Sui­ci­dio am­plia­do

El Periódico Mediterráneo - - Opinión - CARLOS Hi­dal­go*

a pa­sa­da se­ma­na una mu­jer L de 37 años se arro­jó al va­cío des­de un sex­to pi­so de la ca­pi­tal mur­cia­na, con su hi­jo de 4 años en bra­zos. La mu­jer fa­lle­ció en el ac­to y el ni­ño lo hi­zo po­co des­pués en el hos­pi­tal. Des­de el pun­to de vis­ta psi­co­pa­to­ló­gi­co, aca­bar con la vi­da de otra per­so­na, ade­más de con la pro­pia, se en­mar­ca den­tro de un cua­dro de­pre­si­vo gra­ve, que in­clu­ye en el cua­dro sin­to­má­ti­co un de­li­rio de rui­na y cul­pa.

Es­ta­ría­mos así an­te lo que lla­ma­mos un Tras­torno De­pre­si­vo Ma­yor Gra­ve con sín­to­mas psi­có­ti­cos. Es­to es, una per­so­na que se en­cuen­tra de­pri­mi­da y que en el con­tex­to de su de­pre­sión pre­sen­ta unas ideas irre­fu­ta­bles e irre­duc­ti­bles a to­da ar­gu­men­ta­ción ló­gi­ca, que im­pli­can un fu­tu­ro ad­ver­so, tan­to pa­ra ella co­mo pa­ra sus se­res que­ri­dos y que, por tan­to, la úni­ca for­ma de dar fin a es­te in­ten­so su­fri­mien­to es la muer­te. Pa­ra es­tas per­so­nas, el he­cho de qui­tar la vi­da a un ser que­ri­do no es un ac­ción pu­ni­ble, mas bien lo ven co­mo un ac­to de ca­rac­te­rís­ti­cas al­truis­tas que tie­ne co­mo fin li­be­rar a otros de un su­fri­mien­to que so­lo ellos, en su de­li­rio, son ca­pa­ces de sen­tir. Es­ta so­bre­do­sis de tris­te­za pro­vo­ca­da por la de­pre­sión se sue­le dar en ca­sos de gra­ves tras­tor­nos que dis­tor­sio­nan la per­cep­ción has­ta con­ver­tir la vi­da en al­go in­so­por­ta­ble, por eso en un úl­ti­mo ac­to de amor de­ci­den ter­mi­nar con otros se­res que­ri­dos an­tes de sui­ci­dar­se. De ahí que un sui­ci­dio am­plia­do ade­más de pro­du­cir­se en el con­tex­to de una de­pre­sión gra­ve se cen­tra en el en­torno fa­mi­liar más cer­cano del pa­cien­te.

Afor­tu­na­da­men­te no es fre­cuen­te que los tras­tor­nos men­ta­les, tan­to de­pre­si­vos co­mo psi­có­ti­cos, ten­gan es­tas con­se­cuen­cias. Lo im­por­tan­te es po­der com­pren­der a la per­so­na pa­ra po­der ayu­dar­la con una te­ra­pia psi­co­ló­gi­ca com­bi­na­da con la far­ma­co­lo­gía co­rrec­ta. H *Psi­có­lo­go clí­ni­co (www.car­los­hi­dal­go.es)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.