las co­sas más cla­ras que en­ton­ces aun­que se re­cree aún más en las pér­di­das y si­gue a la bús­que­da pa­ra en­con­trar su ver­da­de­ro so­ni­do.De mo­men­to, él sa­be que quie­re con­tar «co­sas di­fe­ren­tes» y que es­to es so­lo «pa­so ade­lan­te».

El ca­ce­re­ño Eduar­do Ca­se­ro que aca­ba de lan­zar su se­gun­do dis­co ‘How the uni­ver­se works’ (arri­ba) y la por­ta­da del dis­co (aba­jo).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.