Un fi­nal fe­liz para Juan y su sal­va­dor

El jo­ven mo­to­ris­ta bus­ca­ba al ci­clis­ta que le sal­vó de la muer­te y, por fin, lo ha en­con­tra­do

El Periódico Mediterráneo - - Comarcas - M. MI­RA co­mar­[email protected]­me­di­te­rra­neo.com LA VALL D’UI­XÓ

Juan Roig tie­ne más de 7.000 ra­zo­nes para es­tar agra­de­ci­do. Por­que en esas can­ti­da­des se cuen­tan las per­so­nas que con­vir­tie­ron su lla­ma­mien­to en re­des so­cia­les para bus­car al hom­bre que le sal­vó la vi­da tras un gra­ve accidente de trá­fi­co, en un gri­to vir­tual uná­ni­me que ha te­ni­do el fi­nal fe­liz es­pe­ra­do.

Víc­ti­ma y sal­va­dor se han co­no­ci­do por­que una de las de­ce­nas de mi­les de per­so­nas a las que lle­gó su pu­bli­ca­ción de Fa­ce­book del 3 de di­ciem­bre --vi­ral en ape­nas un par de días-- era la mu­jer de ese ci­clis­ta de «45 o 50 años con bar­ba» que Juan des­cri­bió a tra­vés de Me­di­te­rrá­neo.

Con un men­sa­je pri­va­do la mu­jer se iden­ti­fi­có y po­co des­pués, los dos hom­bres pu­die­ron man­te­ner una con­ver­sa­ción te­le­fó­ni­ca in­ten­sa y lle­na de sen­ti­do.

Dar las gracias en unas cir­cuns­tan­cias co­mo las su­yas es un desaho­go. Pe­ro, ade­más, des­de el mo­men­to en que op­tó por pe­dir co­la­bo­ra­ción en su bús­que­da re­cu­rrien­do a un en­gra­na­je de co­ne­xio­nes prác­ti­ca­men­te in­fi­ni­tas que avan­za­ba co­mo una ma­rea a ba­se de clics, la his­to­ria de Juan se con­vir­tió en una apues­ta por la es­pe­ran­za de mu­chos co­no­ci­dos y tam­bién cien­tos y cien­tos de ex­tra­ños que, con­mo­vi­dos por su re­la­to, com­par­tían des­de Te­ruel, Ga­li­cia o Ma­drid.

Juan se re­cu­pe­ra po­co a po­co de un accidente que le pro­vo­có le­sio­nes muy gra­ves y quien le sal­vó pre­fie­re man­te­ner­se al mar­gen por­que, co­mo sue­le su­ce­der en es­tos ca­sos, la bon­dad y el al- truis­mo no quie­ren de ex­hi­bi­cio­nes pú­bli­cas. En cual­quier ca­so, que es­tas si­tua­cio­nes tras­cien­dan no de­jan de ser un bál­sa­mo para una so­cie­dad can­sa­da de con­flic­tos y pro­ble­mas.

Co­ne­xio­nes es­pe­cia­les Mu­chos han si­do los que se han sen­si­bi­li­za­do con Juan Roig, aun­que en­tre to­dos, qui­zás lla­ma la aten­ción el men­sa­je de una madre. La de Ser­gio Folch, el jo­ven de On­da que ca­si pier­de la vi­da en un en­cie­rro de to­ros y que pro­ta­go­ni­zó ha­ce al­gu­nas se­ma­nas un mo­vi­mien­to en re­des bas­tan­te si­mi­lar: mi­les de per­so­nas mos­tran­do su apo­yo y su ca­ri­ño, a la es­pe­ra de su re­cu­pe­ra­ción. Es­ta mu­jer, que re­ci­bió tan­tas mues­tras de ca­ri­ño cuan­do más fal­ta le ha­cían, qui­so ha­cer lo pro­pio con una fa­mi­lia que no ol­vi­da­rá es­te fi­nal de año del 2018. H

Con más de 7.000 per­so­nas im­pli­ca­das y de­ce­nas de mi­les de im­pac­tos se pu­do lo­grar el re­en­cuen­tro

▶▶ Sal­va­do ▷ Juan Roig.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.