Los Re­yes Ma­gos y el be­lén

El Periódico Aragón - - Opinión - F. Ja­vier Fer­nán­dez-Gi­ro Za­ra­go­za

La ca­bal­ga­ta más an­ti­gua co­no­ci­da en Es­pa­ña es la de Al­coy (Ali­can­te). Se­gún el Dia­rio de Barcelona tu­vo lu­gar por pri­me­ra vez es­te des­fi­le de pas­to­res, gru­pos de dan­za, mú­si­ca y pa­jes pre­ce­dien­do a los Re­yes de Orien­te, tam­bién lla­ma­dos ma­gos por­que má­gi­ca­men­te traen re­ga­los. Co­mo ya es tra­di­cio­nal en Za­ra­go­za, el 5 de enero tie­ne lu­gar es­ta ma­ni­fes­ta­ción de ale­gría, luz y so­ni­do con bo­ni­tas ca­rro­zas y per­so­na­jes in­fan­ti­les. «Será una ca­bal­ga­ta de los sue­ños de los ni­ños y tie­ne que tras­la­dar­les al mun­do de los cuen­tos de esa no­che má­gi­ca», se­gún anun­ció la vi­ceal­cal­de­sa y edi­la de Cul­tu­ra, Sa­ra Fer­nán­dez.

La ca­bal­ga­ta con­ta­rá con com­pa­ñías lo­ca­les de tea­tro, cir­co, ani­ma­ción, mú­si­ca y dan­za que con­ver­ti­rán el es­pec­tácu­lo en un via­je en el tiem­po. No que­re­mos que esa bo­ni­ta y lu­mi­no­sa ca­bal­ga­ta al fi­nal se des­luz­ca con un bo­rrón inacep­ta­ble pa­ra los ca­tó­li­cos co­mo ocu­rrió en años an­te­rio­res. Los Re­yes Ma­gos no vi­si­ta­ron el mag­ní­fi­co be­lén de la pla­za del Pilar, ni pre­sen­ta­ron sus ofren­das a ese ni­ño Dios que na­ció pa­ra cre­yen­tes y no cre­yen­tes. Fue­ron mi­les los za­ra­go­za­nos, ni­ños y ma­yo­res, los que se sin­tie­ron de­frau­da­dos sien­do el ni­ño Je­sús el per­so­na­je prin­ci­pal del des­fi­le. Él, a cam­bio del ofre­ci­mien­to que se de­be ha­cer, re­ga­la a to­da la tie­rra amor, es­pe­ran­za, paz y ale­gría. Su­pon­go que sus ma­jes­ta­des se­rán re­ci­bi­dos en la Pla­za del Pilar por el ac­tual al­cal­de de la ciu­dad y que los ma­gos, an­tes de sa­lu­dar des­de el bal­cón del ayun­ta­mien­to a los za­ra­go­za­nos, vi­si­ta­rán el be­lén y su por­tal pa­ra do­nar sus pre­sen­tes.

Es­te sen­ci­llo ac­to se omi­tió en años an­te­rio­res. Des­pués sus ma­jes­ta­des en esa no­che má­gi­ca, con­ti­nua­rán su ca­mino ha­cia las ca­sas de los za­ra­go­za­nos pa­ra de­jar­les los re­ga­los que so­li­ci­ta­ron en sus cartas. «Acer­car la cul­tu­ra es de­ber de los po­de­res pú­bli­cos, pe­ro no ocul­tan­do el ori­gen de la his­to­ria y las tra­di­cio­nes».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.